Archive for 2008

Llevo algún tiempo pensándolo... Y no es que no me apetezca escribir. Sino que por una vez me apetece que escribáis l@s que me leeis... La propuesta es fácil. Voy a poner una foto para que me veáis. Y con lo que sabéis de mí l@s que me seguís, me gustaría que me describieseis un poco en los comentarios... Igual me llevo un chasco y no funciona la idea... Pero en fin... Aquí tenéis un par de fotos (mi faceta infantiloide y mi faceta... emmmm, en fin, que ya las veis... )









Buona notte a tutto il mondo.

Hoy no me apetece escribir...

Posted by : Any R 22 Comments
Hace mucho tiempo que no encuentro un trébol de cuatro hojas. Hace años, unos 7 u 8, no podía evitar encontrar alguno simplemente bajando la vista al suelo. Pero luego ni buscándolos era capaz de localizar ninguno. No soy una persona muy afortunada y eso lo sé. Aunque como dice siempre mi madre, nadie se acostumbra a ello...

Hace una semana envié mi ordenador a servicio técnico. Volvió el día 23. Menudo regalazo habría sido... si lo hubieran reparado. Ya no sé si llevarlo de nuevo o pasar un poco de todo... Quedármelo como funciona y olvidarme de más.

Ayer fue una noche muy fría. Fui al cine a ver "El intercambio". Una película alucinante. Hacía tanto frío que cuando salimos del cine los cristales del coche estaban congelados. Me pasé unos 10 minutos intentando descongelar la luna delantera, hasta que realmente podía ver. El cristal de la ventanilla de mi lado lo bajé para limpiarlo, pero a mitad de camino volvía a estar empañado. Y mi coche no tenía un gran sistema de aire con el que se arreglase... No me excuso, fui una idiota... En lugar de doblar en la calle en la que lo hago siempre, un Audi me exasperó y tomé otro camino... En lugar de seguir por ese camino, decidí de todas formas tomar un atajo... Paré en el ceda para dejar pasar al Audi exasperante, pero el cristal empañado de mi ventanilla me impidió ver el 306 que venía por el otro lado. Y choqué.

Un bonito regalo de navidad... Alfie ha muerto. Aunque como suele decirse en estos casos: "al menos no nos pasó nada" (salvo a mi acompañante que probablemente tenga un esguince cervical).

Y ahora mi madre sale una hora antes de trabajar porque sabe que no me he tomado nada bien el accidente. Aunque son cosas que pasan. Y no soy tan prudente como me habría gustado... Apenas dormí esta noche... No puedo dejar de pensar todas las maneras en las que podría haberse evitado... Sé que es inútil, intento no hacerlo... Pero mi cabeza mantiene un runrun constante que me impide pensar en otra cosa (además de levantarme un dolor de cabeza bestial, qué putada ser alérgica a las aspirinas...).

Feliz Navidad a todo el mundo (y no va en plan depresivo y con segundas, seguirá gustándome la Navidad).

Es en estos casos en los que esbozo una sonrisa, encojo los hombros y digo: "¿ves como soy gafe?". Porque si no me río de mí misma...


Una sonrisa por Navidad. Yo la regalaré a quien la desee. Biquiños a todo el mundo.

Feliz Navidad

Posted by : Any R 9 Comments
He recibido una carta del centro de transfusiones. Aceptan mi sangre.

Tengo tantas cosas dando vueltas en la cabeza que hoy no me esforzaré por ordenarlas. Podría intentar algo de escritura automática como hacíamos en clase de diálogos... Pero siempre me gustó mantener una coherencia mínima entre frase y frase... Sin embargo los pensamientos danzan. Viajan desde Venezuela a Madrid, deteniéndose en Vilalba, Coruña, Santiago... Hoy vuelve todo como una bofetada. Los sueños de estos días, tan agobiantes, quizás fuesen la premonición de algo... No lo sé... De todas formas en los últimos minutos he enviado dos mails. Uno para cada una de las protagonistas de mis sueños. Para la que me regala las sonrisas y para la que me las roba...

¿Sabéis lo que es intentar respirar y no poder? Probad una sauna húmeda. Esa es la sensación. Tratas de llenar los pulmones y, a pesar de que lo logras, el aire está tan caliente que no tienes la sensación de lograrlo y crees que te ahogas. He aprendido a dominar esa sensación... Cada vez que siento que me ahogo, simplemente respiro más despacio, cogiendo menos aire. Es más fácil ir poco a poco... ¿Verdad? La cautela es algo muy inteligente en los días que corren.

Me voy a la cama. A pesar de los sueños (ayer apagados por el alcohol), a pesar de la ausencia (quizás pronto pueda tenerte aquí...), a pesar de las ganas de demostrar a mi madre que el poder sobre mí se acabó esta tarde...

Sí, es hora de tirarse en la cama. Es hora de coger el DVD portatil y tragarse otro capítulo de "True Blood" (lo siento, cielo, pero hoy todavía necesito un escape de ficción y la play está ocupada...). Es hora de acurrucarme en cama y no pensar en nada más que en tu sonrisa para ahuyentar los sueños asfixiantes y poder traerte a ti a ellos.

...

Posted by : Any R 6 Comments
Es curioso, pero últimamente me cuesta menos recordar las pesadillas que los sueños... De todas formas me encantan... Esta noche, aparte de un sueño de sensación agradable (te me colaste de nuevo), le tocó volver al pasado. Supongo que se me juntaron historias, imágenes y deseos frustrados y a los que realmente temo...

Primero esa gente que reaparece pisando fuerte en tu vida, pretendiendo encontrarse con la niña a la que dejaron y volver a ser lo primero en su vida. Pero esta niña ha crecido y ya no quiere querer...

Después el final de un ciclo. Al fin, tras dos años de espera, el corto está terminado. (Pronto podréis verlo en http://www.soledadesurbanas.com/). Así que por fin ha desaparecido ese peso de mi espalda, del no poder terminar algo que no estaba en mis manos.

Además, al ver el corto, la vi a ella. Recuerdos... La sobredosis de café (5 litros), los gritos, las peleas, los planos cortados, los que fue imposible cortar... Y ella... Siempre con una caricia, con un beso, con una palabra dispuesta a calmarme. Dispuesta a hacerme sentirme en casa.

Mezcla todo con una coctelera en mi cabeza y bátelo bien. Hecho. ¿Resultado? Una pesadilla agobiante en la que me veo reducida a una suerte de pequeña criatura atada a un anillo (al más puro estilo Gollum) del que no puedo librarme. Y cuando por fin consigo tirarlo a la lava, despierto en los vestuarios de un gimnasio donde aparece ella. Quien la conozca dirá que es una niña inocente... Pero recuerdo bien aquella mirada, cuando sabía que su presencia me hacía sentirme nerviosa... Siempre supo lo que provocaba en mí y sabía explotarlo. Entonces dejaba de ser una niña inocente. Entonces bajaba ligeramente la cabeza y sus ojos se clavaban en mis labios... Y un escalofrío recorría mi espalda. Estaba perdida. Se acercaba a mí como una pantera, sigilosa y dispuesta a todo con tal de atrapar a su presa. Y me arrinconaba en una de las paredes del vestuario. Y entonces recordé que ya no llevaba el anillo. Recordé que hace tiempo que soy libre... Así que apoyé mis manos en sus hombros y la empujé. "¿A dónde vas, niña?". Dije que no... "Eres la única, nunca hubo nadie como tú". Repetí que no. Repetí el discurso que le di a otra que no era ella... "No soy la de antes. Tú me quieres, pero yo no quiero a nadie". Y me fui.

¿Pesadilla? ¿Sueño? ¿Deseo? Nunca lo sabré. Pero sí creo haber cerrado un ciclo... De nuevo me siento un poquito más cerca de encontrar mi camino.

Y un reflejo de toda la amalgama de sentimientos que tengo dentro. Cómo no... Mónica Naranjo...

Posted by : Any R 8 Comments
Hoy he decidido olvidarme del amor.

Porque hoy he asistido a una muerte innoble que no es más que una pérdida más en una batalla. Hoy ha muerto la sala Galán. El teatro, la danza, el espectáculo, ha perdido de nuevo un punto de apoyo importante.

Es triste, incluso desde fuera del mundillo, contemplar la pérdida de los cimientos culturales de una ciudad. ¿Cuántos años lleva ahí esa sala? Nadie supo decírmelo con exactitud. La respuesta de todo el mundo fue: "puffffffffff".

Las frases del día se deshacían en felicitaciones al último grupo que presentó un ensayo abierto al público (Teatro d2, magníficos como siempre) y lamentos al estilo de "todavía no me creo que este sea nuestro último día aquí".

Aprovecho para hacer un inciso publicitario: "Queremos bailar", espectáculo de Teatro d2, se estrena en la sala Nasa el 9 de Enero. Si podéis, id a verla. Es un espectáculo impactante y digno de verse. Yo estaré allí sin dudarlo.

Hoy he entrado por primera vez en la sala Galán por la entrada de los actores. Es triste, muy triste, que no pueda volver a hacerlo otra vez. Dedico mi entrada de hoy al teatro, a la sala Galán, al grupo Matarile Teatro (por sus innegables esfuerzos para mantener la sala), al grupo Teatro d2 (por conmoverme, hacerme reír, impactarme y divertirme) y a la cultura santiaguesa, gallega y española, que hoy, por desgracia, está de luto.


Requiem por un sueño

Posted by : Any R 7 Comments
Amor... ¿Qué me estáis diciendo?

Si sólo hubiese sido un comentario lo habría ignorado... Amor... Enamorada...

¿Qué es el amor? ¿Qué significa estar enamorada?

Partiendo de la base de que yo no lo sé (o mejor de que no tengo mis propias teorías), voy a ver qué dice la RAE sobre ello (me enseñaron en uno de mis anteriores trabajos que el diccionario era un complemento indispensable).

Vale, es larga, me quedo con la segunda acepción nada más, es la que más se acerca a esas ideas y teorías que se supone que no tengo. Así pues:

Amor:(Del lat. amor, -ōris).

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.


Bien, querid@s amig@s... Analicemos esto.

Punto 1: "Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae"

Bien, en este punto no os habéis equivocado. Me atrae. De un modo que ni siquiera yo puedo entender. Tras un tiempo ínfimo, tras charlas interminables que acaban en la mayoría de los casos con un "me encantas", tras conversaciones telefónicas plagadas de risas y algún que otro silencio significativo. Sí, me atrae. De un modo que no puedo explicar.

Punto 2:"procurando reciprocidad en el deseo de unión"

Vale... Obviamente, si me atrae, me gustaría atraerla, ¿no? También se da el caso... (je, :P) Así que me gusta y le gusto. Vale. Vaya...

Punto 3:"me completa, me alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear"

Me veo obligada a admitir que las mejores entradas en este blog las escribí cuando la conocí... Que desde que apareció mi creatividad se ha vuelto loca en miles de ámbitos distintos y que no sólo escribo, sino que dibujo, pinto, recorto, pego, moldeo... Así que la parte de "crear" también la acepto. "Comunicarnos" ahora... Sí, hablamos siempre que podemos. Si no podemos disponer de un ordenador la llamo. Y las conversaciones, por la vía que sea, se extienden hasta la imposibilidad de alguna de las dos de seguir hablando. Vaya, otra positiva más. ¿Qué más queda? ¿"Me alegra"? Y tanto... Hace tiempo que no sonreía así. Hace tiempo que no me quedaba ensimismada pensando en alguien y me descubría minutos más tarde con sonrisa de idiota...

Por último, "me da energía para convivir, me completa"...

El 24 de Noviembre conocí a una persona maravillosa que provoca la mayoría de mis sonrisas últimamente. Alguien que con sólo cruzar un par de palabras conmigo, con sólo darme un toque al móvil, con sólo dejarme oír sus palabras, es capaz de cambiar mi completa visión del mundo. ¿Pero, me completa? ¿Me da energía para convivir?

Puedo estar pillada por ella, puedo sentir infinidad de sentimientos con sólo escuchar su voz, puedo desear más que nada en el mundo verla frente a mí por fin y acariciar su mejilla... Pero gente... No puedo estar enamorada.

Cuando era niña pensaba que esta pasión y esta curiosidad hacia alguien era amor. ¿Pero sabéis qué? Que esto muere. Por experiencia, siempre muere. Tarde o temprano. Sin embargo, con tiempo, con "convivencia", con confianza, con conexión... Entonces sí, entonces puedo llegar a decir que realmente amo a una persona. Mirando al pasado, desde la perspectiva que la experiencia y la vida me han regalado (que sé que no es mucha, que todavía soy una pipiola), puedo decir que sólo me enamoré dos veces en mi vida. Las dos veces acabé perdiendo. Y las dos veces sentí como si me arrancasen el corazón para pisotearlo. Y esto fue porque llegó un punto en el que despertar al lado de estas personas era lo único que deseaba en mi vida. Llegó el punto en que no podía imaginar más que su olor en mi piel, su sabor en mis labios, su nombre tatuado en mi corazón...

El amor es un hijo de puta caprichoso que empieza y termina cuando menos te lo esperas. Pero para amar, al menos yo, necesito conocer a la persona a la que tengo delante. Necesito saber cómo reaccionará en cada momento al abrazarla por la espalda según su estado de ánimo; necesito conocer sus miedos y sus metas; necesito poder averiguar lo que piensa, lo que desea, con sólo ver cómo arquea una ceja, o frunce los labios, o suspira en silencio... Para amar, cada rincón de su piel debe ser una prolongación de la mía... Y siendo sincera, incluso sobre la sinceridad, sólo recuerdo así a una persona. Quise a muchas chicas, pero enamorarme... Sólo de una.


Porque hubo una época en la que mi definición del amor consistía tan sólo en la siguiente frase:


"Es cuando te acuestas pensando en alguien. Es cuando te despiertas pensando en ese mismo alguien."


Pero ya no opino así... Porque sino... ¡Cuántas veces he fracasado en el amor!



Amore Cannibale

Posted by : Any R 13 Comments



Primero subes el hombro, luego le sigue el codo, despues la muñeca mientras el hombro baja, el codo le sigue y finalmente la mano da un suave latigazo.

Ahora el otro brazo.

Alternándolos, mientras comienzas a hacer un shake de cadera... Parece mentira, yo, la niña-tabla, me enamoré de la danza. Seré mejor o peor... Pero la sensación cuando suena la música y el cuerpo comienza a moverse... Danza árabe, por supuesto... Movimientos lentos y sensuales, con todo el cuerpo participando y dejándose llevar.

¿En serio esta música no os incita a moveros? Si me lo hace a mí...

Los timbales, los tambores, las cajas, las panderetas... Tanta percusión enlazada sólo puede llevarte a seguir el ritmo con toda la pasión de que dispongas. Los cambios de ritmo, las roturas, los instrumentos de cuerda, las voces... Adoro esto... Adoro dejarme llevar, aunque me muera de vergüenza...

Centrarte en cada movimiento de tu cuerpo y poner en ello tu corazón...

Pero hoy fui un poco desastrosa... Sólo podía pensar en ti. En si algún día vendrías a la clase, en tu último mensaje... ¡Chiquilla! Ya vale... ¿Cómo has conseguido hacerte un hueco tan grande en mi mente? ¿Y en mi corazón?

Danza

Posted by : Any R 7 Comments
¿Qué pasa cuando pierdes el control de ciertas partes de ti?

Pueden ocurrir tantas cosas... Me está sucediendo a mí. Es curioso... Estoy perdiendo el control de mi corazón. Sí, ese hijo de perra que siempre consigue que lo machaquen... Se ha soltado después de tanto tiempo atado con correa corta... Y ha decidido hacer estragos.

¿Y mientras? ¿Yo qué?

Yo sonrío. Yo me quedo embobada pensando en sus ojos tristes y su sonrisa de labios tentadores. Me quedo enterrada en sus palabras, en la dulzura de su voz... E imagino su tacto, su olor, su sabor... Y me cuesta frenar las ansias de tenerla cerca.

¿Otra vez, Any? ¿Pero es que tú no aprendes?

No. No aprendo. Pase lo que pase (y pueden pasar muchas cosas) ya ha valido la pena... Por cada sonrisa que me arrancan sus palabras (TUS palabras, que sabes que escribo para ti), por cada sueño al que voy a buscarte, para luego guardarlos en la memoria y retomarlos cuando tenga que susurrártelos al oído... Porque ya no puedo evitar hablar de ti... Ya no puedo.

¿Habrá problemas?

No lo sé.

¿En qué acabará toda esta historia?

No me importa.

¿Ah, no?

No. Y no me importa porque pase lo que pase, tendré lo que hayamos vivido. Y es más de lo que hace dos semanas me habría planteado vivir... Yo seguía aquí, sola, por mi camino, como siempre. Y de pronto apareces tú, llamando mi atención desde la primera palabra que escribiste, desde las primeras frases que cruzamos, desde el primer párrafo mío que leíste. Y de pronto, ya no pude escribir sobre otra cosa que no fueras tú... Aunque no lo mencionase, aunque lo callase... Aunque no quisiese aceptarlo por miedo a hacerme ilusiones que dañasen tus preciosas alas. Y entonces decidí no hacerme ilusiones, darme la vuelta y mirarte a los ojos, mientras camino de espaldas hacia el futuro. No sé lo que vendrá, no puedo verlo. No sé si hay otra piedra que me hará caer (como ocurre siempre), no sé si habrá un foso, un barranco, un río, un acantilado, el mar, un lago... No lo sabré hasta que haya caído en él. Pero hasta ese momento, habré caminado contigo, mirando esos preciosos ojos tristes, sujetando entre las mías tus manos.

Ahora, dime tú... ¿Vas a caminar conmigo?



Versión acústica

Posted by : Any R 9 Comments
Cierro los ojos e imagino tu sonrisa.

Adelanto una mano para acariciar ese rostro tan desconocido y tan presente en mis sueños.

Pero cuando vuelvo a abrir los ojos, las luces intermitentes me golpean la retina y en mi mano hay un vaso con alguna bebida sin alcohol. Hace tiempo que decidí pasarme a lo sano...

***

Suena mi teléfono. Sonrío antes de verlo. Sé que eres tú.

Me dejo caer en la cama, con el bicho al lado. Suena un tono, dos, y al fin aparece tu voz. Mientras acaricio el lomo de la bola de pelo sin pelo que refunfuña, resopla y se da la vuelta para que acaricie su barriga, voy recogiendo tus palabras como si con ellas pudiese calmar algún tipo de necesidad. Y puedo... Puedo saciar mi sed de ti... Por ahora con tu voz al otro lado de la línea es suficiente.

***

Ayer me pasé toda la noche analizando movimientos de cierta gente. He descubierto mucho. Alguna gente tiene la manía de arrugar la nariz cuando algo le interesa o le llama la atención... Otra gente es capaz de reconocer una canción con el primer acorde y seguir haciendo lo que hacía variando el ritmo y adaptándose al nuevo. La gran mayoría bebe... Sin saber en qué punto deberían detenerse. O sabiéndolo y olvidándolo. Yo lo olvidé.

***

El mejor momento de la noche...

Salir del bar, por fin, con la cabeza dando vueltas y ganas de cerrar los ojos y dormir, sólo dormir...

Y entonces sentir la lluvia en el rostro. Apoyar la espalda contra la pared, levantar la vista al cielo y ver cómo todas las pequeñas gotas se deslizan patinando por el aire de la noche hacia tu rostro, golpeándolo con delicadeza y despertándote de nuevo. Y cerrar los ojos y sentir esos golpes con mayor intensidad. Dejar que la humedad se cuele por el cuello del abrigo y resbale hasta llegar al pecho, avivando, despertando, excitando... Y sonreir.

- ¿Nos vamos a casa?

Abrir los ojos, mirar la piedra mojada, el agua circulando por el centro de la calle, el reflejo de las farolas...

- ¿Qué hay abierto a estas horas?



Idilios (o de permitir que tus dedos escriban solos)

Posted by : Any R 11 Comments
Volvía a casa.

Hoy, después de mucho tiempo, por fin me decidí a ir al cine. Fue una tarde entretenida, de risas, de bromas, de complicidad. Una buena tarde. Película de vampiros... Cursi y mal dirigida para mi gusto. Pero de ese cursi que hace que sueltes un "ohhhhh" con cara de idiota mientras quieres averiguar cómo continúa la historia. Ya lo sabré.

Empezaba a llover. Las gotas comenzaron a caer poco a poco. Muy poco a poco. Mientras bajaba la cuesta de siempre, mi pelo se iba enredando con alguna de las minúsculas partículas de agua. Pasé la mano sobre él para apartarlo mientras me cruzaba con una pandillita de chicos. Probablemente se preparaban para el botellón.

A medida que me acercaba a casa, la lluvia se fue haciendo más intensa. Recuerdo con claridad haber mirado al cielo, haber pensado en el lugar de procedencia de cada una de esas gotas y volver la vista al suelo para sacudir la sonrisa de boba que luzco últimamente. Y entonces vi un charco en el suelo. Estaba quieto. Completamente calmado. ¿Y la lluvia? Sobre mí... Sobre las altas ramas de los árboles, sobre los techos de los coches y las casas... Pero todavía no había llegado al suelo.

Adoro la lluvia. Soy Santiaguesa. Creo que la adoro tanto como la odio... Es una sensación de angustia placentera que se te clava en el cuerpo como las gotas de lluvia fina que ni siquiera llegan al suelo. La lluvia, en Santiago, es un complemento más del paisaje, es una caricia ligera con la capacidad de alegrarnos o hundirnos en la miseria más absoluta. Mirar al cielo, pensar en algún lugar cercano a sus labios, dejar que la lluvia resbale por mi cara...


Y una canción que en varias ocasiones me arrancó más de una lágrima.



Chove. Chove en Santiago.



Chove en santiago

Posted by : Any R 14 Comments
Son curiosos los sentimientos, ¿eh? A veces no te das cuenta de que están ahí hasta que no han llegado. Sin embargo (al menos en mi caso), la mayoría de las veces veo tropezar a mi corazón mucho antes de que la piedra aparezca en el camino. (Si estuviese contándoos esta historia de palabra, ahora mismo usaría una onomatopeya para describir el sonido del tortazo).

Auch. Porque siempre duele. Hace poco, tratando de salvar los datos de mi ordenador antes de que fuese cruelmente formateado, me encontré con recuerdos de mi primera relación. En particular, me llamó la atención un vídeo que yo misma le había grabado a mi chica... Me quedé tan impresionada por el recuerdo que no pude evitar pararme a escuchar lo que decía.

"Somos como olas en el mar. ¿Lo entiendes? No, claro que no me entiendes, me estoy explicando como el culo. Lo que quiero decir es que somos olas que viajamos sin rumbo en el mar, que de pronto llegamos a una orilla. Yo soy una ola, y he llegado a tu orilla. Pero sigo estando en el mar. En cualquier momento las corrientes podrían llevarme a otro lugar. Y, aunque no sé lo que va a pasar mañana, desearía más que nada quedarme en esta orilla. Porque me encantan las playas de tu cuerpo."

Hay sentimientos que nacen de la nada. Otros van creciendo con el tiempo y se convierten en irresistibles bolas de fuego que lo arrasan todo a su paso. No podría definir qué es lo que estoy sintiendo ahora mismo. No podría. Por mucho que lo intentase, escapa de mi entendimiento. Sin embargo, lo que tengo claro, es que nunca había vivido nada así, nada tan potente, tan poderoso y tan impactante en tan poco tiempo. Y me intriga. Me intriga tanto que aunque veo ya la piedra en el camino, aunque sé que al tropezarme es probable que vuelva a romperme el corazón contra el suelo, he decidido que no voy a apartarme de este camino. Porque es algo que QUIERO vivir, es algo que NECESITO vivir. Eres algo que DESEO en mi vida.

Y que sea, no lo que dios quiera, que en estas cosas manda poco, sino lo que TÚ desees. Porque cada vez que pienso en verte, escucho a mi corazón golpeando el pecho para poder escaparse hacia ti.


Buona notte a tutto il mondo, aunque la entrada esté dedicada a una bella ragazza. Bacio mille.



A golpe de corazón

Posted by : Any R 8 Comments
Hoy he escuchado unas 5 veces la palabra Tuenti por la calle. También se ha colado algún Facebook, e incluso un messenger... Vivimos en una era distinta en la que los que no tienen un blog, una cuenta de correo electrónico, o un perfil en algún foro son bichos raros.

Recuerdo la vez que mi hermano llegó a casa hablando de "Internet". Les habían dejado probar en la facultad lo que sería el invento del siglo. Una red militar aplicada a la comunicación actual. It's fucking amazing! Yo crecí con esa red. A los 14 años tenía más amigos virtuales que reales... A los 16 dominaba el IRC y era miembro de canales temáticos desde Xena hasta "El señor de los anillos", pasando por la poesía. A los 18 podía encontrar cualquier cosa en los buscadores, simplemente cuidando un poco las palabras clave. A los 20 publicaba textos en todas las páginas que podía, para conseguir lo que siempre he deseado de mis palabras, llegar al mayor número de personas posibles, a su alma y su corazón. A los 22 abrí este blog...

Este blog...

Me ha apoyado cuando no tenía la fuerza para hablar con la gente... Sé que lo sigue mucha gente que jamás comenta, pero que quieren saber de mí, saber si estoy bien. Lo estoy. Soy una superviviente. Desde hace poco, he intentado abrirme al mundo... A todos y todas los que estén dispuestos a poner los ojos sobre unas letras ordenadas dibujando los pensamientos de una joven soñadora en ocasiones frustrada. Y ha funcionado... Hoy sois tant@s l@s que comentais a diario, l@s que me regaláis con vuestras opiniones, l@s que me animáis a seguir adelante con aquello que más me llena en la vida. Fue un acierto abrir este blog, realmente lo fue, porque me ha permitido conocer a gente a la que jamás habría encontrado de otra manera. Gente que llega a mi vida de diversas maneras y con distinta intensidad. Gente que llega como apoyo del día a día, gente que arrasa con mis sentimientos como un vendaval... No puedo más que agradecer a tod@s l@s que venís por aquí vuestro interés. El que os paréis a leer parte de mi vida, que la disfrutéis, que la comprendáis... Nunca imaginaréis lo que significa para mí. Nunca.


Mil millones de gracias.



Por aquí seguiré plasmando mi vida, plasmando mi alma y mi corazón. Vosotr@s seguid como siempre, a mi lado, caminando conmigo y sintiendo lo mismo que yo por un breve espacio de tiempo. Buona notte a tutto il mondo.

Las mismas palabras

Posted by : Any R 14 Comments
He roto tantas cadenas de mails que no sé cómo sigo viva.

Ahora mismo me he ganado otra colección de años de mala suerte en el amor. Por el contrario, si la hubiese enviado a 15 personas en un plazo de 15 minutos, entre la una y las dos de la manaña, alguien a quien quiero me diría que me ama... En fin... Dímelo igual, ¿vale? :P

Y entonces me paro a pensar en la última racha de mala suerte... Uy, qué mierda. Coincide con el momento en que me harté de las putas cadenas y decidí sufrirlas yo sola y dejar que mis amigos disfrutasen de un correo libre de porquería, al menos asociada a mi cuenta de correo.

La decisión la tomé hace mucho. Así que las amenazas ya no sirven conmigo. Se acabaron las cadenas por siempre jamás. Y así, al menos viviré rodeada de la mala suerte dominante pero con la conciencia bien tranquila de no haber jodido a mis amigos otorgándoles la misma suerte.

En fin, si alguien sabe cómo contrarrestar este tipo de maldiciones que me avise... Que sino nadie me va a querer en mi puta vida xD. Aunque todavía estoy esperando que me caiga un piano de cola encima después de aquel mail que contaba los terribles sucesos de aquellos que no hacían caso a las advertencias... Ais... En fin, de algo hay que morir. Y por dios... Que nadie me envíe más cadenas... Por favor...

Cadenas

Posted by : Any R 10 Comments
Hoy hice algo que jamás había hecho. Hoy me he ido sola a un bar. A un bar de ambiente.

Entré, las mesas estaban ocupadas. Así que tomé un par de taburetes en la barra. Uno para el abrigo y otro para mí, así me sentiría más acompañada. Pedí un té negro, pensando en alguien. Y saqué la agenda nueva para comenzar a pasar las fechas importantes. Tenía ganas de charla. Pero en fin... No se puede tener todo.

Entonces entró un chico que conocía a las dueñas. De hecho las trataba como "mamá" y "la otra mamá". Y comenzaron a hablar. De pronto, mencionó la película uqe hace tiempo tengo ganas de ver y sin pensarlo, ya le había preguntado dónde la había visto. Mala suerte, llegué tarde, no podré verla. Sin embargo me gané una conversación con ese extraño que dejó de ser desconocido cuando se le ocurrió presentarse. Nunca había conocido a alguien con tanta facilidad.

La hora siguiente la pasé sin pensar en nada más que en mi cuerpo, en sus movimientos, en la forma del velo al girarlo, en cada equivocación que tenía... Curioso, riéndome de mí misma.

Unos dinosaurios más tarde, decidí volver a casa sin paradas, era tarde.

De pronto me asaltó un súbito deseo. Quería más que nunca un beso. Pero no un beso cualquiera, no... Ese, ese beso en concreto. ¿Cuál? No me digáis que no lo conocéis? Sí, todos sabéis del que hablo. Ya veréis.

Una mirada se cruza. El destello de los ojos lo pide a gritos. Quiero un beso. Entonces te acercas tímidamente, rompiendo la barrera de seguridad. Poco a poco, sin asustarle, como quien doma a un caballo salvaje por primera vez. Cuando ya estás cerca, dejas que un pequeño roce eleve la temperatura, despierte el deseo, cree las ganas de entreabrir los labios para recibir los tuyos en una ligera caricia que despierta el ansia más profunda. Apenas unos segundos y debes decidir si lanzarte o retroceder, con resultados muy diferentes. Pero sólo quieres un beso. Sólo ESE beso. Así que dejas que tu cuerpo se arquee hacia atrás... La cabeza lo seguirá tarde o temprano, aunque luche por permancer pegada a sus labios. Y es entonces (y sólo entonces) cuando la lengua lanza un último destello, una última y fugaz caricia que humedece los labios que la respiración comenzaba a resecar. Ese punto que hace que la otra persona quiera volver a besarte otra vez. Pero como ya he dicho, tú sólo quieres ESE beso. Y ya lo tienes, guardado entre tus labios. Así que te alejas lentamente y sonríes. Sonríes como nunca en tu vida. Sonríes sin abrir la boca, sin mostrar los dientes, pero con la seguridad de que tu mirada también le sonríe. Y haciendo acopio de todo tu valor, refrenas el deseo y te levantas, dándote la vuelta y alejándote sin volver la vista atrás.

Y se acabó... Reconocéis el beso, ¿verdad? ¿No? Eso es que no sois tan adictos como yo. Porque sí, lo admito, soy una adicta a los besos. Pero no quiero desintoxicarme. Quizás algún día consiga la muerte más dulce... Sobredosis...


Y mira la hora... ¿Por qué será? ¿Me levantaré mañana?A saber... Pero oye, que nadie es capaz de dejarme tanto tiempo pegada a la pantalla y arrancarme una sonrisa al abandonarla. Gracias por ese último regalo, por esa última caricia. Curioso que en tan poco tiempo te hayas ganado una entrada dedicada a ti... xD


Sola en un bar

Posted by : Any R 15 Comments
No. Olvidad el título.

Hacía frío. Metí las libretas de los niños en el bolso para poder proteger las manos en los bolsillos. Me bajé del coche y saludé como hago siempre, agitando la mano como una niña pequeña. A alguna gente le gusta. El semáforo estaba en rojo para los vehículos, así que crucé sin miedo el paso de peatones. Las luces me marcaban que me quedaba tiempo de sobra: 15, 14, 13, 12, 11, 10...

La chica del quiosco salió a mi paso. Mi mirada se perdió en las cajas de gominolas mientras ella cerraba los laterales. "No", pensé, "galletas de dinosaurios". Así que encaminé mis pasos al siguiente cruce. Cuando levanté la cabeza quedaban 12 segundos. Apuré el paso y crucé mientras los tres últimos pitidos se acompasaban a mis zancadas. Me crucé con gente de todo tipo y condición. Muchos hacían cola para comprar castañas ante la locomotora del tren. Pensé por un instante en el cálido tacto del cucurucho de papel en mis manos. Pero las galletas de dinosaurio seguían llamándome poderosamente.

Al entrar en el supermercado, lo primero que vi fueron los regalices. Tentadores. Pero no. Hoy no. Pasé al siguiente estante, al de las galletas y no dudé ni un segundo al coger la caja. Aunque sí lo hice al levantar la vista y ver a todas las acompañantes, tentadoras, accesibles. Bajé la mirada y me dirigí a la salida rebuscando el monedero en el bolso. Saqué 90 céntimos. Uno más de los necesarios. No quería el cambio. La chica delante de mí era preciosa. Toda vestida de negro, con las uñas pintadas del mismo color y sombrero. Me quedé mirándola mientras pagaba y metía la compra en las bolsas. Realmente preciosa.

Salí de nuevo al frío abriendo la caja de galletas. Tomé la calle de la derecha y guardé los paquetitos de a tres en el bolso, deshaciéndome del cartón en cuanto me fue posible. Cambié a la calle paralela por un callejón triste y solitario, para poder cruzar el Obradoiro. Fue entonces cuando se me ocurrió dejar de ver. Me saqué las gafas y las guardé en su funda. Miré hacia delante y sólo vi siluetas y formas. ¿Y si pasa alguien conocido? Lo sentiré mucho.

Continué adelante, bajo el frío, entre sombras difusas de personas que jamás sabría si conocía, incluso al final de camino bajo la lluvia. Recuerdo ahora aquella vez que llovía cuando llegaba a casa y traté de escribir lo que sentía en forma de poesía. Nadie de los que la leyeron me entendió. Siempre pensaron que escribía sobre el amor. Y sólo escribía sobre mí, sobre todo lo que se agolpaba en mi pecho cuando sentía la lluvia sobre mi pelo... Da igual, ahora da igual. Cerré mi etapa de poeta frustrada como he cerrado tantas otras etapas en mi vida. Como seguiré cerrando muchas más.

Se hace tarde. Hoy he hablado mucho, pero he escuchado más. Y he entendido que ya no soy para nada la misma. ¿Cuántos años hace desde que recibí la crítica que decía que sólo valía para escuchar? Que nadie me contaría sus penas, porque tenía que aprender a decir algo, para que la gente no pensase que pasaba de ellos. Yo pensaba en Momo. Quería ser ella. Quería que sus sentimientos se solucionasen solos mientras yo les escuchaba hablar. Pero la vida no es una novela de Michael Ende. Ni siquiera de Follett o de Auster. La vida no es una novela. Mi vida no es una novela. Aunque a veces lo sienta. Aunque a veces lo desee. Porque sé que en algún punto la novela se acaba y dejan de suceder cosas. No, no quiero que mi vida sea una novela. Por mucho que anhele convertirme en escritora.



Porque en noches como esta...

Posted by : Any R 9 Comments
Ayer dejé las llaves del piso de Coruña sobre la mesa de la cocina. Se acabó. Un añito de mi vida en aquel lugar y cuando salí de allí el único rastro que quedaba de mí eran un par de agujeros de chinchetas en las puertas del armario... Un año... Que se dice pronto...

Me gustaría poder decir que fue el mejor año de mi vida. No, no lo fue. Tuvo sus cosas buenas. Conocí a gente maravillosa a la que me he quedado (tienen un huequecito en mi corazón y un lugar en la tarjeta SIM de mi móvil -que por cierto ayer me dijo que ya no puede tener más números... :S). Viví experiencias que jamás habría pensado... Cambié, una vez más me vi obligada a adaptarme a nuevos tiempos, a nuevas situaciones. Sin duda no soy la misma que hace un año.

Volví a sentir, me arrancaron de nuevo el corazón... Entendí que ya no soy la misma niña dispuesta a darlo todo por amor. De hecho me cuesta creer. Y el "para siempre" se ha esfumado de mis ideales. Quizás me recupere, quizás no. Creo que estar sola todo el tiempo que llevo sin alguien a mi lado es algo positivo. Estoy aprendiendo a que no vale cualquiera para acompañarme en la vida.

Y buena banda sonora para esta actualización:


"Si sólo soy parte de mil ruedas,
si soy imprescindible sólo para mí,
si veo más cuando el amor me ciega...
No necesito que me firmen por escrito
que si yo sonrío alguien más va a sonreír."


Y supongo que eso es todo por hoy. Habrá más... Más cambios, más golpes en el corazón, más gente... Habrá tantas cosas... "Tantas tantas cosas seguirán pasando"...

Buona sera!!!

Fin de un ciclo

Posted by : Any R 9 Comments
Qué decir... Que me prometí a mí misma que no iba a llorar... Snif snif...



Muchas gracias, mi lunática favorita por este premio.Y ahí vamos con las normas:

Me llega desde "Diario de una Lunátika"

1. Citar a la persona que te entregó el premio:
Mi foto ^lunatika que entiende^






2. Elegir cinco blogs de amigas y avisarlas (uy, qué difícil).

LA ESCALERA HASTA LA VENTANA (http://laescalerahastalaventana.wordpress.com/)
DESIDERÁTUM (http://dsidratum.blogspot.com/)
NoNo-mbrarte (http://nonombrarte.blogspot.com/) Nono
NoSoloBollo (http://nosolobollo.blogspot.com/) Una más de la bollosfera
Tanais (http://tanais81.blogspot.com/) Tanais y Despe


3. Cual es tu calzado favorito:

¿Ein? ¿Y esto a qué viene? Las deportivas... :S

4. Seguir visitando mi blog y los de las amigas a las que condedí el premio.

5. Poner las reglas en tu blog.

^Caminamos Juntas^

Posted by : Any R 4 Comments
Cada fibra de mi ser me gritaba: "bésala". Y mi mente me aconsejó sabiamente que la olvidase. No hice caso a ninguna de las dos.

¿Por qué cada vez que creo que podría olvidarte vuelvo a verte y tu sonrisa (siempre dedicada a otras, a mí sólo me dedicas esa mirada de "no puede ser") vuelve a traerme el recuerdo de tu olor en mi piel, de tus labios sobre los míos, de... de todo. ¿Qué cojones me pasa contigo? Como diría Mecano: "me cuesta tanto olvidarte".

Todas las señales me decían que no saliese hoy. Malos rollos por todas partes, tu canción que no dejaba de acosarme en la radio... ¿Cómo no lo vi?

Entonces se abrió la puerta del bar y cuando entró la primera chica de tu grupo me dio un vuelco al corazón. ¿Las conocía? No. Pero a ti sí. A ti... Querría poder desear olvidarte, pero sólo te deseo a ti. Sólo me gustaría besar de nuevo tus labios... Si es que me vuelves loca cada vez que te veo, aunque sólo sea eso, una mirada, un roce.

Llegó un momento en el que me volví loca... Me fui al baño, no aguantaba más. Pensé: "ojalá me siguieras...". Y allí apareciste... No ibas al baño, sólo ibas a verme. Pero te esfumaste de nuevo. Sólo puedo tener de ti roces y caricias furtivas entre miles de miradas que nos ignoran por completo.

Cuando volví, te buscaba desesperada entre la gente, disimuladamente. Pero no pude encontrarte. Y entonces una mano se coló por debajo de mi camiseta. No me hacía falta mirar. Llevé mi mano a la espalda y me la cogiste... Habría dado cualquier cosa porque no me soltases. Mierda... ¿Cómo puedes afectarme tanto? Decidí alejarme suponiendo que era lo mejor para ti. No quería esto... No quería sentir esta vorágine de sentimientos cada vez que estoy contigo. Bueno... Sí quería sentirla, pero... pero... contigo siempre fue un pero. Sabía dónde me estaba metiendo. Fui una ilusa por confiar... Fui una ilusa desde aquel día en que después de la playa me enviaste ese mensaje... Creo que fue cuando realmente me perdí entre tu sonrisa y tus caricias. ¿Para qué? Para no volver a tener más de ti... Curiosamente sigo esperando. Siempre que alguien se me acerca, le vendo un NO certificado de fábrica. Quizás porque te estoy esperando a ti... Quizás porque estúpidamente sigo pensando que mañana llamarás y me dirás que sigues sintiendo por mí ese "algo" extraño que las dos descubrimos al besarnos por primera vez.

No puedo olvidar siquiera la primera vez que te vi. Entré en el bar y tú te diste la vuelta... Me miraste... Daría mi alma por tener esa mirada cada día, cada mañana. Quizás es que soy una niña a tus ojos... Lo soy... No lo sé... Pero querría la oportunidad de quererte, de tenerte, de despertarme contigo al menos una sola mañana. Aunque quizás fuese más aterrador el tenerte a ese nivel y perderte después.

¿Estoy enamorada? Dios... No lo sé... Hace tanto tiempo que no siento nada más que esto que despierta siempre que te veo... Pero por ti, por mí, tengo que olvidarte. Por mucho que Mónica Naranjo me inste a "guardar mi libertad" para cuando quieras venir a buscarme. No vas a venir, lo sé. No sólo porque tengas a alguien ya. Sólo por el hecho de que "el quererte no lo es todo".

Dios... Necesitaba sacar esto fuera. No busco nada de ti, sólo me gustaría entender por qué en un mar de indiferencia eres la única persona que me hace sentir. Y por qué siendo ESA persona no puedo estar contigo...

Any, olvídate. Olvídate... Como dije hoy a una buena amiga, mejor es que me obligue a creer que sola estoy mejor. Duele menos...



Buona notte.

Posted by : Any R 10 Comments
Estoy borracha... Pero aún así consigo escribir correctamenrte. Es la hostia.

El caso es que hoy salí con mi niño de toda la vida. Yo intentando ligar en el Forum. Él diciéndome cómo. Más experiencia tiene, eso seguro. Al final ni experiencia ni hostias. Una chica que lo intentó con él vino a saludarme a mí y cuando quise darme cuenta su lengua estaba en mi boca. Y yo que no sé decir que no. Ni quiero, realmente. Qué jodienda.

Por qué digo lo de besar bien? Porque a los trs besos esta chica se apartó de mí y me invitó a su casa. Y yo que mañana curro. Me habría ido sino... A saber... Dios, mañana voy a morir. Alcoholizada y sin tiempo para bajar la bilirrubina... Voy a morir a manos de unos niños. Ni siquiera sé qué tengo que hacer mañana en el trabajo.

Vale, beso bien. Ahora me lo creo. Y que cuando te niegas a ir a la casa de alguien te siga besando y te diga que es una putada y que mañana pudiendo salir en un lugar que es la hostia se quede por ti... Mieeeeeeerda. No estoy yo para eso... Estoy para no estar. Mañana tendré que salir para... ¿Para qué? A veces preferiría no besar tan bien. ¿Y la gente pensando que éramos novios? Bueno, que me emparejen con él no me importa, es un gran amigo, pero... Creo que ninguno de los dos circula por el carril correcto. Y la tonta de Any acaba besando a quien se ofrezca, convirtiendo a otra chica más en un problema... Me voy a dormir, que son horas. Buenas noches a todos y todas (las todas son las que me interesan, lo siento por los todos). UN día raro pero interesante. Es la primera vez... COmo siempre... Siempre es la primera vez...

La putada de besar bien

Posted by : Any R 5 Comments
Tengo miles de pensamientos dando vueltas a mi cabeza. Es una mierda tener la mala costumbre de pensar tanto... Me siento como un grano de arroz perdido en una paella de estas que aparecen en los guiness... Quiero decir, que el mundo es tan grande y yo tan poco importante. A veces me planteo la estupidez que resulta cualquier cosa que haga, pues no va a valer de nada en el transcurso de la vida. Quiero decir... No sé... Porque ya puestos podría no importarme que la gente esté perdiendo su trabajo con la crisis, podría darme exactamente igual que miles de niños mueran de hambre en otros países... Podría simplemente echarme a dormir y dejar de pensar en toda la basura que existe en este pequeño punto del universo. ¿De qué valdrá todo lo que yo pueda hacer hoy, mañana, en toda mi existencia?

Momento metafísico, en fin... El caso es que cada vez que creo que me calmo, descubro que tengo menos claro lo que quiero hacer con mi vida. Recuerdo cuando era más pequeña, con una amiga que sólo sabía muchísimo sobre un par de temas y que envidiaba que yo dominase la base de un sinfín de ellos... Siempre le decía que quería saber un poco de todo en lugar de todo sobre pocas cosas... ¿De qué me valdrá eso en la vida más que para fracasar miserablemente? Ojalá tuviese dinero... Así, sería fácil hacer aquello que me gusta sin preocuparme por tener que "dedicarme" a algo. No tener que conseguir un trabajo y en su lugar aprender a bailar danza del vientre en condiciones; aprender y entrenar la danza en las cuerdas colgantes; mejorar mi flexibilidad y aumentar mi fuerza, moldeando mi cuerpo a base de esfuerzo; escribir, siempre que me apeteciese; dibujar de cuando en cuando; ver todas las series de tv que me interesen, todas las películas, leer todos los libros... Ayudar... Ayudar a todo el que lo necesite si está en mi mano... Viajar...

Tantos sueños y tan poca vida. Tan amplio el horizonte que me da miedo andar...

Empezaré por cerrar los ojos y olvidarme por un momento del futuro. Trabajaré en lo que pueda, ganando una mierda pero suficiente para cumplir con compromisos estúpidos (por ejemplo la factura del móvil). Volveré a las clases de danza del vientre e intentaré trabajar por mi cuenta en casa, intentando mejorar y tratando de expresar lo que siento... Porque me he dado cuenta de que el karate ya no me vale. La disciplina me ahoga... Necesito música, necesito libertad, necesito cerrar los ojos y bailar, olvidándolo todo.






P.S: Para quien se haya preocupado (que siempre pasa), estoy bien, estoy muy bien. Y hoy bailando me sentí genial. Pero de nuevo me he dado cuenta de una verdad inevitable. El motivo por el que nunca escojo un camino al 100% es porque "siempre hay alguien mejor que tú". Y si no puedo ser la mejor, no quiero dedicar mi vida a eso. Me vale sólo con disfrutarlo desde las sombras... Igual que escribir...

Confusa

Posted by : Any R 8 Comments
Me persigue esta canción.

Quizás podrías ser que como me evoca algo, sea que simplemente me dé cuenta de lo mucho que repiten esa canción y no del resto... Sí, buena explicación... Pero no.

Ayer tenía Cadena 100 puesta. Y subí algunas cosas al desván. En la sala tenían otra emisora. Sonaba Duende del sur. Suspiro. Volví a la habitación y sonaba Manolo García. No me gusta su voz, aunque sus canciones tienen un pase. Así que cambié la emisora a otra de mis favoritas: Cadena Dial. Con tan mala suerte que era la que tenían puesta en el salón. ¿Qué suena? Duende del sur.

Pensé, vale, metedura de pata, qué coincidencia. Algo normal con lo gafe/ceniza que soy... Pero a los 10 minutos cambió el locutor de la radio. Se iba el chico y llegó una chica. Dos canciones más y ¿qué vuelven a poner? Sí, esa misma: Duende del sur.

A media tarde sonó de nuevo Manolo García, esta vez en Cadena Dial, así que volví a Cadena 100. Me mantuve un rato con ella, pero finalmente quise volver a Cadena Dial y ¿qué me encuentro cuando lo hago? Pues sí, Duende del sur.

También me persigue 20 de Abril, desde que alguien me dijo que sufría el mismo mal, pero no había sido tan descarado como con esta joya que ejerce el efecto de un frío puñal en las entrañas. Uy, qué poético que m'ha quedao.

Y por si fuese poco... ¿A que no sabéis qué canción está empezando ahora mismo?


"Que suerte que te cruzaras por mi camino
señales, encuentros, caprichos del destino
olvidando lo demás
aprendiendo a caminar
crece en mi interior
hacia un ligar mejor.
Ay, duende del sur..."

Duende del sur

Posted by : Any R 9 Comments
Estos días, entre tanto recuerdo, me ha dado por pensar en gente que por una u otra cosa ya no está en mi vida. Empezaré por orden cronológico, que es como mejor se me da organizar las ideas.

María. Íbamos juntas al cole. Probablemente fuese mi primer amor. La chica de la que nunca quería separarme... Al principio no nos llevábamos bien. Yo era la típica niña pija y ella jugaba al fútbol y se llevaba muy bien con los chicos. Entonces no sé qué ocurrió y de pronto no podíamos vivir la una sin la otra... Cuando se mudó se me rompió el corazón. Y como por aquella no existía internet ni los móviles, perdimos el contacto. No sé qué ha sido de ella. Me encantaría encontrarla de nuevo, aunque la idea que tengo yo de ella probablemente no coincida con la que tenga ella de mí. De todas formas me gustaría saber qué ha sido de ella.

Nisamar. La conocí en el hospital. Enseguida me cayó bien. Ella tenía el brazo roto, a mí me habían operado de una peritonitis aguda. Compartimos un par de noches con sus respectivos días. A pesar de intercambiar teléfonos, ninguna hizo nunca una llamada. ¿Quién sabe qué será ahora de su vida?

Luego con internet llegaron un sinfín de gentes que desaparecieron casi tan rápido como habían aparecido. O amistades que duraron años y luego se esfumaron por complicar las relaciones con sentimientos más profundos... Infinidad de nombres, infinidad de personas (admito que en su mayoría mujeres) que han marcado mi alma y luego han dado un paso atrás como si no hubiesen existido jamás... ¿Y yo? Respeto el paso atrás. Sólo traté de seguir a alguien una vez y salí escaldada. Así que simplemente me retiro hasta que alguien quiera venir a por mí.

Cada persona que pasa por nuestras vidas nos deja una muesca en el corazón y se lleva algo con ella. Una frase acertada que escuché en "Herederos" mientras me quedaba un rato tirada en el sofá de casa tras llegar de un laaaargo y agradable día. Lo cierto es que me duele recordar a alguna gente. En especial a esas personas que siguen ahí, pero que han dejado de tratarte como lo hacían. ¿Se puede querer a alguien y luego borrarlo de tu corazón hasta el punto de no necesitar cruzar una palabra más con ell@s? O quizás les pase como a mí... Veo los contactos de msn de esas personas, abro la conversación, empiezo a escribir algo... Pero raramente lo envío. Nunca sé cómo serán recibidas mis palabras...

En fin, como me dijeron hace poco: "es ley de vida", unos llegan y otros se van. Ojalá pudiese conservar en una cajita de cristal a toda esa gente a la que llegué a querer tanto y a la que me gustaría seguir teniendo en mi vida. Aunque, todo hay que decirlo, de cuando en cuando surge alguien del pasado que vuelve a intentar caminar a tu lado... Es agradable encontrar a esa gente, muy agradable. En fin, la vida es como es. Y habrá que vivirla como viene. Un beso a toda esa gente que HOY está aquí conmigo.

Gente

Posted by : Any R 9 Comments
Hay veces en la vida en las que te ves obligada a dar un paso atrás y mirar todo desde una perspectiva lejana, amplia, sobrecogedora... ¿El sueño de mi vida? ¿El primero? ¿El más duradero? Lo recuerdo perfectamente... Una casita en el árbol. Como la de Punky Brewster. ¿A dónde voy con esa mierda de sueño?

Los que me conocen pensarán que desde siempre me gustó escribir, que podría ser mi sueño publicar un libro. Bueno, es cierto que con los años se ha convertido en algo muy importante para mí. Pero no lo fue desde siempre. Más bien fue desde la primera vez que me robaron una idea, que me piqué y al año siguiente fui yo la que ganó el concurso del cole. Mi apellido mal escrito en el diploma, como muchos años después en el insituto. Finalmente conseguí una segunda victoria. Aunque la más grande me la llevé de fuera del ámbito escolar. Todo para que me dejasen en ridículo...

Con los años fui interiorizando eso de escribir hasta que llegué al punto de utilizarlo sólo para mí. Ya no siento la necesidad que tenía antes de que la gente lea lo que hago y lo apruebe. Por supuesto me sigue reconfortando de un modo increíble. Pero ya no me hace sufrir una mala crítica. ¿No te gusta? Pues a mí me liberó de esos sentimientos mediante una profunda catarsis que no llegarás a sentir en tu vida.

De todas formas estoy mirando editoriales, información, ideas... Aunque todavía me queda una novela por terminar. Ahora que está tan cerca del final es cuando realmente se resiste. Podré con ella. Así empezaré en breve la siguiente, más realista, más romanticona, más centrada en todo lo que me gusta de la vida.

Es muuuuuuy tarde. Debería apagar la luz y dormir. Además el ratoncito de mi habitación querrá campar a sus anchas... Lo pillé correteando encima de la colección de "Cómo dibujar manga". Le daré un respiro por hoy.

Sueños

Posted by : Any R 9 Comments
Tuve que hacer un alto en la limpieza. Estaba saturada. Pero no de polvo (bueno, sí, también) sino de recuerdos. Estoy removiendo muchos años de mi vida, decidiendo qué memorias se quedan y cuales se van. Hay buenos y malos recuerdos. Hay risas y lágrimas. Hay dolor y felicidad. Intento deshacerme de todo, pero algunos recuerdos son tan fuertes, tan hermosos, tan intensos, dolorosos incluso, que me cuesta un mundo decidir lanzarlos fuera (y sólo llevo un estante, dios mío de mi vida...).

Sólo necesitaba expresarlo, verbalizarlo, sacarlo fuera de mí y tratar de ordenar mis ideas, de relajar mis defensas sentimentales para volver a entrar. ¿Una recomendación? Nunca, bajo ninguna circunstancia, os pongáis a ordenar vuestra vida despues de haber llorado como tontas por causa de alguna película de estas hiper-dramáticas (en mi caso "Un paseo para recordar").

En fin, the show must go on...

Pequeños fragmentos de memoria

Posted by : Any R 8 Comments
Recogiendo cosa a cosa, tramo a tramo... Ordenando en cajas casi un año de mi vida, y sólo he empezado con una estantería. He tenido que detenerme y usurpar el ordenador de mi compi de piso (el mío está en Santiago secuestrado), para olvidarme por un momento de todo. Respirar.

Y encima la constatación de que todos mis compañeros de promoción están situados de puta madre. Y yo en paro tras un encontronazo con el mundo comercial... Encontrar lo mío... Ojalá hubiese sido de esa clase de chicas que siempre tuvo claro lo que quería ser en la vida. Al menos tener opciones de intereses. Yo ni eso. Me gusta vivir distintas experiencias, pero obviamente no te pagan por eso... Me gusta leer y escribir, pero en el momento en que se convierte en un trabajo comienzo a aborrecerlo... Me gusta el cine, pero soy demasiado vaga como para trabajar en ello... No he encontrado nada que realmente me satisfaga como trabajo. Y cuando quiero trabajar en cualquier cosa, me caen críticas del palo de "eso no va contigo". ¿Y cómo coño voy a saberlo, si realmente nada va conmigo?

En fin, pero que estoy bien. xD (Cualquiera lo diría... xD) Simplemente prefiero poner un velo ante la cara y pensar en el hoy. El mañana ya llegará. Y como mi meta es llegar al mañana con la mochila llena, no me precupa nada más. Hasta que me lo ponen delante. Y la pregunta de "¿ahora qué vas a hacer?" acaba conmigo... Respirar hondo, bajar la basura y seguir adelante... No es mal plan para AHORA MISMO.

uno, dos, tres...

Posted by : Any R 4 Comments
De vuelta en casa. Ni siquiera acabé lo que tenía pensado. Así que vuelvo a casa cobrando una mierda y feliz como unas castañuelas. Estoy cerca de la gente que quiero. Estoy en casa de nuevo. Por mucho que me esfuerce en intentar asumir otro lugar como mi hogar, sé que mi sitio está aquí. De todas formas sigo queriendo volar. Y lo haré, eso seguro.

En fin, que aquí estoy, planeando no planear. Esperando a mi hermano en casa, que probablemente esté borrachiño en algún bar, llorando por una relación de casi 10 años que se ha roto. Y mi madre y yo en la sala esperándole. Cosas que pasan. Mi madre nerviosa. Yo no. O sí. Preocupada, quizás. Porque sé que es un chico que se lo guarda todo...

En fin, la batería del portatil se está quejando, así que tendré que apagarlo y centrarme en "El juego de tu vida"... Es lo que hay a estas horas. Aunque me quedaría mejor con internet... Al menos hay más donde elegir... En fin, a ver si me puedo ir a dormir pronto. Buona notte a tutto il monto.

Wellcome home

Posted by : Any R 10 Comments
Bueeeeeno. Tras un largo paseo de un par de horas por la ciudad de Pontevedra (y después de perderme al intentar volver desde la zona vieja), he llegado a la conclusión de que me gusta esta ciudad. Zonas verdes, parques infantiles, puentes, edificios antiguos y nuevos con cierto encanto especial... Nunca me había paseado por aquí, y la verdad es que me encanta.

Por lo demás... Sigo con las ideas bastante claras. O confusas, pero al menos ideas hay...

Hoy fue el día de las llamadas. Lo cierto es que fue agradable hablar con gente de siempre, con los conocidos/amigos/familia (que ya no son menos). Malas noticias en su mayoría... Es triste... Pero siempre hay que seguir adelante. Tengo ganas de volver a casa y recibir algunos abrazos. Tengo ganas de regresar y dar yo algunos abrazos...

Estoy algo dispersa hoy. Ha sido un día extraño y surrealista. Quizás con la ducha que me espera antes de ir a comer e ir a trabajar me aclare un poco las ideas. Tengo ganas de meterme debajo de la enorme alcachofa (en serio, es enorme) y dejar que el agua se lleve lo que quiera que haya en mi cabeza... Limpiarme por fuera para aclarar lo que hay dentro...



Gracias a todas las que seguís leyendo y comentando este blog. Sois parte de mi ánimo de cada día. Un besazo enorme a todas. En la medida de lo posible iré devolviéndoos las visitas. Besos.
Posted by : Any R 4 Comments
11:44 - Hace un ratillo que podría haber ido a mirar si la habitación del hotel está lista. Pero aquí no se está mal y hay conexión a internet (aquí= bar en algún lugar de Pontevedra). Hasta las 4 no entro a trabajar, hasta las 2 no quedé con mi jefe de grupo para comer. Así que hay tiempo. El tiempo que me dé un té para que la gente del bar no me mire mal... Supongo que luego me iré hasta el hotel a reconocer la habitación antes de conocer a mi compañera. Quizás, como supongo que no habrá wi-fi, me dedicaré a leer o a escribir hasta la hora de comer. Luego tendré que ponerme la máscara de "comercial" e intentaré aprender a mentir y a que no me importe. Al menos la experiencia me está ayudando...

El sábado hubo comida familiar en casa de una de mis tías. Mis actuaciones en ese tipo de actos se resumían en ocupar una esquina con un libro en las manos. Curioso... Tras una semana en este trabajo, en lugar de eso, me dediqué a hablar con toda la asistencia, sin importarme el límite de edad, jugar con las primas pequeñas, planear idioteces con mi prima (el camino de Santiago desde París, que lo haré algún día, lo prometo). Soy distinta. No me canso de decir que he cambiado, porque cada día cambio un poquito más. Me he convertido en una persona distinta a la que era cuando entré en la facultad por primera vez, con la carpeta entre los brazos, intimidada por el enorme hall que luego se convirtió en mi hogar. He cambiado mucho con respecto a la pipiola que pensaba comerse el mundo cuando acabó la carrera y empezaba las prácticas en una pequeña empresa que acabó aletargando mis ansias de volar. Ya no soy la misma que salió llorando de allí al darse cuenta de que había terminado una época importante de su vida, y que ahora podría empezar algo distinto. Y sobre todo, no soy para nada la misma que aceptó el último trabajo, pese a sus dudas y sus temores. Soy la que ahora piensa en encontrar algo que realmente le guste, no acomodarse, no permanecer siempre en el mismo lugar. Sea EE.UU., sea cualquier parte de España... Sea lo que sea, voy afilando las alas y ahuecando las plumas para que las alas corten el viento, quizás por primera vez en mi vida. ¿Decidida? No, nunca lo estoy, soy dudosa por excelencia... De todas formas aquí estoy, y pase lo que pase creo que comenzará por volver a casa, regresar al nido para coger fuerzas y saltar de nuevo a por todas. Así que Santiago me espera. Ahora sólo tengo que decidir qué hago con lo que tengo entre las manos...

11:44 De la mañana...

Posted by : Any R 10 Comments
Bueeeeno. Hoy no ha sido tan mal día... Sigo creyendo que no aguantaré demasiado en el trabajo. Quizás sea mejor cuando me cambian a stand. Al menos será diferente. Lo intentaré. Pero lo que es en calle, ni de coña. Demasiadas horas, demasiado pateo (eso sí, mis gemelos se están haciendo de oro, y mis antebrazos, biceps...)

De todas formas no me quiero dedicar a esto. Un mes, dos como mucho. Cuando se acabe mi período de formación, por ejemplo... Depende todo de cómo me vaya... 15 días en Coruña, 15 días fuera... No sé si aguantaría ese ritmo, lo que está claro es que conocería sitios y tendría tiempo para escribir, para leer, para pensar en la vida...

He pensado seriamente en meterme en el ejército. Siempre ha sido algo que me ha llamado mucho. Tengo cierta vocación por ayudar, por ser de utilidad... Y por probar... ¿Por qué no?


Por cierto, a todas las que me habéis comentado, mil millones de gracias. Ahora mismo no tengo tiempo para leeros con la atención que merecéis... Así que de nuevo gracias... Me hacéis sonreír y eso últimamente es difícil.

¿Planes?

Posted by : Any R 8 Comments
Estoy muerta. EL nuevo trabajo es psicológica y físicamente matador... Supongo que habrá a quien no se lo parezca. No sé... Sólo sé que todavía amaneceré a miércoles y que quedan jueves y viernes con suerte de no tener que pringar ya el sábado...

Se me cierran los ojos y no tengo demasiado que decir, aunque puede que sí mucho que contar... Pero falta tiempo. Faltan tiempo y ganas.

Tengo ganas de un abrazo... Tengo ganas de que venga alguien y sin decir ni mú (que estoy hasta las narices de pedirlos), me abrace con todas sus fuerzas. (Gracias por intentarlo, Yu, pero a pesar de que ya casi te va saliendo natural, los abrazos dejan mucho que desear... ;) jejeje).

Bueno, me voy a la cama ya, que mañana toca madrugar de nuevo y hoy no tengo fuerzas para elegir cómo voy a disfrazarme cuando me levante.



Buenas noches (o buenos días, o buenas tardes...) a todo el mundo.
Posted by : Any R 11 Comments
¿Qué puñetas es eso del amor? Recuerdo las películas de Disney de cuando era niña. Tenía que haber un príncipe azul por ahí escondido para mí. Nunca llegué a encontrarlo. Y con el tiempo el príncipe destiñó y se quedó en una magnífica princesa púrpura, triste y melancólica, inalcanzable, irreal y prohibida.

Me temo que ya no creo en el amor. O al menos no como antes. O sí, creo en ÉL, pero no creo ser capaz de volver a dejarme llevar por sus tibias manos. Sé que lo sentí, sé que quise como nunca pensé que pudiera hacerlo, sé que era enamoradiza y que la primera persona que respondiese a una de mis miradas acarameladas podía ser objeto de mi obsesión... Pero eso se acabó.

No es que me levantase un día y dijese: "Ya no quiero enamorarme más". La idea de que ya no creo en el amor es algo sencillo, algo que no brotó de la nada sino que surgió del día a día, del paso a paso, del darme cuenta de que en mí fallaba algo... Y vendrá todo el mundo a darme palmaditas en la espalda y a decirme que ya será menos... No, no es menos. Realmente no me siento capacitada para volver a querer como lo hice. Algo se rompió. "Ya aparecerá la persona adecuada". Lo dudo. No creo en el amor a primera vista. Nunca lo he sentido, y mira que me he enamorado unas cuantas veces. No me va a pasar. Porque no soy así... Y las últimas veces que he empezado a sentir algo por alguien, siempre eran casos imposibles, siempre defendiéndome a mí misma. Y aun siendo imposibles, también me alejaba en cuanto creía que podía llegar a sentir más. ¿Y la lucha? ¿Que hay de aquella niña dispuesta a darlo todo por amor? ¡Ahhhhh, murió!

No voy a enamorarme. Al menos en mucho tiempo. ¿Cuánto tarda en curar un corazón roto? ¿Cuánto tardas en recuperar la confianza perdida? ¿Se puede arreglar el desaguisado que llevo dentro? Yo creo que no. Puede que me equivoque, y así lo espero. Pero desde hace algún tiempo tengo la sospecha de que hay ciertas cosas que se han acabado para mí. No quiero pena, ni lástima, ni nada por el estilo. Sólo trato de explicarme muchas cosas, de entender mis sentimientos. Sólo trato de saber qué tengo dentro de mi cabeza y de mi corazón. Y aunque llore como una niña viendo "Un paseo para recordar", creo que se ha terminado el sentir en mi propia piel el dolor de un corazón herido por amor. Hay cosas más importantes en las que pensar...


Amor, amor, amor...

Posted by : Any R 9 Comments
Hoy paseando por la calle escuché a un santiagués hablando con unos turistas. Les decía las frases que tantas veces he pronunciado yo: "Santiago es mucho más bonito cuando llueve". Siempre lo he creído así. Pero también he creído siempre que los que pensamos eso somos esos santiagueses melancólicos que entienden la vida como una serie de penurias que la hacen más triste para ver más luminosos los momentos agradables.

Después de un rapapolvos de una persona que realmente me importa mucho, me he quedado por los suelos. Soy una persona dudosa por naturaleza, así que cuando alguien me dice que no voy por el camino correcto, acabo rallándome de mala manera. ¿Voy por el buen camino? Oh, mierda... ¿Qué más dará? El día que vea que me he equivocado sólo tengo que escoger un buen lugar con una buena vista y repetir la escenita del árbol... No pensaba que su opinión contase tanto para mí. Creo que ella no pensó que yo pudiese llevarle la contraria... La echaré de menos, la verdad. La echaré mucho de menos... Pero oye... Mi vida es mi vida... Y su manera de vivir no tiene por qué ser la mía...


Sí, Any, repítelo... a ver si así te lo crees... Volvemos a encender el modo melancólico...

Otra vez...

Posted by : Any R 10 Comments
Tengo 10 minutos, pero espero poder terminar. Diooooos, vida a 200km/hora siempre... xD

Nos quedamos en un salto a una rama a unos cuantos metros de distancia. Pues bien. Salté. Agarré la rama con una mano y pude sentir cómo resbalaban mis dedos sobre la rugosa corteza antes de caer al vacío. Bueno, no al vacío, a 5 metros estaba el suelo esperándome. Todavía no sé cómo lo conseguí, pero estiré un brazo y me agarré con fuerza. El tirón de la inercia casi me arranca el brazo de su sitio y el dolor me hizo soltarme. Así que caí de nuevo, esta vez sin posibilidad de redendión, pero a sólo 2 metros del suelo. Todo mi cuerpo golpeó el suelo acolchado de hojas y ramas. Sí, caí en plancha.

Mis amigos se acercaron sin poder pronunciar ni una palabra. Para ellos, aquella figura inmóvil estaba muerta. Era imposible haber sobrevivido a esa caída. Con miedo y a pequeños pasitos se fueron acercando hasta rodearme. ¡¡¡Entonces yo me puse en pie y salí corriendo!!! ¡No pensaba dejar que me pillasen tan fácilmente! Pero una muy poco considerada amiga que con mi reacción se olvidó de mi caída, se lanzó sobre mí en un brutal placaje que acabó hundiendo mi cara en la tierra. Sabía extraña cuando me vi obligada a mastigarla para poder rendirme y que saliese de encima de mí...

Supongo que de alguna manera esa caída se quedó gravada en mi mente como un final, o un nuevo inicio, o como lo que podía haber sido. En fin, que me he pasado de tiempo y me tengo que ir corriendo a mi último entrenamiento por una buena temporada. Así que os dejo con el final de la historia con la certeza de que sigo viva y entera y que no me quedaron excesivas secuelas de aquella caída (ya tenía que estar muy mal para saltar desde allí... :D).



Besos a tod@s los que os vais incorporando a mi vida.
Posted by : Any R 4 Comments
Vaaaaaale. Dos puntos antes de continuar con los recuerdos iniciados ayer.

1. Siento haber dejado las cosas a medias. Pero en serio... Necesitaba dormir...

2. Ya tengo trabajo. A ver si puedo defenderme en otros ámbitos.


Y sin más dilación continúo con la historia que se había quedado en un susto: "bu".

Recibí un puñetazo por ese susto. A una de mis amigas no le hizo gracia (era la que iba delante y salió corriendo y gritando por un simple "bu"). Tras esa pequeña inyección de adrenalina, surgió una idea en común. Teníamos el sitio, ¿por qué no hacer un juego de rol en vivo? Así me convertí en la presa, al ser la que tenía un dominio total y absoluto del territorio, mientras los demás se convertían en los crueles cazadores que me perseguirían sin descanso.

Salí corriendo mientras contaban la ventaja. Sólo contarían hasta 100. Necesitaba pensar, necesitaba tiempo, así que me metí entre los caminos que apenas lo parecían y que sólo yo conocía. Volví a la piscina, pero al otro lado. Aprovechando las enredaderas, me oculté junto al muro, en una postura un tanto incómoda que mantuve durante 20 minutos.

Cuando me di cuenta de que moverme sería un suplicio, decidí salir de mi escondite. Y sí, moverme era espantoso. Y además, no tenía ni idea de dónde estaban los cazadores sanguinarios que me perseguían. Quiso la mala suerte que estuviesen justo encima de mí. Así que cuando me di cuenta (antes que ellos) salí corriendo y me acorralé, subiendo al árbol más cercano que encontré. Ninguno de ellos podía competir conmigo. Conocía cada rama de aquellos árboles y por cada una que subiesen ellos, yo subía tres más. Así acabé a unos cinco o seis metros del suelo, tratando de huir. Por supuesto siempre hay alguno de los cazadores que toma la iniciativa y que cree poder seguir a la presa vaya a donde vaya. No faltó alguien así, que pronto me daría alcance si yo no hacía nada. Sin embargo, no podía pasar a otro árbol, pues mis perseguidores estaban a la altura del último cruce entre ramas de distinta raíz. Así que hice lo único que podía hacer para huir: salté.




Bueno, parece que las interrupciones no me dejarán continuar hoy tampoco... Pues lo dejaremos para mañana... Lo siento, pero el deber de buena compi de piso y buena amiga me llama. Tengo que llevar a mi cojito particular al médico. Y cuando vuelva continuaré con otro de los blogs: "Mujeres, Sueños compartidos", que lleva esperando más tiempo. Así que lo siento muchísimo, peeeero... de nuevo: CONTINUARÁ.
Posted by : Any R 6 Comments
Hoy he sentido tantas cosas juntas. Me he enfadado, me he emocionado, me he decepcionado, me he sorprendido... Hoy ha sido un día intenso, a falta de un calificativo mejor. Me gustan los días intensos. Me hacen sentirme viva.

Y como últimamente la cosa va de recuerdos, recuerdo el día que más viva me sentí en toda mi vida. Pensé que moriría. Quizás esa cercanía a la muerte fue lo que me hizo sentir más cerca mí misma. O quizás simplemente fue la adrenalina. Vete tú a saber...

Era 24 de Agosto. Alguna que lea esto sonreirá y dirá "¡Anda, tu cumpleaños!" y los que me conocen de hace poco pensarán que está loca. No, ese no es el día de mi cumpleaños, pero fue la fecha que escogí para celebrarlo un par de años. Era una calurosa tarde de agosto cuando nos perdimos en aquel lugar que infantilmente sigo llamando Lothlorien.

Se nos ocurrió acudir a las ruinas de aquella enorme piscina para jugar una inocente partida de rol de Vampire. Sin embargo, cometí el error de invitar a amigos que no apreciarían la diversión potencial de estar sentados alrededor de un libro lanzando unos dados. Hay quien no otorga poder a su imaginación... El caso es que a la hora ya se habían cansado y de la partida ya no quedaba ni un vestigio. Así que cuando una de mis amigas me preguntó si le podía indicar dónde podía "ir al baño", me alegré ante la perspectiva de poder alejarme un poco de mi estrepitosa y fracasada fiesta de cumpleaños.

Sin embargo, mi amiga no quería ir al baño. "Te vi la cara de aburrimiento" comentó, "así que pensé que podíamos intentar darles un susto. Y lo hicimos, vaya si lo hicimos. Al más puro estilo Rambo, nos recorrimos la finca entera dando un rodeo para aparecer por otro lugar. Cuando los encontramos ya nos buscaban, así que fue fácil hacerlos saltar con un simple "bu".




Me temo que esta vez me he excedido... Son las 2:22 de la mañana y mis ojos no soportan más ordenador. Así que dejaremos el resto de la historia para mañana. Aunque duermo poco, algo sí lo necesito. Y mañana me espera otra entrevista de trabajo. Así que la almohada y Cooper me miran incitándome a descansar mi larguísimo cabello sobre ellos. Lo siento, gente, pero creo que voy a rendirme. Buenas noches, o lo que queda de ellas...

Hoy

Posted by : Any R 3 Comments
Recuerdo un día en clase. Por aquel entonces yo no escribía. Era mi mejor amiga la que ganaba todos los concursos de relatos. Aquella excursión comenzó a cambiar las cosas. Visitamos un nuevo estadio deportivo, que se convirtió en un gimnasio y palacio de conciertos más tarde. Todavía recuerdo la visita como si fuese ayer...

Nos mandaron escribir una redacción sobre todo lo que vimos. Con la edad que teníamos (andaríamos por los 9 añitos, quizás 10), la mayoría de los alumnos copió a pies juntillas el folleto que nos dieron a la entrada: número de butacas en las gradas, número de salas, capacidad, tamaños... Pero no fue eso lo que a mí me llamó la atención. Desoyendo los sabios consejos de mis compañeras, las niñas aplicadas de la clase, entre ellas mi mejor amiga, me dediqué a contar cómo había sido la visita. Incluso relaté de un modo eufórico cómo nos habíamos enfrentado a las niñas de otro colegio, gritando el nombre del nuestro y apagando sus voces con las pateadas en las gradas. Recuerdo haber escrito algo así como "que se enteren de que con los del Pio XXII no se puede". Al leer la redacción, mis compañeros se reían de mí. "Fina te pondrá un 0". La profe de gallego era propensa a repartir collejas. Sobre todo a la gente a la que más cariño le tenía, era su modo de demostrarte que quería que hicieses las cosas bien. Y yo siempre había creído caerle bien.

Entregué la redacción con la cabeza bien alta. Me ganaría la colleja y el 0, pero haría las cosas a mi manera.

Esperé el capón cuando Fina entregó las redacciones. Pero en lugar de eso, a mí no me devolvió la mía. Me pidió que me acercase y que leyese mi redacción al resto de la clase. No había problema. Siempre fui la chica rara que llama la atención, así que la vista de tanta gente sobre mí lo único que conseguía era enrojecerme las orejas... Leí las palabras, pero no como habría leído cualquier otra cosa. Las representé, viviendo de nuevo aquellos momentos, el enfrentamiento, los gritos y las patadas en las gradas... Los compañeros, esperando una bronca por parte de la profesora, intentaron aplacar la ira con sus aplausos. A fin de cuentas les encantaba que yo diese el espectáculo... xD Pero esa esperada bronca se convirtió en una enhorabuena. "Vuestra compañera me ha contado una excursión. Los demás habéis copiado datos. En su redacción pude oler el aire acondicionado, pude vivir vuestro enfrentamiento con las chicas del otro colegio, pude saber qué habíais hecho. Muy bien, Ana, tienes un positivo."

Describir lo que sientes, lo que hueles, lo que ves... Necesitas que la otra persona lo sienta... Desde entonces he intentado escribir así... En el cole era famosa por regalar historias a las chicas guapas, convirtiéndolas en las heroínas de cuento de hadas que yo creía que deberían protagonizar. Alguna nunca llegó a creer que era así como yo la veía... Lástima.

Bueeeeeno... ¿Qué ha pasado? Realmente no tenía nada de lo que escribir. Pero al pensar simplemente en escribir, recordé aquel momento... De todas formas eso sólo despertó mi curiosidad. Aunque creo que fue ese mismo año cuando gané mi primer concurso literario... Quizás os lo cuente otro día...



Buona notte a tutto il mondo.

Recuerdos

Posted by : Any R 5 Comments
Estoy un pelín colocada. Mi cuerpo no soporta bien el paracetamol. Es decir, mis riñones no lo depuran en condiciones (por eso de que me falta una encima y me sobra bilirrubina... cosas médicas que nunca llegaré a entender). Pero ya no podía más. La garganta me mataba y o me tomaba algo (las opciones se resumen al paracetamol puesto que soy alérgica al ibuprofeno y al ácido acetil salicílico), o pasaba una noche como la de ayer, despertándome a cada poco con el dolor inmenso que supone tragar. Ahora, gracias al paracetamol, parece que puedo hacerlo sin poner una cara excesivamente rara como llevo haciendo el resto del día.

Hoy ha sido un día extraño. Me he quedado dormida y en lugar de levantarme a las 9 me levanté a las 12. Horror, porque luego todo el día ha sido un no hacer nada constante. Ni escribir, ni limpiar, ni recoger... Un nada de nada. A ver si esta noche duermo mejor y mañana me pongo las pilas con la casa, la comida y compañía.

Este fin de semana ha sido intenso, agradable, divertido... Algo me dice que quedan cosas buenas por venir, aunque no me gusta pensar eso porque puedo decepcionarme. Me han llamado de un trabajo... El miércoles tengo una entrevista. Sin embargo, con la voz como la tengo, no sé si pasaré la prueba para teleoperadora... Se intentará al menos... El paintball del domingo fue genial. Tengo moratones por todas partes, incluso un chichón en la cabeza... Pero da igual. Nos reímos, nos picamos, nos pegamos bolazos... Estar todos juntos así fue algo agradable. Hacía tiempo que no tenía ocasión de disfrutar algo así.

En fin, que son horas de irse a la cama, a ver si el paracetamol me echa una mano y puedo dormir mejor que ayer. Siento no estar demasiado inspirada y publicar esta entrada prácticamente insulsa (retiro el prácticamente). Mañana será otro día... Tengo mucho que escribir, mucho que actualizar y mucho que poner al día.
Posted by : Any R 3 Comments

Bueno. Muchos se preguntarán por qué el cambio. No es la primera vez. Probablemente no sea la última. Recuerdo las quejas de que mi blog no se leía. Bueno, quizás ahora sea más fácil. No lo sé. Quizás algún diseñador podría decirme si ha mejorado o ha empeorado la cosa… En principio se quedará así una temporada. Sé que hay quien decía que mi identidad viajaba con las letras de sangre sobre la oscuridad del abismo, pero siempre he querido llegar al mayor número de gente. Así que intento vocalizar en escrito, quizás no suene tan personal, pero mantengo que lo importante son las palabras.

El cambio trata de reflejar un poco las variaciones que se están produciendo en mi vida y en mi interior. Están cambiando tantas cosas, tan deprisa... Como siempre. También he decidido agregar algunas cosas más, como enlaces a otros Blogs y similares. Porque realmente necesito relacionarme con gente, incluso a través de un medio frío y falso como es internet (frío porque no es real; falso porque no acerca a la gente, sino que intensifica la distancia acercándonos a lo que no podemos poseer).

Me siento sola. Da igual que muchos se alcen en armas y me digan que es una estupidez, que tengo a mucha gente que me quiere a mi alrededor. Me sigo sintiendo sola. Por más que algún amigo o amiga me regale algún abrazo, por más que tenga que robar otros cuantos… Me sigo sintiendo sola. ¿Por qué? Joder… Si lo supiese lo habría solucionado, ¿no? Soy un poco tonta, pero no tanto…

He vuelto a hablar sola, lo admito. Cuando no hay nadie en el piso (me niego a llamarle casa por si tengo que abandonarla en breve, dolerá menos de esa forma), me paseo como un fantasma de la sala a la cocina, a mi habitación, recorro el pasillo… Comento estupideces conmigo misma, respondiéndome lo idiota que parezco. Pero lo sigo haciendo. Entonces algún vecino pone la música a tope y me encierro en un mundo de ordenadores y cascos, con la música alta para no escuchar ni mis propios pensamientos.

A pesar de todo la novela avanza a grandes pasos. Se mueve como el ser vivo que por fin me he dado cuenta que es. Pronto publicaré el último capítulo de un fanfic que significó un tímido principio y que será el final más grande al que me haya enfrentado en mi vida. Quizás por eso lo temo y lo rehúyo.

Hoy he vuelto a perderme en los inseguros trazos del lápiz entre mis dedos, dibujando en el papel un rostro de mujer. Hacía tiempo que no lo disfrutaba como hoy, mientras el resto de los habitantes intentaban solucionar un problema de conexión a internet. Ahora tengo las acuarelas aquí al lado, y algo me dice que no podré dormir hasta que las saque y regale a mi personaje algunos trazos de color. Iré pues cuanto antes, porque creo que también necesito perderme un poco en el mundo de los sueños. Porque no recuerdo ninguno últimamente, pero sé que son de lo más agradable que encuentro hoy en día en mi vida. Y por una temporada, me apetece soñar.


P.D: Es curioso que al releer todo esto parezca que estoy triste o afligida. No es cierto. No, no lo es. Sólo estoy cansada. Cansada de nada. Y, por supuesto, el piloto de la melancolía continúa encendido.

Cambios

Posted by : Any R 9 Comments
Bueeeeeeno. Tenía que encenderse la bombillita del Modo Melancólico. Sí, tenía que venir a hundirme un poquito. Eran horas, el subidón de la libertad no podía durar mucho tiempo. Ahora la libertad se me cae encima y estoy deseando una cadena a la que poder agarrarme. Más que nada para no caer más al fondo.

Sólo hay un problema (sí, claro, qué amable, sólo uno...): que no sé lo que quiero. ¿Qué hago? A medida que las puertas se van cerrando, cada vez me cuesta más decidir lo que quiero hacer. ¿Me voy a Barcelona? ¿Valencia? ¿Madrid? No tengo absolutamente nada más que amistades en cualquiera de esos lugares. Muy buenas amistades, pero que no me pueden dar la seguridad que tengo aquí. Normal... A fin de cuentas son amigos, no familia... Y a fin de cuentas, están todos en mi situación o similares. Lástima, era un buen momento para desplegar las alas y probar hasta donde puedo ser capaz de llegar.

Me acaba de dar la pájara... Estoy inscribiéndome en ofertas de trabajo de Valencia. ¿Por qué no? Conozco a gente allí, más de la que conozco en Coruña incluso... Me gusta la ciudad, no es excesivamente caro vivir en ella y sería toda una experiencia. ¿Si saliese algo, por qué no irme a visitar a toda la gente de allí a la que adoro? Y quizás haga lo mismo con Madrid y Barcelona.

Caray... Cómo cambio en media hora de forma de pensar. Soy libre, leñe, era lo que necesitaba. Deja de deprimirte y melancolizarte y lánzate a la vida con los brazos abiertos. ¡Imos aló!

MODO MELANCÓLICO ON

Posted by : Any R 2 Comments

Hoy me desperté con un susurro en mi oído. No, amigos y amigas, no dormí acompañada. ¿Entonces?, os preguntaréis. Creo que yo me cuestiono lo mismo. Esta mañana sonó el despertador a las nueve. Como todas las mañanas desde hace una semana y media, decidí que nadie me espera y que puedo remolonear en la cama, con la radio puesta. En esos momentos de duermevela, pegada a la pared y abrazada a mi cojín-vaca, escuché una voz en mi oído que me susurraba mi nombre con una dulzura que no pudo evitar que se erizase la piel de todo mi cuerpo.

- - Ana…

Sólo eso. Mis ojos se abrieron como platos y no pude seguir remoloneando. Me levanté y apagué la radio. No podría decir que fue real. Quizás de nuevo ciertos sueños se empeñen en perseguirme, como hace unos años. Quizás tengo alguna vecina que comparte mi nombre y su madre se lo gritó llegando a mis oídos como un susurro. No lo sé. Creo que nunca llegaré a saberlo. Sin embargo la sensación de inquietud permanece conmigo.

Susurros en la oscuridad

Posted by : Any R 2 Comments

Contengo un suspiro antes de comenzar a escribir. Hay tanto que me gustaría decir. Hay tan poco que pueda expresar… Podría empezar diciendo cómo me siento. Pero realmente no lo sé. Así que empezaré por explicar algo que me pasó hace unos días, el mismo día que salí con lágrimas en los ojos del que creía mi hogar tras un año de convivencia.


Tenía un té delante de mí. Ella pidió otro. Podía verla sobre el hombro de mi compañía, ladeando ligeramente la cabeza en un gesto que más bien parecía la muestra de que ponía mucho interés a la conversación que manteníamos. Hablábamos del té.

La camarera le trajo su pedido y ella lo sirvió ceremoniosamente. Cogió entre sus dulces manos la tetera y vertió su contenido en la taza. Luego abrió el azucarillo y lo sirvió. Después añadió la leche y con la cucharilla removió el brebaje como una bruja. Pues es cierto, me había hechizado. No podía dejar de fijarme en su piel morena, en sus bucles de azabache, en sus redondeados labios y el lunar de su mejilla. Era una mujer increíblemente hermosa. Se llevó una de las pastas que le habían obsequiado con su té a la boca y la masticó teniendo cuidado de poner siempre una mano ante la cara, demostrando la buena educación que poseía. Luego dio un largo sorbo de té, despacio, con calma, cerrando los ojos para disfrutar mejor de la intensidad del sabor. Después permaneció unos instantes con la mirada perdida hacia el exterior, permitiéndome encandilarme con sus hermosos ojos oscuros.

Pero una chiquilla rompía la tranquilidad del lugar con sus agudos berridos, comentando a sus compañeros de mesa lo malos que eran por no hacerle caso. Como si fuese tan fácil ignorarla… Así que ella, disgustada y sin acabarse el té, se levantó y se marchó. Pasó por mi lado cuando lo hizo. Y debo admitir que sin la taza de té en la mano, era sólo una chica normal, con el pelo rizo, pero ni siquiera demasiado guapa.


Empecé a pensar en cómo los momentos se mezclan con todas las pequeñas cosas para fabricar instantes en los que el mundo deja de ser real para convertirse en un cuento de hadas. Mi vida, desde siempre, ha sido algo completa y absolutamente surrealista. Un hecho, que desde luego valoro y aprecio. Imagino lo aburrido que sería de no ser así. Y no quería vivir una vida aburrida.

Todo lo que estoy experimentando en estos últimos años, parece una sucesión de catastróficas desdichas (siempre con cosas buenas por el medio, of course, nadie aguantaría tanto sino). Y a veces me paro a pensar en que mi vida comenzará cuando esta sucesión termine, cuando las cosas vayan bien. Pero no es así. Mi vida es ahora. Mi vida es esto. Mi vida… ¡¡¡es la hostia!!! Así que simplemente agarro el toro por los cuernos. Simplemente voy a VIVIR.

Y sólo porque hacía tiempo que no lo decía: Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.

La ceremonia del té

Posted by : Any R 1 Comment

Estoy furiosa. Estoy furiosa conmigo misma. Me niego a mentirle a los demás, pero no tengo reparos en venderme la fábula del siglo. Llevo tanto tiempo creyendo ser una persona que realmente no soy... Acabo de decepcionarme a mí misma más de lo que creía posible. Hoy me costará encontrar las palabras para decir lo que pretendo...

Hace algún tiempo me tomaba por alguien positiva, alguien vitalista para quien vivir era lo más importante. Y hoy me descubro haciendo un repaso siempre a todo lo malo que ha ocurrido en mi vida. ¿Y lo bueno? Ah, eh... de eso no me acuerdo. Puñetero espejo roto y reconstruido. ¡Pues claro! Tanto dibujo, tanto puzle, tanta... basura... que ya no queda de mí más que la idea absurda y soñadora que una pesimista nata quiere tener de sí misma. Bien... Afán de superación, podría serlo... Pero no lo es... No lo es porque pido un imposible, un irrealizable. Sé que no puedo, sé que hay muchas cosas que no puedo hacer. Lo sé perfectamente. Esta es una de ellas.

Creo que no puedo describir cómo me siento (aparte de la fiera que empieza a gritar en mi interior clamando comida y de la imposibilidad de respirar). Siento como si ardiese, como si dejando escapar el grito que estoy conteniendo, las llamas fuesen a inundarme. Ahora me explico muchas cosas, vaya... ¡Vaya! Bueno, vale... Acabo de tener una revelación... Qué fastidio... Qué... qué mierda... xD

Estoy muy cansada de todo. Excesivamente cansada. Pero como siempre, si algo sé, es que “esto también pasará”. Sí es milagrosa esa frase... Estoy algo más calmada... Simplemente estoy un poco harta de mi misma. Y es jodido cuando convives contigo las 24 horas al día. Quizás por eso leo, escribo, me centro en las series y películas... No quiero evadirme de la realidad, sino de mí misma... Sólo sigo escondiéndome como siempre he hecho. Y supongo que como siempre haré. ¿Cambia la gente? ¿He cambiado? ¿O simplemente continúo poniendo máscara sobre máscara para no llegar a conocerme nunca y tener una excusa para tirarme sobre la espalda drama tras drama, tragedia tras tragedia, mierda y más mierda?

En fin, respira hondo. Olvida tu enfado y continúa adelante con la frente alta y el convencimiento de que la vida seguirá hagas lo que hagas, el mundo girará contigo o sin ti. A fin de cuentas, siempre supe que soy una persona un tanto contradictoria. ¿Por qué no en esto también? Irónico... Bonito final... Justo empieza a sonar It’s a beautiful day de Sarah Brightman. Siempre me sobrecogió la única frase que no dice ella: “Un bell giorno, é un bell giorno per morire”. Como cualquier otro día... Sólo uno más, o uno menos...


Buongiorno a tutto il mondo.

It's a beautiful day

Posted by : Any R 2 Comments

Me conozco. ¿Me conozco? Sí, ¿no? Sé lo que quiero... ¿Lo sabes? A veces... A veces no es saber lo que quieres.

Soy como piezas de puzles distintos intentando encajar en el mismo marco de un cuadro disparatado. Recuerdo mi teoría del espejo, de cuando era niña. Recuerdo que solía pensar que la personalidad era como uno mismo mirándose a un espejo, viendo claramente su reflejo y reconociéndose en él. Pero entonces pasó. Sí, también recuerdo que el espejo se rompió. Ah... Culpas, culpas, culpas... ¿Para qué? ¿Qué pueden hacer los culpables? Pueden... No, no pueden.

Con ese espejo roto trato de montar un puzle imposible. Trato de crear un cuadro de lo que recuerdo de mi personalidad. Algunos fragmentos se astillaron tanto que tuve que sustituirlos con partes de otros cuadros, con dibujos hechos por mis manos, por imágenes de catálogos de revistas de lencería femenina... Otros fragmentos se rompieron más tarde, con algún golpe apasionado que los arrancó del marco y los envió al suelo, donde alguien sin fijarse los pisó hasta convertirlos en polvo. Más dibujos, más revistas, más cristales ajenos...

Y al final... Al final el cuadro va convirtiéndose en algo surrealista, impresionista, una mezcla de todos los acabados en -ista que pueda imaginar... Es la terrorífica imagen de lo que veo en mí misma, de lo que me refleja la pared a la que poco le queda ya de espejo. Veo lo que yo misma he creado, lo que voy modificando a cada instante con un nuevo retal que añadir al puchero.

Más retazos, más pedazos, más canciones sin terminar en idiomas que no comprenderé jamás. Más amores perdidos, más secretos a voces, más miradas ocultas entre la oscuridad. Más amor desperdiciado que no pertenecerá a nadie más que a mí. Por suerte, las lágrimas sí se me han acabado.

Retazos

Posted by : Any R 3 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -