Archive for diciembre 2008

Llevo algún tiempo pensándolo... Y no es que no me apetezca escribir. Sino que por una vez me apetece que escribáis l@s que me leeis... La propuesta es fácil. Voy a poner una foto para que me veáis. Y con lo que sabéis de mí l@s que me seguís, me gustaría que me describieseis un poco en los comentarios... Igual me llevo un chasco y no funciona la idea... Pero en fin... Aquí tenéis un par de fotos (mi faceta infantiloide y mi faceta... emmmm, en fin, que ya las veis... )









Buona notte a tutto il mondo.

Hoy no me apetece escribir...

Posted by : Any R 22 Comments
Hace mucho tiempo que no encuentro un trébol de cuatro hojas. Hace años, unos 7 u 8, no podía evitar encontrar alguno simplemente bajando la vista al suelo. Pero luego ni buscándolos era capaz de localizar ninguno. No soy una persona muy afortunada y eso lo sé. Aunque como dice siempre mi madre, nadie se acostumbra a ello...

Hace una semana envié mi ordenador a servicio técnico. Volvió el día 23. Menudo regalazo habría sido... si lo hubieran reparado. Ya no sé si llevarlo de nuevo o pasar un poco de todo... Quedármelo como funciona y olvidarme de más.

Ayer fue una noche muy fría. Fui al cine a ver "El intercambio". Una película alucinante. Hacía tanto frío que cuando salimos del cine los cristales del coche estaban congelados. Me pasé unos 10 minutos intentando descongelar la luna delantera, hasta que realmente podía ver. El cristal de la ventanilla de mi lado lo bajé para limpiarlo, pero a mitad de camino volvía a estar empañado. Y mi coche no tenía un gran sistema de aire con el que se arreglase... No me excuso, fui una idiota... En lugar de doblar en la calle en la que lo hago siempre, un Audi me exasperó y tomé otro camino... En lugar de seguir por ese camino, decidí de todas formas tomar un atajo... Paré en el ceda para dejar pasar al Audi exasperante, pero el cristal empañado de mi ventanilla me impidió ver el 306 que venía por el otro lado. Y choqué.

Un bonito regalo de navidad... Alfie ha muerto. Aunque como suele decirse en estos casos: "al menos no nos pasó nada" (salvo a mi acompañante que probablemente tenga un esguince cervical).

Y ahora mi madre sale una hora antes de trabajar porque sabe que no me he tomado nada bien el accidente. Aunque son cosas que pasan. Y no soy tan prudente como me habría gustado... Apenas dormí esta noche... No puedo dejar de pensar todas las maneras en las que podría haberse evitado... Sé que es inútil, intento no hacerlo... Pero mi cabeza mantiene un runrun constante que me impide pensar en otra cosa (además de levantarme un dolor de cabeza bestial, qué putada ser alérgica a las aspirinas...).

Feliz Navidad a todo el mundo (y no va en plan depresivo y con segundas, seguirá gustándome la Navidad).

Es en estos casos en los que esbozo una sonrisa, encojo los hombros y digo: "¿ves como soy gafe?". Porque si no me río de mí misma...


Una sonrisa por Navidad. Yo la regalaré a quien la desee. Biquiños a todo el mundo.

Feliz Navidad

Posted by : Any R 9 Comments
He recibido una carta del centro de transfusiones. Aceptan mi sangre.

Tengo tantas cosas dando vueltas en la cabeza que hoy no me esforzaré por ordenarlas. Podría intentar algo de escritura automática como hacíamos en clase de diálogos... Pero siempre me gustó mantener una coherencia mínima entre frase y frase... Sin embargo los pensamientos danzan. Viajan desde Venezuela a Madrid, deteniéndose en Vilalba, Coruña, Santiago... Hoy vuelve todo como una bofetada. Los sueños de estos días, tan agobiantes, quizás fuesen la premonición de algo... No lo sé... De todas formas en los últimos minutos he enviado dos mails. Uno para cada una de las protagonistas de mis sueños. Para la que me regala las sonrisas y para la que me las roba...

¿Sabéis lo que es intentar respirar y no poder? Probad una sauna húmeda. Esa es la sensación. Tratas de llenar los pulmones y, a pesar de que lo logras, el aire está tan caliente que no tienes la sensación de lograrlo y crees que te ahogas. He aprendido a dominar esa sensación... Cada vez que siento que me ahogo, simplemente respiro más despacio, cogiendo menos aire. Es más fácil ir poco a poco... ¿Verdad? La cautela es algo muy inteligente en los días que corren.

Me voy a la cama. A pesar de los sueños (ayer apagados por el alcohol), a pesar de la ausencia (quizás pronto pueda tenerte aquí...), a pesar de las ganas de demostrar a mi madre que el poder sobre mí se acabó esta tarde...

Sí, es hora de tirarse en la cama. Es hora de coger el DVD portatil y tragarse otro capítulo de "True Blood" (lo siento, cielo, pero hoy todavía necesito un escape de ficción y la play está ocupada...). Es hora de acurrucarme en cama y no pensar en nada más que en tu sonrisa para ahuyentar los sueños asfixiantes y poder traerte a ti a ellos.

...

Posted by : Any R 6 Comments
Es curioso, pero últimamente me cuesta menos recordar las pesadillas que los sueños... De todas formas me encantan... Esta noche, aparte de un sueño de sensación agradable (te me colaste de nuevo), le tocó volver al pasado. Supongo que se me juntaron historias, imágenes y deseos frustrados y a los que realmente temo...

Primero esa gente que reaparece pisando fuerte en tu vida, pretendiendo encontrarse con la niña a la que dejaron y volver a ser lo primero en su vida. Pero esta niña ha crecido y ya no quiere querer...

Después el final de un ciclo. Al fin, tras dos años de espera, el corto está terminado. (Pronto podréis verlo en http://www.soledadesurbanas.com/). Así que por fin ha desaparecido ese peso de mi espalda, del no poder terminar algo que no estaba en mis manos.

Además, al ver el corto, la vi a ella. Recuerdos... La sobredosis de café (5 litros), los gritos, las peleas, los planos cortados, los que fue imposible cortar... Y ella... Siempre con una caricia, con un beso, con una palabra dispuesta a calmarme. Dispuesta a hacerme sentirme en casa.

Mezcla todo con una coctelera en mi cabeza y bátelo bien. Hecho. ¿Resultado? Una pesadilla agobiante en la que me veo reducida a una suerte de pequeña criatura atada a un anillo (al más puro estilo Gollum) del que no puedo librarme. Y cuando por fin consigo tirarlo a la lava, despierto en los vestuarios de un gimnasio donde aparece ella. Quien la conozca dirá que es una niña inocente... Pero recuerdo bien aquella mirada, cuando sabía que su presencia me hacía sentirme nerviosa... Siempre supo lo que provocaba en mí y sabía explotarlo. Entonces dejaba de ser una niña inocente. Entonces bajaba ligeramente la cabeza y sus ojos se clavaban en mis labios... Y un escalofrío recorría mi espalda. Estaba perdida. Se acercaba a mí como una pantera, sigilosa y dispuesta a todo con tal de atrapar a su presa. Y me arrinconaba en una de las paredes del vestuario. Y entonces recordé que ya no llevaba el anillo. Recordé que hace tiempo que soy libre... Así que apoyé mis manos en sus hombros y la empujé. "¿A dónde vas, niña?". Dije que no... "Eres la única, nunca hubo nadie como tú". Repetí que no. Repetí el discurso que le di a otra que no era ella... "No soy la de antes. Tú me quieres, pero yo no quiero a nadie". Y me fui.

¿Pesadilla? ¿Sueño? ¿Deseo? Nunca lo sabré. Pero sí creo haber cerrado un ciclo... De nuevo me siento un poquito más cerca de encontrar mi camino.

Y un reflejo de toda la amalgama de sentimientos que tengo dentro. Cómo no... Mónica Naranjo...

Posted by : Any R 8 Comments
Hoy he decidido olvidarme del amor.

Porque hoy he asistido a una muerte innoble que no es más que una pérdida más en una batalla. Hoy ha muerto la sala Galán. El teatro, la danza, el espectáculo, ha perdido de nuevo un punto de apoyo importante.

Es triste, incluso desde fuera del mundillo, contemplar la pérdida de los cimientos culturales de una ciudad. ¿Cuántos años lleva ahí esa sala? Nadie supo decírmelo con exactitud. La respuesta de todo el mundo fue: "puffffffffff".

Las frases del día se deshacían en felicitaciones al último grupo que presentó un ensayo abierto al público (Teatro d2, magníficos como siempre) y lamentos al estilo de "todavía no me creo que este sea nuestro último día aquí".

Aprovecho para hacer un inciso publicitario: "Queremos bailar", espectáculo de Teatro d2, se estrena en la sala Nasa el 9 de Enero. Si podéis, id a verla. Es un espectáculo impactante y digno de verse. Yo estaré allí sin dudarlo.

Hoy he entrado por primera vez en la sala Galán por la entrada de los actores. Es triste, muy triste, que no pueda volver a hacerlo otra vez. Dedico mi entrada de hoy al teatro, a la sala Galán, al grupo Matarile Teatro (por sus innegables esfuerzos para mantener la sala), al grupo Teatro d2 (por conmoverme, hacerme reír, impactarme y divertirme) y a la cultura santiaguesa, gallega y española, que hoy, por desgracia, está de luto.


Requiem por un sueño

Posted by : Any R 7 Comments
Amor... ¿Qué me estáis diciendo?

Si sólo hubiese sido un comentario lo habría ignorado... Amor... Enamorada...

¿Qué es el amor? ¿Qué significa estar enamorada?

Partiendo de la base de que yo no lo sé (o mejor de que no tengo mis propias teorías), voy a ver qué dice la RAE sobre ello (me enseñaron en uno de mis anteriores trabajos que el diccionario era un complemento indispensable).

Vale, es larga, me quedo con la segunda acepción nada más, es la que más se acerca a esas ideas y teorías que se supone que no tengo. Así pues:

Amor:(Del lat. amor, -ōris).

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.


Bien, querid@s amig@s... Analicemos esto.

Punto 1: "Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae"

Bien, en este punto no os habéis equivocado. Me atrae. De un modo que ni siquiera yo puedo entender. Tras un tiempo ínfimo, tras charlas interminables que acaban en la mayoría de los casos con un "me encantas", tras conversaciones telefónicas plagadas de risas y algún que otro silencio significativo. Sí, me atrae. De un modo que no puedo explicar.

Punto 2:"procurando reciprocidad en el deseo de unión"

Vale... Obviamente, si me atrae, me gustaría atraerla, ¿no? También se da el caso... (je, :P) Así que me gusta y le gusto. Vale. Vaya...

Punto 3:"me completa, me alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear"

Me veo obligada a admitir que las mejores entradas en este blog las escribí cuando la conocí... Que desde que apareció mi creatividad se ha vuelto loca en miles de ámbitos distintos y que no sólo escribo, sino que dibujo, pinto, recorto, pego, moldeo... Así que la parte de "crear" también la acepto. "Comunicarnos" ahora... Sí, hablamos siempre que podemos. Si no podemos disponer de un ordenador la llamo. Y las conversaciones, por la vía que sea, se extienden hasta la imposibilidad de alguna de las dos de seguir hablando. Vaya, otra positiva más. ¿Qué más queda? ¿"Me alegra"? Y tanto... Hace tiempo que no sonreía así. Hace tiempo que no me quedaba ensimismada pensando en alguien y me descubría minutos más tarde con sonrisa de idiota...

Por último, "me da energía para convivir, me completa"...

El 24 de Noviembre conocí a una persona maravillosa que provoca la mayoría de mis sonrisas últimamente. Alguien que con sólo cruzar un par de palabras conmigo, con sólo darme un toque al móvil, con sólo dejarme oír sus palabras, es capaz de cambiar mi completa visión del mundo. ¿Pero, me completa? ¿Me da energía para convivir?

Puedo estar pillada por ella, puedo sentir infinidad de sentimientos con sólo escuchar su voz, puedo desear más que nada en el mundo verla frente a mí por fin y acariciar su mejilla... Pero gente... No puedo estar enamorada.

Cuando era niña pensaba que esta pasión y esta curiosidad hacia alguien era amor. ¿Pero sabéis qué? Que esto muere. Por experiencia, siempre muere. Tarde o temprano. Sin embargo, con tiempo, con "convivencia", con confianza, con conexión... Entonces sí, entonces puedo llegar a decir que realmente amo a una persona. Mirando al pasado, desde la perspectiva que la experiencia y la vida me han regalado (que sé que no es mucha, que todavía soy una pipiola), puedo decir que sólo me enamoré dos veces en mi vida. Las dos veces acabé perdiendo. Y las dos veces sentí como si me arrancasen el corazón para pisotearlo. Y esto fue porque llegó un punto en el que despertar al lado de estas personas era lo único que deseaba en mi vida. Llegó el punto en que no podía imaginar más que su olor en mi piel, su sabor en mis labios, su nombre tatuado en mi corazón...

El amor es un hijo de puta caprichoso que empieza y termina cuando menos te lo esperas. Pero para amar, al menos yo, necesito conocer a la persona a la que tengo delante. Necesito saber cómo reaccionará en cada momento al abrazarla por la espalda según su estado de ánimo; necesito conocer sus miedos y sus metas; necesito poder averiguar lo que piensa, lo que desea, con sólo ver cómo arquea una ceja, o frunce los labios, o suspira en silencio... Para amar, cada rincón de su piel debe ser una prolongación de la mía... Y siendo sincera, incluso sobre la sinceridad, sólo recuerdo así a una persona. Quise a muchas chicas, pero enamorarme... Sólo de una.


Porque hubo una época en la que mi definición del amor consistía tan sólo en la siguiente frase:


"Es cuando te acuestas pensando en alguien. Es cuando te despiertas pensando en ese mismo alguien."


Pero ya no opino así... Porque sino... ¡Cuántas veces he fracasado en el amor!



Amore Cannibale

Posted by : Any R 13 Comments



Primero subes el hombro, luego le sigue el codo, despues la muñeca mientras el hombro baja, el codo le sigue y finalmente la mano da un suave latigazo.

Ahora el otro brazo.

Alternándolos, mientras comienzas a hacer un shake de cadera... Parece mentira, yo, la niña-tabla, me enamoré de la danza. Seré mejor o peor... Pero la sensación cuando suena la música y el cuerpo comienza a moverse... Danza árabe, por supuesto... Movimientos lentos y sensuales, con todo el cuerpo participando y dejándose llevar.

¿En serio esta música no os incita a moveros? Si me lo hace a mí...

Los timbales, los tambores, las cajas, las panderetas... Tanta percusión enlazada sólo puede llevarte a seguir el ritmo con toda la pasión de que dispongas. Los cambios de ritmo, las roturas, los instrumentos de cuerda, las voces... Adoro esto... Adoro dejarme llevar, aunque me muera de vergüenza...

Centrarte en cada movimiento de tu cuerpo y poner en ello tu corazón...

Pero hoy fui un poco desastrosa... Sólo podía pensar en ti. En si algún día vendrías a la clase, en tu último mensaje... ¡Chiquilla! Ya vale... ¿Cómo has conseguido hacerte un hueco tan grande en mi mente? ¿Y en mi corazón?

Danza

Posted by : Any R 7 Comments
¿Qué pasa cuando pierdes el control de ciertas partes de ti?

Pueden ocurrir tantas cosas... Me está sucediendo a mí. Es curioso... Estoy perdiendo el control de mi corazón. Sí, ese hijo de perra que siempre consigue que lo machaquen... Se ha soltado después de tanto tiempo atado con correa corta... Y ha decidido hacer estragos.

¿Y mientras? ¿Yo qué?

Yo sonrío. Yo me quedo embobada pensando en sus ojos tristes y su sonrisa de labios tentadores. Me quedo enterrada en sus palabras, en la dulzura de su voz... E imagino su tacto, su olor, su sabor... Y me cuesta frenar las ansias de tenerla cerca.

¿Otra vez, Any? ¿Pero es que tú no aprendes?

No. No aprendo. Pase lo que pase (y pueden pasar muchas cosas) ya ha valido la pena... Por cada sonrisa que me arrancan sus palabras (TUS palabras, que sabes que escribo para ti), por cada sueño al que voy a buscarte, para luego guardarlos en la memoria y retomarlos cuando tenga que susurrártelos al oído... Porque ya no puedo evitar hablar de ti... Ya no puedo.

¿Habrá problemas?

No lo sé.

¿En qué acabará toda esta historia?

No me importa.

¿Ah, no?

No. Y no me importa porque pase lo que pase, tendré lo que hayamos vivido. Y es más de lo que hace dos semanas me habría planteado vivir... Yo seguía aquí, sola, por mi camino, como siempre. Y de pronto apareces tú, llamando mi atención desde la primera palabra que escribiste, desde las primeras frases que cruzamos, desde el primer párrafo mío que leíste. Y de pronto, ya no pude escribir sobre otra cosa que no fueras tú... Aunque no lo mencionase, aunque lo callase... Aunque no quisiese aceptarlo por miedo a hacerme ilusiones que dañasen tus preciosas alas. Y entonces decidí no hacerme ilusiones, darme la vuelta y mirarte a los ojos, mientras camino de espaldas hacia el futuro. No sé lo que vendrá, no puedo verlo. No sé si hay otra piedra que me hará caer (como ocurre siempre), no sé si habrá un foso, un barranco, un río, un acantilado, el mar, un lago... No lo sabré hasta que haya caído en él. Pero hasta ese momento, habré caminado contigo, mirando esos preciosos ojos tristes, sujetando entre las mías tus manos.

Ahora, dime tú... ¿Vas a caminar conmigo?



Versión acústica

Posted by : Any R 9 Comments
Cierro los ojos e imagino tu sonrisa.

Adelanto una mano para acariciar ese rostro tan desconocido y tan presente en mis sueños.

Pero cuando vuelvo a abrir los ojos, las luces intermitentes me golpean la retina y en mi mano hay un vaso con alguna bebida sin alcohol. Hace tiempo que decidí pasarme a lo sano...

***

Suena mi teléfono. Sonrío antes de verlo. Sé que eres tú.

Me dejo caer en la cama, con el bicho al lado. Suena un tono, dos, y al fin aparece tu voz. Mientras acaricio el lomo de la bola de pelo sin pelo que refunfuña, resopla y se da la vuelta para que acaricie su barriga, voy recogiendo tus palabras como si con ellas pudiese calmar algún tipo de necesidad. Y puedo... Puedo saciar mi sed de ti... Por ahora con tu voz al otro lado de la línea es suficiente.

***

Ayer me pasé toda la noche analizando movimientos de cierta gente. He descubierto mucho. Alguna gente tiene la manía de arrugar la nariz cuando algo le interesa o le llama la atención... Otra gente es capaz de reconocer una canción con el primer acorde y seguir haciendo lo que hacía variando el ritmo y adaptándose al nuevo. La gran mayoría bebe... Sin saber en qué punto deberían detenerse. O sabiéndolo y olvidándolo. Yo lo olvidé.

***

El mejor momento de la noche...

Salir del bar, por fin, con la cabeza dando vueltas y ganas de cerrar los ojos y dormir, sólo dormir...

Y entonces sentir la lluvia en el rostro. Apoyar la espalda contra la pared, levantar la vista al cielo y ver cómo todas las pequeñas gotas se deslizan patinando por el aire de la noche hacia tu rostro, golpeándolo con delicadeza y despertándote de nuevo. Y cerrar los ojos y sentir esos golpes con mayor intensidad. Dejar que la humedad se cuele por el cuello del abrigo y resbale hasta llegar al pecho, avivando, despertando, excitando... Y sonreir.

- ¿Nos vamos a casa?

Abrir los ojos, mirar la piedra mojada, el agua circulando por el centro de la calle, el reflejo de las farolas...

- ¿Qué hay abierto a estas horas?



Idilios (o de permitir que tus dedos escriban solos)

Posted by : Any R 11 Comments
Volvía a casa.

Hoy, después de mucho tiempo, por fin me decidí a ir al cine. Fue una tarde entretenida, de risas, de bromas, de complicidad. Una buena tarde. Película de vampiros... Cursi y mal dirigida para mi gusto. Pero de ese cursi que hace que sueltes un "ohhhhh" con cara de idiota mientras quieres averiguar cómo continúa la historia. Ya lo sabré.

Empezaba a llover. Las gotas comenzaron a caer poco a poco. Muy poco a poco. Mientras bajaba la cuesta de siempre, mi pelo se iba enredando con alguna de las minúsculas partículas de agua. Pasé la mano sobre él para apartarlo mientras me cruzaba con una pandillita de chicos. Probablemente se preparaban para el botellón.

A medida que me acercaba a casa, la lluvia se fue haciendo más intensa. Recuerdo con claridad haber mirado al cielo, haber pensado en el lugar de procedencia de cada una de esas gotas y volver la vista al suelo para sacudir la sonrisa de boba que luzco últimamente. Y entonces vi un charco en el suelo. Estaba quieto. Completamente calmado. ¿Y la lluvia? Sobre mí... Sobre las altas ramas de los árboles, sobre los techos de los coches y las casas... Pero todavía no había llegado al suelo.

Adoro la lluvia. Soy Santiaguesa. Creo que la adoro tanto como la odio... Es una sensación de angustia placentera que se te clava en el cuerpo como las gotas de lluvia fina que ni siquiera llegan al suelo. La lluvia, en Santiago, es un complemento más del paisaje, es una caricia ligera con la capacidad de alegrarnos o hundirnos en la miseria más absoluta. Mirar al cielo, pensar en algún lugar cercano a sus labios, dejar que la lluvia resbale por mi cara...


Y una canción que en varias ocasiones me arrancó más de una lágrima.



Chove. Chove en Santiago.



Chove en santiago

Posted by : Any R 14 Comments
Son curiosos los sentimientos, ¿eh? A veces no te das cuenta de que están ahí hasta que no han llegado. Sin embargo (al menos en mi caso), la mayoría de las veces veo tropezar a mi corazón mucho antes de que la piedra aparezca en el camino. (Si estuviese contándoos esta historia de palabra, ahora mismo usaría una onomatopeya para describir el sonido del tortazo).

Auch. Porque siempre duele. Hace poco, tratando de salvar los datos de mi ordenador antes de que fuese cruelmente formateado, me encontré con recuerdos de mi primera relación. En particular, me llamó la atención un vídeo que yo misma le había grabado a mi chica... Me quedé tan impresionada por el recuerdo que no pude evitar pararme a escuchar lo que decía.

"Somos como olas en el mar. ¿Lo entiendes? No, claro que no me entiendes, me estoy explicando como el culo. Lo que quiero decir es que somos olas que viajamos sin rumbo en el mar, que de pronto llegamos a una orilla. Yo soy una ola, y he llegado a tu orilla. Pero sigo estando en el mar. En cualquier momento las corrientes podrían llevarme a otro lugar. Y, aunque no sé lo que va a pasar mañana, desearía más que nada quedarme en esta orilla. Porque me encantan las playas de tu cuerpo."

Hay sentimientos que nacen de la nada. Otros van creciendo con el tiempo y se convierten en irresistibles bolas de fuego que lo arrasan todo a su paso. No podría definir qué es lo que estoy sintiendo ahora mismo. No podría. Por mucho que lo intentase, escapa de mi entendimiento. Sin embargo, lo que tengo claro, es que nunca había vivido nada así, nada tan potente, tan poderoso y tan impactante en tan poco tiempo. Y me intriga. Me intriga tanto que aunque veo ya la piedra en el camino, aunque sé que al tropezarme es probable que vuelva a romperme el corazón contra el suelo, he decidido que no voy a apartarme de este camino. Porque es algo que QUIERO vivir, es algo que NECESITO vivir. Eres algo que DESEO en mi vida.

Y que sea, no lo que dios quiera, que en estas cosas manda poco, sino lo que TÚ desees. Porque cada vez que pienso en verte, escucho a mi corazón golpeando el pecho para poder escaparse hacia ti.


Buona notte a tutto il mondo, aunque la entrada esté dedicada a una bella ragazza. Bacio mille.



A golpe de corazón

Posted by : Any R 8 Comments
Hoy he escuchado unas 5 veces la palabra Tuenti por la calle. También se ha colado algún Facebook, e incluso un messenger... Vivimos en una era distinta en la que los que no tienen un blog, una cuenta de correo electrónico, o un perfil en algún foro son bichos raros.

Recuerdo la vez que mi hermano llegó a casa hablando de "Internet". Les habían dejado probar en la facultad lo que sería el invento del siglo. Una red militar aplicada a la comunicación actual. It's fucking amazing! Yo crecí con esa red. A los 14 años tenía más amigos virtuales que reales... A los 16 dominaba el IRC y era miembro de canales temáticos desde Xena hasta "El señor de los anillos", pasando por la poesía. A los 18 podía encontrar cualquier cosa en los buscadores, simplemente cuidando un poco las palabras clave. A los 20 publicaba textos en todas las páginas que podía, para conseguir lo que siempre he deseado de mis palabras, llegar al mayor número de personas posibles, a su alma y su corazón. A los 22 abrí este blog...

Este blog...

Me ha apoyado cuando no tenía la fuerza para hablar con la gente... Sé que lo sigue mucha gente que jamás comenta, pero que quieren saber de mí, saber si estoy bien. Lo estoy. Soy una superviviente. Desde hace poco, he intentado abrirme al mundo... A todos y todas los que estén dispuestos a poner los ojos sobre unas letras ordenadas dibujando los pensamientos de una joven soñadora en ocasiones frustrada. Y ha funcionado... Hoy sois tant@s l@s que comentais a diario, l@s que me regaláis con vuestras opiniones, l@s que me animáis a seguir adelante con aquello que más me llena en la vida. Fue un acierto abrir este blog, realmente lo fue, porque me ha permitido conocer a gente a la que jamás habría encontrado de otra manera. Gente que llega a mi vida de diversas maneras y con distinta intensidad. Gente que llega como apoyo del día a día, gente que arrasa con mis sentimientos como un vendaval... No puedo más que agradecer a tod@s l@s que venís por aquí vuestro interés. El que os paréis a leer parte de mi vida, que la disfrutéis, que la comprendáis... Nunca imaginaréis lo que significa para mí. Nunca.


Mil millones de gracias.



Por aquí seguiré plasmando mi vida, plasmando mi alma y mi corazón. Vosotr@s seguid como siempre, a mi lado, caminando conmigo y sintiendo lo mismo que yo por un breve espacio de tiempo. Buona notte a tutto il mondo.

Las mismas palabras

Posted by : Any R 14 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -