Archive for septiembre 2011

El agua estancada se pudre y acaba contaminándose, haciendo imposible que pueda beberse, que pueda ser útil para nada más... Así me siento yo una vez al mes (quizás sea cosa de las hormonas y de la regla, pero no puedo quitarme de encima la sensación de que algo de realidad hay detrás de todo eso...).

Me siento vacía por momentos, me siento ajena, siento que vuelvo a esperar, eso que no me gusta nada, dejar mi vida en suspenso hasta que vuelva a avanzar... He dejado tras de mí tantísimas cosas que quería, que deseaba con todas mis fuerzas alcanzar. Pero fracaso a fracaso, dolor a dolor, me voy quedando sólo con la perspectiva amarga que me empuja a encerrarme en vidas que no son la mía, deseando aquel sueño que de niña había comenzado a dibujar de un mundo encerrado en el que sólo existiesen mis libros, mis películas y yo... ¿Sería feliz entonces? No, probablemente tampoco. Y sé que los pequeños momentos de calma, de bienestar, valen la pena lo suficiente. Sí, me lo repito constantemente para convencerme a mí misma, porque sin eso no me quedan muchas ganas de seguir luchando. Porque no lucho por lo que quiero. Ni siquiera sé qué es eso, qué es "lo que quiero". ¿Cómo luchar entonces por algo que desconoces? Hace poco tuve quizás una visión de algo que me habría gustado alcanzar. Pero que está tan lejos de mis manos como ese sueño de encerrarme para siempre en las ficciones de otros para vivir cualquier vida que no sea la mía.

Me siento perdida por momentos. A veces creo que estoy donde tengo que estar, pero resulta frustrante descubrir que no es así, o que, si lo es, lo perderé en menos de un año... Curioso cuánto puedo llegar a rayarme sin apenas darme cuenta. Y cómo puede explotarme todo en la cara. Y me encierro en las arenas del desierto de Arrakis para no pensar en las propias arenas movedizas que me rodean. Estoy cansada continuamente. No sé si algún día podré volver a sentirme realmente bien. Ni siquiera sé si algún día me he sentido así. Supongo que la vida es en general una puta mierda, y que sólo algunos momentos valen la pena. Así que navegando entre la mierda quizás llegue a alguno de esos momentos en breve, permitiendo que me relaje un poquillo. O quizás una semana después de tener la regla las hormonas me darán una tregua y me sentiré algo mejor. ¿Quién sabe?



Estanque

Posted by : Any R 1 Comment

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -