Archive for marzo 2008

Cuando mi padre se enteró de que yo era lesbiana no puso el grito en el cielo. Esperaba que me gritase. Pero bajó la cabeza, esperó a que mi novia se fuese al baño y me dijo con voz de niño pequeño: "Me da igual. Pero quiero nietos". Ya nunca podrá conocer a sus nietos...

Mi padre nunca leyó nada de lo que yo había escrito. Nunca se me dio por dejarle ninguno de mis escritos, porque seguramente se habría ofendido... O eso pensaba yo. Con esto quiero decir que no tenía ni idea de si yo era buena o no... Sólo sabía que había ganado algún que otro premio. Me regaló una Parker que ahora siento todavía más haber perdido. Y me prometió que cuando publicase mi primer libro me regalaría una Mont Blanc. Ya nunca podrá regalármela.

Cuando volví de Venezuela, y a pesar de que me había dicho que no lo hiciera, le traje un recuerdo de allá. La típica baratija de "recuerdo de...". Nada realmente importante o caro... Siempre que intentaba llevárselo o me lo olvidaba en casa o directamente no podía quedar con él. Ya nunca se lo daré.

Vino mi acto de licenciatura, a pesar de que estaba fatal. Se quedó hasta el final para poder venir a saludarme, a pesar de que estuvo mareado y sangrando por la nariz. Y cuando recogí las fotos de la orla, me dije que bien se merecía una de las rgandes. Así que le compré un marco y la metí dentro. Está en el coche, en una bolsa junto al recuerdo de Venezuela. Ya nunca podrá tenerla.


Tenía 54 años. Los tres últimos se los pasó enfermo, de hospital en hospital. No tenía cura y sólo esperaba el momento de marcharse. Ese momento llegó el 21 de Marzo. Me alegro por él, porque ya no sufrirá más. Pero han quedado tantos castillos en el aire... que a veces duele recordar.

Ya nunca...

Posted by : Any R 1 Comment
(O de cómo descubrí que mi padre estaba muerto)


Estas fallas me fui a Valencia. En el viaje de ida, llegué a pensar que moriría... Cuando descendíamos para aterrizar, el avión empezó a agitarse y volvió a despegar de nuevo. A pesar de que me estaba cagando de miedo, me mostré tranquila y serena para que la mujer que había a mi lado (que tenía pánico a los aviones), no se preocupase más de lo necesario. Viajaba con su hija adoptiva, una preciosa niñita china que no dejaba de chillar cada vez que algo la molestaba. Finalmente tocamos tierra, la mujer me agradeció que la tranquilizase y nos despedimos como se despide quien no cree que vuelva a verse.

En el viaje de vuelta, en el mostrador de facturación, volví a encontrarme a esa mujer. Me saludó como si fuésemos viejas conocidas, con efusividad. "Es encantadora" le dije a T. Coincidíamos de nuevo en el vuelo.

Sin embargo esta vez me senté con otra madre adoptiva, esta vez con una chiquilla ya más crecidita, y negrita. Vaya coincidencia, pensé.

Cuando bajé del avión, la mujer con pánico a volar iba delante de mí. Las adelanté poco antes de salir de la terminal, pero las niñas empezaron a señalarme y a decir "es ella". Así que me volví y saludé. Pero la mujer vino hacia mí seria y me dijo:

- Las coincidencias no pasan por cualquier cosa. Tú no serás la hija de F.R.G., ¿verdad?

- Pues si- respondí aturdida-.

- Pues yo soy una compañera de tu padre de la comisería de Orense, muy amiga suya.

- Vaya, entonces sabes...

- Sí, ya me llamó ayer M.C. Lo siento mucho. Si puedo mañana me paso por el entierro. Pues vaya coincidencia, mujer. Ven, anda, dame un abrazo. Te acompaño en el sentimiento.

- Gracias.

- Dale un saludo a M.C. de parte de E.

- Lo haré. Venga, hasta pronto.


Caminé hasta el final de la recogida de equipajes y salí. Cuando encontré a mi madre y a mi hermano les pregunté:

- Ya lo sabíais, ¿no?

- ¿El qué?

- Que está muerto.

- ¿Cómo lo sabes?



MORALEJA: Cuenta siempre las cosas. Es preferible enterarse por la familia... Al menos yo lo prefiero. Y he demostrado que no soy de las que matan al mensajero.





P.D: Si hay otra vida después de la muerte, disfrútala y no hagas tanto daño como en esta, papá. Te quiero. (Y vete tú a saber por qué...)

Coincidencias

Posted by : Any R 0 Comments
Respiro hondo. Porque el amor siempre es un tema que se clava en el pecho, aunque no lo estés viviendo. ¿O sí lo vivo? Prefiero no pensarlo y hacerme la tonta un poco más... En fin, a lo que iva...

Ayer me quedé pensando en estos amores fugaces, estos que se encienden con la velocidad de la pólvora, pero que probablemente se apaquen antes de llegar a la primera madrugada juntos... Tuve que admitir que apenas puedo hablar de ello, porque nunca lo sentí. De todas las veces que me enamoré, siempre fue tras conocer a la persona en cuestión, después de poder asegurar, sin miedo a equivocarme, lo que pasaba por su cabeza en el 90% de los casos (tampoco soy infalible, no vayáis a pensar).

Para mí el amor es un proceso. Cuando el resto del mundo dice que el amor se ha acabado, que ya no hay esa chispa... Es cuando yo realmente empiezo a querer. Porque al principio tienes el deseo. Más tarde aparece la pasión. Luego se va apagando todo eso y ¿qué queda? El cariño, el día a día, las rutinas... El despertarte al lado de alguien, mirarle, y pensar que no necesitas nada más para ser feliz. Claro que lo que siempre me suele suceder es que esa persona decide que se acabó la "magia" y me manda a paseo... Bueno... Suele... Sólo me pasó una vez... :P

Mentiría si dijese que no he vuelto a enamorarme. Dos veces. Pero ambas fueron espejismos, porque realmente no conocía a esas personas. Y ahora... Ahora empiezo a conocer a multitud de chicas que me gustan, que me caen genial, que me encantan... Y ahora no quiero enamorarme. O sí quiero, pero nadie me da ese tiempo que necesito. O sí me lo dan pero con algún obstáculo insalvable que introduce una barrera... Así que aquí me tengo, con ganas de enamorarme (o no) y sin nadie dispuesta a conquistarme. Je... La historia de mi vida :D




Semanita sabática en Valencia. Si alguien me sigue... Que me eche un poquito de menos ;) Besos.

Aprender a querer

Posted by : Any R 2 Comments
Ten cuidado... En las próximas elecciones... Podrías ser tú la víctima que acabe siendo Presidenta de la mesa electoral... Las mejores frases del día:



"Que presi tan profesional tenemos. Hecha las papeletas de lao"

PSOE



"Ya veo el anuncio: Se ofrece adivina... ¡y además autotérmica!"
PP



"¿Qué? ¿T'a tocao?"

Electores




"Menos mal que pusieron a alguien inteligente... Yo no sabría que hacer con todos esos papeles"

Vocal 2º


23:00: Vocal 1º: ¿Pero no nos vamos ya?

Presidenta: ¡JA! ¡Ojalá!


(Cubrir actas no mola...)



¡¡¡¡Anna!!!! ¡¡¡Gracias por el café!!! Y por ser esa cara amable que me impidió caer en la locura. Estaba cerca... Snif snif...

Te podría pasar a ti...

Posted by : Any R 0 Comments
Borracha y con un colocón del 15... Uffff... DIcen que Shakespeare escribía bajo los efectos de la marihuana... ¿Pues por qué no iba a hacerflo? Pero cuesta a mares porque se me caen los párpados. Y como siempre temo escribir las cosas que se supone nunca debería decir... COmo ciertas chicas que me gustan, o por qué temo acercarme a las mujeres.

Es jodido... Llevo sin cortarme las uñas mucho tiempo.... Eso quiere decir tantas cosas... Pero tengo que ir acabando... Porque ya veo que no sé ni lo que escribo...

¡¡¡A DORMIR!!!

Borracha

Posted by : Any R 0 Comments
Pensé que me había quedado sin lágrimas hace un par de años, que ya sólo salían cuando la situación era demasiado sombría como para afrontarla de otra manera... Pero últimamente... Bufff... Comenzó la cosa con "Ahora o nunca" (para quien no la haya visto se la recomiendo, pero que se lleven la caja del clinex si tienden al moco fácil, que sino es un poco incómodo). Me pasé todo el final de la película llorando como una descosida, sintiendo cómo las lágrimas resbalaban por mis mejillas de forma incontenible. Lo primero que hice al llegar al piso de C. fue mirarme en el espejo. Seguiré diciendo el resto de mi vida que lo más hermoso que puede haber en el mundo son los ojos llorosos de una mujer.

La siguiente vez fue en casa de mi madre, sola, mientras leía el último libro de Harry Potter. No contaré qué pasó, por si alguien lo está leyendo y le desmonto algo... Pero llegué a un punto del libro en el que acabé riéndome a lágrima viva, porque me hacía demasiada gracia que las lágrimas se me escapasen solas por un motivo tan estúpido. También en ese momento corrí al baño, a lavarme la cara, y no pude evitar sonreir al ver mis ojos.

Pero entonces me dio por recordar la última vez que me había pasado algo así. Fue con el final de Xena. Recuerdo haberle mandado un sms a alguien... Alguien que luego pasó a ser muy importante en mi vida... Alguien que se acercó y se alejó tan rápido que apenas me dio tiempo a respirar a su lado... Y ahora, últimamente, no soy capaz de pensar en otra cosa que no sea ella... MIERDA. ¿Por qué cuando creo que olvido las cosas vuelven para darme una bofetada y constatar que no se irán jamás?




Lloreras

Posted by : Any R 0 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -