Archive for octubre 2008

Tuve que hacer un alto en la limpieza. Estaba saturada. Pero no de polvo (bueno, sí, también) sino de recuerdos. Estoy removiendo muchos años de mi vida, decidiendo qué memorias se quedan y cuales se van. Hay buenos y malos recuerdos. Hay risas y lágrimas. Hay dolor y felicidad. Intento deshacerme de todo, pero algunos recuerdos son tan fuertes, tan hermosos, tan intensos, dolorosos incluso, que me cuesta un mundo decidir lanzarlos fuera (y sólo llevo un estante, dios mío de mi vida...).

Sólo necesitaba expresarlo, verbalizarlo, sacarlo fuera de mí y tratar de ordenar mis ideas, de relajar mis defensas sentimentales para volver a entrar. ¿Una recomendación? Nunca, bajo ninguna circunstancia, os pongáis a ordenar vuestra vida despues de haber llorado como tontas por causa de alguna película de estas hiper-dramáticas (en mi caso "Un paseo para recordar").

En fin, the show must go on...

Pequeños fragmentos de memoria

Posted by : Any R 8 Comments
Recogiendo cosa a cosa, tramo a tramo... Ordenando en cajas casi un año de mi vida, y sólo he empezado con una estantería. He tenido que detenerme y usurpar el ordenador de mi compi de piso (el mío está en Santiago secuestrado), para olvidarme por un momento de todo. Respirar.

Y encima la constatación de que todos mis compañeros de promoción están situados de puta madre. Y yo en paro tras un encontronazo con el mundo comercial... Encontrar lo mío... Ojalá hubiese sido de esa clase de chicas que siempre tuvo claro lo que quería ser en la vida. Al menos tener opciones de intereses. Yo ni eso. Me gusta vivir distintas experiencias, pero obviamente no te pagan por eso... Me gusta leer y escribir, pero en el momento en que se convierte en un trabajo comienzo a aborrecerlo... Me gusta el cine, pero soy demasiado vaga como para trabajar en ello... No he encontrado nada que realmente me satisfaga como trabajo. Y cuando quiero trabajar en cualquier cosa, me caen críticas del palo de "eso no va contigo". ¿Y cómo coño voy a saberlo, si realmente nada va conmigo?

En fin, pero que estoy bien. xD (Cualquiera lo diría... xD) Simplemente prefiero poner un velo ante la cara y pensar en el hoy. El mañana ya llegará. Y como mi meta es llegar al mañana con la mochila llena, no me precupa nada más. Hasta que me lo ponen delante. Y la pregunta de "¿ahora qué vas a hacer?" acaba conmigo... Respirar hondo, bajar la basura y seguir adelante... No es mal plan para AHORA MISMO.

uno, dos, tres...

Posted by : Any R 4 Comments
De vuelta en casa. Ni siquiera acabé lo que tenía pensado. Así que vuelvo a casa cobrando una mierda y feliz como unas castañuelas. Estoy cerca de la gente que quiero. Estoy en casa de nuevo. Por mucho que me esfuerce en intentar asumir otro lugar como mi hogar, sé que mi sitio está aquí. De todas formas sigo queriendo volar. Y lo haré, eso seguro.

En fin, que aquí estoy, planeando no planear. Esperando a mi hermano en casa, que probablemente esté borrachiño en algún bar, llorando por una relación de casi 10 años que se ha roto. Y mi madre y yo en la sala esperándole. Cosas que pasan. Mi madre nerviosa. Yo no. O sí. Preocupada, quizás. Porque sé que es un chico que se lo guarda todo...

En fin, la batería del portatil se está quejando, así que tendré que apagarlo y centrarme en "El juego de tu vida"... Es lo que hay a estas horas. Aunque me quedaría mejor con internet... Al menos hay más donde elegir... En fin, a ver si me puedo ir a dormir pronto. Buona notte a tutto il monto.

Wellcome home

Posted by : Any R 10 Comments
Bueeeeeno. Tras un largo paseo de un par de horas por la ciudad de Pontevedra (y después de perderme al intentar volver desde la zona vieja), he llegado a la conclusión de que me gusta esta ciudad. Zonas verdes, parques infantiles, puentes, edificios antiguos y nuevos con cierto encanto especial... Nunca me había paseado por aquí, y la verdad es que me encanta.

Por lo demás... Sigo con las ideas bastante claras. O confusas, pero al menos ideas hay...

Hoy fue el día de las llamadas. Lo cierto es que fue agradable hablar con gente de siempre, con los conocidos/amigos/familia (que ya no son menos). Malas noticias en su mayoría... Es triste... Pero siempre hay que seguir adelante. Tengo ganas de volver a casa y recibir algunos abrazos. Tengo ganas de regresar y dar yo algunos abrazos...

Estoy algo dispersa hoy. Ha sido un día extraño y surrealista. Quizás con la ducha que me espera antes de ir a comer e ir a trabajar me aclare un poco las ideas. Tengo ganas de meterme debajo de la enorme alcachofa (en serio, es enorme) y dejar que el agua se lleve lo que quiera que haya en mi cabeza... Limpiarme por fuera para aclarar lo que hay dentro...



Gracias a todas las que seguís leyendo y comentando este blog. Sois parte de mi ánimo de cada día. Un besazo enorme a todas. En la medida de lo posible iré devolviéndoos las visitas. Besos.
Posted by : Any R 4 Comments
11:44 - Hace un ratillo que podría haber ido a mirar si la habitación del hotel está lista. Pero aquí no se está mal y hay conexión a internet (aquí= bar en algún lugar de Pontevedra). Hasta las 4 no entro a trabajar, hasta las 2 no quedé con mi jefe de grupo para comer. Así que hay tiempo. El tiempo que me dé un té para que la gente del bar no me mire mal... Supongo que luego me iré hasta el hotel a reconocer la habitación antes de conocer a mi compañera. Quizás, como supongo que no habrá wi-fi, me dedicaré a leer o a escribir hasta la hora de comer. Luego tendré que ponerme la máscara de "comercial" e intentaré aprender a mentir y a que no me importe. Al menos la experiencia me está ayudando...

El sábado hubo comida familiar en casa de una de mis tías. Mis actuaciones en ese tipo de actos se resumían en ocupar una esquina con un libro en las manos. Curioso... Tras una semana en este trabajo, en lugar de eso, me dediqué a hablar con toda la asistencia, sin importarme el límite de edad, jugar con las primas pequeñas, planear idioteces con mi prima (el camino de Santiago desde París, que lo haré algún día, lo prometo). Soy distinta. No me canso de decir que he cambiado, porque cada día cambio un poquito más. Me he convertido en una persona distinta a la que era cuando entré en la facultad por primera vez, con la carpeta entre los brazos, intimidada por el enorme hall que luego se convirtió en mi hogar. He cambiado mucho con respecto a la pipiola que pensaba comerse el mundo cuando acabó la carrera y empezaba las prácticas en una pequeña empresa que acabó aletargando mis ansias de volar. Ya no soy la misma que salió llorando de allí al darse cuenta de que había terminado una época importante de su vida, y que ahora podría empezar algo distinto. Y sobre todo, no soy para nada la misma que aceptó el último trabajo, pese a sus dudas y sus temores. Soy la que ahora piensa en encontrar algo que realmente le guste, no acomodarse, no permanecer siempre en el mismo lugar. Sea EE.UU., sea cualquier parte de España... Sea lo que sea, voy afilando las alas y ahuecando las plumas para que las alas corten el viento, quizás por primera vez en mi vida. ¿Decidida? No, nunca lo estoy, soy dudosa por excelencia... De todas formas aquí estoy, y pase lo que pase creo que comenzará por volver a casa, regresar al nido para coger fuerzas y saltar de nuevo a por todas. Así que Santiago me espera. Ahora sólo tengo que decidir qué hago con lo que tengo entre las manos...

11:44 De la mañana...

Posted by : Any R 10 Comments
Bueeeeno. Hoy no ha sido tan mal día... Sigo creyendo que no aguantaré demasiado en el trabajo. Quizás sea mejor cuando me cambian a stand. Al menos será diferente. Lo intentaré. Pero lo que es en calle, ni de coña. Demasiadas horas, demasiado pateo (eso sí, mis gemelos se están haciendo de oro, y mis antebrazos, biceps...)

De todas formas no me quiero dedicar a esto. Un mes, dos como mucho. Cuando se acabe mi período de formación, por ejemplo... Depende todo de cómo me vaya... 15 días en Coruña, 15 días fuera... No sé si aguantaría ese ritmo, lo que está claro es que conocería sitios y tendría tiempo para escribir, para leer, para pensar en la vida...

He pensado seriamente en meterme en el ejército. Siempre ha sido algo que me ha llamado mucho. Tengo cierta vocación por ayudar, por ser de utilidad... Y por probar... ¿Por qué no?


Por cierto, a todas las que me habéis comentado, mil millones de gracias. Ahora mismo no tengo tiempo para leeros con la atención que merecéis... Así que de nuevo gracias... Me hacéis sonreír y eso últimamente es difícil.

¿Planes?

Posted by : Any R 8 Comments
Estoy muerta. EL nuevo trabajo es psicológica y físicamente matador... Supongo que habrá a quien no se lo parezca. No sé... Sólo sé que todavía amaneceré a miércoles y que quedan jueves y viernes con suerte de no tener que pringar ya el sábado...

Se me cierran los ojos y no tengo demasiado que decir, aunque puede que sí mucho que contar... Pero falta tiempo. Faltan tiempo y ganas.

Tengo ganas de un abrazo... Tengo ganas de que venga alguien y sin decir ni mú (que estoy hasta las narices de pedirlos), me abrace con todas sus fuerzas. (Gracias por intentarlo, Yu, pero a pesar de que ya casi te va saliendo natural, los abrazos dejan mucho que desear... ;) jejeje).

Bueno, me voy a la cama ya, que mañana toca madrugar de nuevo y hoy no tengo fuerzas para elegir cómo voy a disfrazarme cuando me levante.



Buenas noches (o buenos días, o buenas tardes...) a todo el mundo.
Posted by : Any R 11 Comments
¿Qué puñetas es eso del amor? Recuerdo las películas de Disney de cuando era niña. Tenía que haber un príncipe azul por ahí escondido para mí. Nunca llegué a encontrarlo. Y con el tiempo el príncipe destiñó y se quedó en una magnífica princesa púrpura, triste y melancólica, inalcanzable, irreal y prohibida.

Me temo que ya no creo en el amor. O al menos no como antes. O sí, creo en ÉL, pero no creo ser capaz de volver a dejarme llevar por sus tibias manos. Sé que lo sentí, sé que quise como nunca pensé que pudiera hacerlo, sé que era enamoradiza y que la primera persona que respondiese a una de mis miradas acarameladas podía ser objeto de mi obsesión... Pero eso se acabó.

No es que me levantase un día y dijese: "Ya no quiero enamorarme más". La idea de que ya no creo en el amor es algo sencillo, algo que no brotó de la nada sino que surgió del día a día, del paso a paso, del darme cuenta de que en mí fallaba algo... Y vendrá todo el mundo a darme palmaditas en la espalda y a decirme que ya será menos... No, no es menos. Realmente no me siento capacitada para volver a querer como lo hice. Algo se rompió. "Ya aparecerá la persona adecuada". Lo dudo. No creo en el amor a primera vista. Nunca lo he sentido, y mira que me he enamorado unas cuantas veces. No me va a pasar. Porque no soy así... Y las últimas veces que he empezado a sentir algo por alguien, siempre eran casos imposibles, siempre defendiéndome a mí misma. Y aun siendo imposibles, también me alejaba en cuanto creía que podía llegar a sentir más. ¿Y la lucha? ¿Que hay de aquella niña dispuesta a darlo todo por amor? ¡Ahhhhh, murió!

No voy a enamorarme. Al menos en mucho tiempo. ¿Cuánto tarda en curar un corazón roto? ¿Cuánto tardas en recuperar la confianza perdida? ¿Se puede arreglar el desaguisado que llevo dentro? Yo creo que no. Puede que me equivoque, y así lo espero. Pero desde hace algún tiempo tengo la sospecha de que hay ciertas cosas que se han acabado para mí. No quiero pena, ni lástima, ni nada por el estilo. Sólo trato de explicarme muchas cosas, de entender mis sentimientos. Sólo trato de saber qué tengo dentro de mi cabeza y de mi corazón. Y aunque llore como una niña viendo "Un paseo para recordar", creo que se ha terminado el sentir en mi propia piel el dolor de un corazón herido por amor. Hay cosas más importantes en las que pensar...


Amor, amor, amor...

Posted by : Any R 9 Comments
Hoy paseando por la calle escuché a un santiagués hablando con unos turistas. Les decía las frases que tantas veces he pronunciado yo: "Santiago es mucho más bonito cuando llueve". Siempre lo he creído así. Pero también he creído siempre que los que pensamos eso somos esos santiagueses melancólicos que entienden la vida como una serie de penurias que la hacen más triste para ver más luminosos los momentos agradables.

Después de un rapapolvos de una persona que realmente me importa mucho, me he quedado por los suelos. Soy una persona dudosa por naturaleza, así que cuando alguien me dice que no voy por el camino correcto, acabo rallándome de mala manera. ¿Voy por el buen camino? Oh, mierda... ¿Qué más dará? El día que vea que me he equivocado sólo tengo que escoger un buen lugar con una buena vista y repetir la escenita del árbol... No pensaba que su opinión contase tanto para mí. Creo que ella no pensó que yo pudiese llevarle la contraria... La echaré de menos, la verdad. La echaré mucho de menos... Pero oye... Mi vida es mi vida... Y su manera de vivir no tiene por qué ser la mía...


Sí, Any, repítelo... a ver si así te lo crees... Volvemos a encender el modo melancólico...

Otra vez...

Posted by : Any R 10 Comments
Tengo 10 minutos, pero espero poder terminar. Diooooos, vida a 200km/hora siempre... xD

Nos quedamos en un salto a una rama a unos cuantos metros de distancia. Pues bien. Salté. Agarré la rama con una mano y pude sentir cómo resbalaban mis dedos sobre la rugosa corteza antes de caer al vacío. Bueno, no al vacío, a 5 metros estaba el suelo esperándome. Todavía no sé cómo lo conseguí, pero estiré un brazo y me agarré con fuerza. El tirón de la inercia casi me arranca el brazo de su sitio y el dolor me hizo soltarme. Así que caí de nuevo, esta vez sin posibilidad de redendión, pero a sólo 2 metros del suelo. Todo mi cuerpo golpeó el suelo acolchado de hojas y ramas. Sí, caí en plancha.

Mis amigos se acercaron sin poder pronunciar ni una palabra. Para ellos, aquella figura inmóvil estaba muerta. Era imposible haber sobrevivido a esa caída. Con miedo y a pequeños pasitos se fueron acercando hasta rodearme. ¡¡¡Entonces yo me puse en pie y salí corriendo!!! ¡No pensaba dejar que me pillasen tan fácilmente! Pero una muy poco considerada amiga que con mi reacción se olvidó de mi caída, se lanzó sobre mí en un brutal placaje que acabó hundiendo mi cara en la tierra. Sabía extraña cuando me vi obligada a mastigarla para poder rendirme y que saliese de encima de mí...

Supongo que de alguna manera esa caída se quedó gravada en mi mente como un final, o un nuevo inicio, o como lo que podía haber sido. En fin, que me he pasado de tiempo y me tengo que ir corriendo a mi último entrenamiento por una buena temporada. Así que os dejo con el final de la historia con la certeza de que sigo viva y entera y que no me quedaron excesivas secuelas de aquella caída (ya tenía que estar muy mal para saltar desde allí... :D).



Besos a tod@s los que os vais incorporando a mi vida.
Posted by : Any R 4 Comments
Vaaaaaale. Dos puntos antes de continuar con los recuerdos iniciados ayer.

1. Siento haber dejado las cosas a medias. Pero en serio... Necesitaba dormir...

2. Ya tengo trabajo. A ver si puedo defenderme en otros ámbitos.


Y sin más dilación continúo con la historia que se había quedado en un susto: "bu".

Recibí un puñetazo por ese susto. A una de mis amigas no le hizo gracia (era la que iba delante y salió corriendo y gritando por un simple "bu"). Tras esa pequeña inyección de adrenalina, surgió una idea en común. Teníamos el sitio, ¿por qué no hacer un juego de rol en vivo? Así me convertí en la presa, al ser la que tenía un dominio total y absoluto del territorio, mientras los demás se convertían en los crueles cazadores que me perseguirían sin descanso.

Salí corriendo mientras contaban la ventaja. Sólo contarían hasta 100. Necesitaba pensar, necesitaba tiempo, así que me metí entre los caminos que apenas lo parecían y que sólo yo conocía. Volví a la piscina, pero al otro lado. Aprovechando las enredaderas, me oculté junto al muro, en una postura un tanto incómoda que mantuve durante 20 minutos.

Cuando me di cuenta de que moverme sería un suplicio, decidí salir de mi escondite. Y sí, moverme era espantoso. Y además, no tenía ni idea de dónde estaban los cazadores sanguinarios que me perseguían. Quiso la mala suerte que estuviesen justo encima de mí. Así que cuando me di cuenta (antes que ellos) salí corriendo y me acorralé, subiendo al árbol más cercano que encontré. Ninguno de ellos podía competir conmigo. Conocía cada rama de aquellos árboles y por cada una que subiesen ellos, yo subía tres más. Así acabé a unos cinco o seis metros del suelo, tratando de huir. Por supuesto siempre hay alguno de los cazadores que toma la iniciativa y que cree poder seguir a la presa vaya a donde vaya. No faltó alguien así, que pronto me daría alcance si yo no hacía nada. Sin embargo, no podía pasar a otro árbol, pues mis perseguidores estaban a la altura del último cruce entre ramas de distinta raíz. Así que hice lo único que podía hacer para huir: salté.




Bueno, parece que las interrupciones no me dejarán continuar hoy tampoco... Pues lo dejaremos para mañana... Lo siento, pero el deber de buena compi de piso y buena amiga me llama. Tengo que llevar a mi cojito particular al médico. Y cuando vuelva continuaré con otro de los blogs: "Mujeres, Sueños compartidos", que lleva esperando más tiempo. Así que lo siento muchísimo, peeeero... de nuevo: CONTINUARÁ.
Posted by : Any R 6 Comments
Hoy he sentido tantas cosas juntas. Me he enfadado, me he emocionado, me he decepcionado, me he sorprendido... Hoy ha sido un día intenso, a falta de un calificativo mejor. Me gustan los días intensos. Me hacen sentirme viva.

Y como últimamente la cosa va de recuerdos, recuerdo el día que más viva me sentí en toda mi vida. Pensé que moriría. Quizás esa cercanía a la muerte fue lo que me hizo sentir más cerca mí misma. O quizás simplemente fue la adrenalina. Vete tú a saber...

Era 24 de Agosto. Alguna que lea esto sonreirá y dirá "¡Anda, tu cumpleaños!" y los que me conocen de hace poco pensarán que está loca. No, ese no es el día de mi cumpleaños, pero fue la fecha que escogí para celebrarlo un par de años. Era una calurosa tarde de agosto cuando nos perdimos en aquel lugar que infantilmente sigo llamando Lothlorien.

Se nos ocurrió acudir a las ruinas de aquella enorme piscina para jugar una inocente partida de rol de Vampire. Sin embargo, cometí el error de invitar a amigos que no apreciarían la diversión potencial de estar sentados alrededor de un libro lanzando unos dados. Hay quien no otorga poder a su imaginación... El caso es que a la hora ya se habían cansado y de la partida ya no quedaba ni un vestigio. Así que cuando una de mis amigas me preguntó si le podía indicar dónde podía "ir al baño", me alegré ante la perspectiva de poder alejarme un poco de mi estrepitosa y fracasada fiesta de cumpleaños.

Sin embargo, mi amiga no quería ir al baño. "Te vi la cara de aburrimiento" comentó, "así que pensé que podíamos intentar darles un susto. Y lo hicimos, vaya si lo hicimos. Al más puro estilo Rambo, nos recorrimos la finca entera dando un rodeo para aparecer por otro lugar. Cuando los encontramos ya nos buscaban, así que fue fácil hacerlos saltar con un simple "bu".




Me temo que esta vez me he excedido... Son las 2:22 de la mañana y mis ojos no soportan más ordenador. Así que dejaremos el resto de la historia para mañana. Aunque duermo poco, algo sí lo necesito. Y mañana me espera otra entrevista de trabajo. Así que la almohada y Cooper me miran incitándome a descansar mi larguísimo cabello sobre ellos. Lo siento, gente, pero creo que voy a rendirme. Buenas noches, o lo que queda de ellas...

Hoy

Posted by : Any R 3 Comments
Recuerdo un día en clase. Por aquel entonces yo no escribía. Era mi mejor amiga la que ganaba todos los concursos de relatos. Aquella excursión comenzó a cambiar las cosas. Visitamos un nuevo estadio deportivo, que se convirtió en un gimnasio y palacio de conciertos más tarde. Todavía recuerdo la visita como si fuese ayer...

Nos mandaron escribir una redacción sobre todo lo que vimos. Con la edad que teníamos (andaríamos por los 9 añitos, quizás 10), la mayoría de los alumnos copió a pies juntillas el folleto que nos dieron a la entrada: número de butacas en las gradas, número de salas, capacidad, tamaños... Pero no fue eso lo que a mí me llamó la atención. Desoyendo los sabios consejos de mis compañeras, las niñas aplicadas de la clase, entre ellas mi mejor amiga, me dediqué a contar cómo había sido la visita. Incluso relaté de un modo eufórico cómo nos habíamos enfrentado a las niñas de otro colegio, gritando el nombre del nuestro y apagando sus voces con las pateadas en las gradas. Recuerdo haber escrito algo así como "que se enteren de que con los del Pio XXII no se puede". Al leer la redacción, mis compañeros se reían de mí. "Fina te pondrá un 0". La profe de gallego era propensa a repartir collejas. Sobre todo a la gente a la que más cariño le tenía, era su modo de demostrarte que quería que hicieses las cosas bien. Y yo siempre había creído caerle bien.

Entregué la redacción con la cabeza bien alta. Me ganaría la colleja y el 0, pero haría las cosas a mi manera.

Esperé el capón cuando Fina entregó las redacciones. Pero en lugar de eso, a mí no me devolvió la mía. Me pidió que me acercase y que leyese mi redacción al resto de la clase. No había problema. Siempre fui la chica rara que llama la atención, así que la vista de tanta gente sobre mí lo único que conseguía era enrojecerme las orejas... Leí las palabras, pero no como habría leído cualquier otra cosa. Las representé, viviendo de nuevo aquellos momentos, el enfrentamiento, los gritos y las patadas en las gradas... Los compañeros, esperando una bronca por parte de la profesora, intentaron aplacar la ira con sus aplausos. A fin de cuentas les encantaba que yo diese el espectáculo... xD Pero esa esperada bronca se convirtió en una enhorabuena. "Vuestra compañera me ha contado una excursión. Los demás habéis copiado datos. En su redacción pude oler el aire acondicionado, pude vivir vuestro enfrentamiento con las chicas del otro colegio, pude saber qué habíais hecho. Muy bien, Ana, tienes un positivo."

Describir lo que sientes, lo que hueles, lo que ves... Necesitas que la otra persona lo sienta... Desde entonces he intentado escribir así... En el cole era famosa por regalar historias a las chicas guapas, convirtiéndolas en las heroínas de cuento de hadas que yo creía que deberían protagonizar. Alguna nunca llegó a creer que era así como yo la veía... Lástima.

Bueeeeeno... ¿Qué ha pasado? Realmente no tenía nada de lo que escribir. Pero al pensar simplemente en escribir, recordé aquel momento... De todas formas eso sólo despertó mi curiosidad. Aunque creo que fue ese mismo año cuando gané mi primer concurso literario... Quizás os lo cuente otro día...



Buona notte a tutto il mondo.

Recuerdos

Posted by : Any R 5 Comments
Estoy un pelín colocada. Mi cuerpo no soporta bien el paracetamol. Es decir, mis riñones no lo depuran en condiciones (por eso de que me falta una encima y me sobra bilirrubina... cosas médicas que nunca llegaré a entender). Pero ya no podía más. La garganta me mataba y o me tomaba algo (las opciones se resumen al paracetamol puesto que soy alérgica al ibuprofeno y al ácido acetil salicílico), o pasaba una noche como la de ayer, despertándome a cada poco con el dolor inmenso que supone tragar. Ahora, gracias al paracetamol, parece que puedo hacerlo sin poner una cara excesivamente rara como llevo haciendo el resto del día.

Hoy ha sido un día extraño. Me he quedado dormida y en lugar de levantarme a las 9 me levanté a las 12. Horror, porque luego todo el día ha sido un no hacer nada constante. Ni escribir, ni limpiar, ni recoger... Un nada de nada. A ver si esta noche duermo mejor y mañana me pongo las pilas con la casa, la comida y compañía.

Este fin de semana ha sido intenso, agradable, divertido... Algo me dice que quedan cosas buenas por venir, aunque no me gusta pensar eso porque puedo decepcionarme. Me han llamado de un trabajo... El miércoles tengo una entrevista. Sin embargo, con la voz como la tengo, no sé si pasaré la prueba para teleoperadora... Se intentará al menos... El paintball del domingo fue genial. Tengo moratones por todas partes, incluso un chichón en la cabeza... Pero da igual. Nos reímos, nos picamos, nos pegamos bolazos... Estar todos juntos así fue algo agradable. Hacía tiempo que no tenía ocasión de disfrutar algo así.

En fin, que son horas de irse a la cama, a ver si el paracetamol me echa una mano y puedo dormir mejor que ayer. Siento no estar demasiado inspirada y publicar esta entrada prácticamente insulsa (retiro el prácticamente). Mañana será otro día... Tengo mucho que escribir, mucho que actualizar y mucho que poner al día.
Posted by : Any R 3 Comments

Bueno. Muchos se preguntarán por qué el cambio. No es la primera vez. Probablemente no sea la última. Recuerdo las quejas de que mi blog no se leía. Bueno, quizás ahora sea más fácil. No lo sé. Quizás algún diseñador podría decirme si ha mejorado o ha empeorado la cosa… En principio se quedará así una temporada. Sé que hay quien decía que mi identidad viajaba con las letras de sangre sobre la oscuridad del abismo, pero siempre he querido llegar al mayor número de gente. Así que intento vocalizar en escrito, quizás no suene tan personal, pero mantengo que lo importante son las palabras.

El cambio trata de reflejar un poco las variaciones que se están produciendo en mi vida y en mi interior. Están cambiando tantas cosas, tan deprisa... Como siempre. También he decidido agregar algunas cosas más, como enlaces a otros Blogs y similares. Porque realmente necesito relacionarme con gente, incluso a través de un medio frío y falso como es internet (frío porque no es real; falso porque no acerca a la gente, sino que intensifica la distancia acercándonos a lo que no podemos poseer).

Me siento sola. Da igual que muchos se alcen en armas y me digan que es una estupidez, que tengo a mucha gente que me quiere a mi alrededor. Me sigo sintiendo sola. Por más que algún amigo o amiga me regale algún abrazo, por más que tenga que robar otros cuantos… Me sigo sintiendo sola. ¿Por qué? Joder… Si lo supiese lo habría solucionado, ¿no? Soy un poco tonta, pero no tanto…

He vuelto a hablar sola, lo admito. Cuando no hay nadie en el piso (me niego a llamarle casa por si tengo que abandonarla en breve, dolerá menos de esa forma), me paseo como un fantasma de la sala a la cocina, a mi habitación, recorro el pasillo… Comento estupideces conmigo misma, respondiéndome lo idiota que parezco. Pero lo sigo haciendo. Entonces algún vecino pone la música a tope y me encierro en un mundo de ordenadores y cascos, con la música alta para no escuchar ni mis propios pensamientos.

A pesar de todo la novela avanza a grandes pasos. Se mueve como el ser vivo que por fin me he dado cuenta que es. Pronto publicaré el último capítulo de un fanfic que significó un tímido principio y que será el final más grande al que me haya enfrentado en mi vida. Quizás por eso lo temo y lo rehúyo.

Hoy he vuelto a perderme en los inseguros trazos del lápiz entre mis dedos, dibujando en el papel un rostro de mujer. Hacía tiempo que no lo disfrutaba como hoy, mientras el resto de los habitantes intentaban solucionar un problema de conexión a internet. Ahora tengo las acuarelas aquí al lado, y algo me dice que no podré dormir hasta que las saque y regale a mi personaje algunos trazos de color. Iré pues cuanto antes, porque creo que también necesito perderme un poco en el mundo de los sueños. Porque no recuerdo ninguno últimamente, pero sé que son de lo más agradable que encuentro hoy en día en mi vida. Y por una temporada, me apetece soñar.


P.D: Es curioso que al releer todo esto parezca que estoy triste o afligida. No es cierto. No, no lo es. Sólo estoy cansada. Cansada de nada. Y, por supuesto, el piloto de la melancolía continúa encendido.

Cambios

Posted by : Any R 9 Comments
Bueeeeeeno. Tenía que encenderse la bombillita del Modo Melancólico. Sí, tenía que venir a hundirme un poquito. Eran horas, el subidón de la libertad no podía durar mucho tiempo. Ahora la libertad se me cae encima y estoy deseando una cadena a la que poder agarrarme. Más que nada para no caer más al fondo.

Sólo hay un problema (sí, claro, qué amable, sólo uno...): que no sé lo que quiero. ¿Qué hago? A medida que las puertas se van cerrando, cada vez me cuesta más decidir lo que quiero hacer. ¿Me voy a Barcelona? ¿Valencia? ¿Madrid? No tengo absolutamente nada más que amistades en cualquiera de esos lugares. Muy buenas amistades, pero que no me pueden dar la seguridad que tengo aquí. Normal... A fin de cuentas son amigos, no familia... Y a fin de cuentas, están todos en mi situación o similares. Lástima, era un buen momento para desplegar las alas y probar hasta donde puedo ser capaz de llegar.

Me acaba de dar la pájara... Estoy inscribiéndome en ofertas de trabajo de Valencia. ¿Por qué no? Conozco a gente allí, más de la que conozco en Coruña incluso... Me gusta la ciudad, no es excesivamente caro vivir en ella y sería toda una experiencia. ¿Si saliese algo, por qué no irme a visitar a toda la gente de allí a la que adoro? Y quizás haga lo mismo con Madrid y Barcelona.

Caray... Cómo cambio en media hora de forma de pensar. Soy libre, leñe, era lo que necesitaba. Deja de deprimirte y melancolizarte y lánzate a la vida con los brazos abiertos. ¡Imos aló!

MODO MELANCÓLICO ON

Posted by : Any R 2 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -