Archive for mayo 2009

Me encantan esos días en los que hace calor fuera y yo me quedo en casa (ante la mirada incrédula de todo el mundo). Esos días, no tengo que sacarme el pijama (pantalón negro aterciopelado y camiseta de tiras blanca) ni tengo por qué calzarme. El suelo no está frío y puedo caminar sintiendo cada paso que doy. Todo el mundo en casa se ha ido a la playa. Así que nadie me obliga a comer como es debido. Desayuno delante del ordenador, a las tres de la tarde, torrijas que mi madre dejó hechas con un vaso de agua para bajarlas. Me había tentado hacer un zumo de naranja, pero... Mmmmm, estoy vaaaaaaagaaaaaaa... xD

Anoche fue algo extraño... Bebí más de lo que debería... Y me dediqué a intentar ser un ángel de la guarda... Aunque nunca se puede salvar a todo el mundo, no puedo dejar de intentarlo. Algunos se enfadan por ello... Porque cuando necesitan toda mi atención, yo me divido entre todos aquellos que me tienden la mano en busca de ayuda... Pero tengo que ignorar esos enfados... Tengo que seguir intentando tirar de mis brazos a lados opuestos para abarcar a todos... Soy incapaz de decidir quién me necesita más...

Recuerdo un momento de la noche... Acompañé a una de mis custodiadas a coger un taxi y luego volví al local (sí, cielo, ese momento). Había salido sin la cazadora, pero estaba lo bastante borracha como para tener frío. Además la noche era cálida. Caminaba, como es habitual en mí, a paso rápido. Tardé apenas 5 minutos en llegar al Forum. Pero fueron los 5 minutos más largos y los más cortos de mi vida... No sé si sabré explicarlo... Pero puedo intentarlo.

(Suspiro)

Estaba deseando estar ya en el local, tenía miedo de que cerrasen y de perder al resto de la pandilla (aunque pensándolo racionalmente, las conozco y sé perfectamente que me esperarían). Pero en ese momento el pánico me sobrevino... No quería perderme... Y estaba perdida... No estaba donde tenía que estar, aunque no supiese cuál es ese lugar, no estaba allí... Necesitaba más que nunca encontrarme, necesitaba abstraerme del mundo, no llegar jamás al Forum y perderme en... bueno... sé dónde quiero perderme desde hace una buena temporada, ¿no? Sí... Tú lo sabes también... ¿Hay un hueco para mí entre tus brazos? Sí... Sé que sí...

Mmmmmm, no he sabido explicarme...

Tengo una extraña sensación... Llevo varios días siendo perseguida por una canción, una que nunca vaticina nada bueno... Y cada vez más, vuelven recuerdos a mi cabeza que ya no sé cómo aplacar... Conversaciones que se desvían a donde no deben, fotos escondidas en alguna recóndita carpeta del disco duro portátil que llevaba tiempo sin ver y que de pronto aparecen como si alguien las hubiese "destapado", "esa" canción... Tengo un mal presentimiento... Muy malo... Y por desgracia, suelen cumplirse.

Pero prefiero ponerme las orejeras de burro... Sólo quiero mirar lo que llama mi atención desde hace unos meses. Sólo quiero mirarte a ti. Ya me enfrentaré a las cosas cuando ocurran, no pienso dejar que mis "premoniciones" me afecten. Simplemente estaré preparada para recibir el golpe para que, aunque me haga tambalearme, no me tumbe y pueda continuar el combate magullada pero estable. Mmmmmm, jo... Tengo ganas de volver a entrenar...



Para ti... Como toda yo...

Hoy

Posted by : Any R 9 Comments


Desde que cumplí los 11 años, sólo puedo recordarme sola. No es nada negativo... Simplemente... En fin, mejor será que lo explique desde el principio...



A esa edad, mi padre se fue de casa. Nos quedamos los tres hermanos (un universitario, un adolescente rebelde y una chiquitaja) y mi madre solos. Como mi padre fue un cabrón y no quiso pasarnos pensión y demás variadas chorradas que no voy a relatar, nos quedamos sólo con el ínfimo sueldo de mi madre para mantener a cuatro personas, así que la pobre acabó pluriempleándose para sacarnos adelante. Por las mañanas, se iba al hospital, entre carros, potas y emplatados, sus 8 horas diarias de jornada laboral. Y al salir, venía a casa, a veces le daba tiempo de hacer de comer, otras no. Y salía corriendo a trabajar en otra cocina, en un restaurante de postín, donde le pagaban una mierda en relación con lo que se partía el lomo, pero era una mierda necesaria... Había una hipoteca que pagar... Así que mientras hizo falta el dinero, mi madre trabajaba 20 horas al día.

Yo llegaba del colegio para comer. A veces había algo, otras, tenía que buscarme la vida (mis hermanos apenas se pasaban por casa). En ocasiones, era yo la que apenas volvía, porque sabiéndome desatendida, mi madre me mandaba prácticamente a vivir con mi mejor amiga. Pero la mayoría del tiempo, me quedaba sola en casa, sin nada que hacer, sin más compañía que la pobre Nikiña, cansada de escucharme quejarme de todo... (Sí, siempre fui una quejica).

Con el tiempo, el sueldo de mi madre fue subiendo. Consiguió plaza fija, superó un cáncer, le dieron una minusvalía... Mis hermanos acabaron marchándose de casa... En fin, que nuestra situación económica mejoró a base de bien... Así que mi madre ya no tenía que trabajar tanto. Pero entonces, lo que necesitaba era animarse, moverse, salir, conocer gente... Empezó a salir siempre que le era posible (siempre de forma sana, siempre con su hora fija de volver a casa, a ver si le había hecho caso y estaba dormidita, arroparme y darme un beso en la frente). La escuchaba llegar, sabía que era ella por los tacones. Entonces apagaba la luz, tiraba el libro al suelo y me metía en la cama, haciéndome la dormida, con Nika a mi lado, mirándome con reproche pintado en los ojos.

Más tarde, apareció su novio y entonces empecé a autoexiliarme. Quizás la soledad me había ganado la partida y ya no me encontraba cómoda si no era con cierta gente... Y al mismo tiempo apareció mi ex... Entonces, reduje todo mi mundo al suyo (¡¡¡¡ERROR!!!!). Incluso acabé yendo a clase con ella (bachillerato de arte cuando yo ya estaba en la carrera... xD). El caso es que fue entonces cuando cayeron las acusaciones sobre mí... "Me dejas sola"... ¿Cómo? ¿Perdona? Creo que no he escuchado bien... Pero sí... Y era cierto... Puede que yo tuviese complejo de columna, y además de soportar el peso de la soledad (culpable de esta locura mía tan característica, creo yo) y a callar y no exigir compañía... Pero el resto del mundo no... Siempre tiraban de mí... "Quédate conmigo, no quiero estar sola". "Estoy enferma... (pregunta implícita: ¿vas a dejarme para irte con ella?"). Pero yo todavía no lo veía. Fue cuando tuve que dejar a mi ex (no importan las circunstancias) cuando me di cuenta de que sí que me había quedado completamente sola. Cuando reduces tu mundo a una sola persona es lo que ocurre...

Poco a poco fui recuperando mi vida, caminando por nuevos caminos, dibujando posibles futuros... Todavía sigo en esa etapa... Todavía...

- ¿Y esto, Any, a qué coño viene? - algun@ se lo preguntará...

Mi madre no volverá hoy a casa, mi hermano casi nunca lo hace... Así que vuelvo a encontrarme sola, con el perro... Claro que ahora tengo algo que entonces hasta los 14 no pude disfrutar: INTERNET. Y la soledad... ¿Se esfuma? ¿Cómo de real es una compañía al otro lado de una pantalla? Tanto... Mitad de mi vida la he dedicado a este tipo de gente, en ocasiones hasta he mantenido amistades durante años sin apenas ver a las personas... Es algo que para mí se ha convertido en una realidad, en parte de mi vida...

Hoy me descubrí hablándole al perro... Realmente criticándole por tonto... xD Es que mira que es tonto... Y he recordado todos mis momentos de soledad con Nika, cuando le contaba mis penas... Pero ahora... La única soledad que siento, es la que describe esta canción, que siempre ha sido una de mis favoritas de Mónica Naranjo... Hoy, me quedo con un par de frases:

"Sola pasan las horas
sólo me acuerdo de ti...
Triste por no poder amarte,
loca por vivir así,
exclava soy de ti..."

"Descubrirnos juntas muy, muy lentamente
llegar a la cumbre de tu corazón."

Sola...

Posted by : Any R 8 Comments
Vuelvo a casa. Para variar, pienso en ti.





Me invade el olor de la hierba recién cortada. Las primeras gotas de lluvia siempre caen en mi nariz, haciéndome cosquillas. Están frías... Pero falta poco para llegar, así que no abriré el paraguas. Paso mi mano por la cara para retirar la humedad y noto su aspereza. Estas dos semanas y el finde al fuego han hecho más estragos en ellas de lo normal. Intentaré recordar dónde he dejado la Nivea. Aunque seguramente su olor a veranos en el camping de Broña me pondrá nostálgica... Le he pedido chocolate a mamá. Lind, por supuesto. Hace muchísimo que no lo dejo deshacerse en mi boca... Mmmmmm, al diablo con evitar los dulces... La prima comunista (que no da llegado) es la que manda. xD



El novio de mi madre es muy parecido a papá. Físicamente, en su actitud, su forma de hablar, sus gestos... Hasta su voz... Es un poco extraño. Fui lo más cordial que puedo ser con un completo desconocido. Aunque como he podido comprobar, eso no implica mirar a la cara. ¿Por qué me incomoda tanto? Quizás porque no quiero ver en él lo mismo que ha visto mi madre... No quiero asociarlo a él. Él se fue...



Mi universo sensorial se reduce a una fría mañana de mayo en Santiago, con las gotas de lluvia amenazando tormentas todavía sin desatar. Aunque al menos hoy, de cuando en cuando, el sol se anima a saludar. Querría reducir todavía más ese universo... (O aumentarlo, no sé exactamente cuál sería la diferencia espacial...) Quiero que en lugar de la hierba recién cortada sea el aroma de tu cuerpo lo que acaricie mi nariz... Quiero que sean tus manos las que se deslicen por mi piel en lugar de las mías... Quiero ver tus ojos, mirar mi reflejo en ellos y no apartar la cara, enrojecida de vergüenza... Quiero escuchar tu risa a pocos centímetros de mi boca... Y en lugar del chocolate, quiero devorar tus labios... Quiero reducir mi universo sensorial a ti. Quiero que tú, mi Universo Insondable, te hagas con cada uno de mis sentidos para ponerlos a tu servicio, bajo tu voluntad... Quiero hacer real cada uno de nuestros "buenos días"... ¿Los recordaré todos? No importa... Inventaré uno nuevo para ti cada mañana...



No voy a arrancar una margarita y deshojarla... No lo necesito... (L)




"Jamás en la vida imaginé que serías algo parecido a un sueño..."
"Te quiero aquí, dentro de mí,
el mañana me da igual.
Quiero sentir que estás aquí
y lo demás puede esperar.
Tantas historias por contar
y tantos suelos que pisar.
Siempre vemos pasar el tren,
algún día será para mí y para ti."

Universo insondable

Posted by : Any R 7 Comments
Ayer, paseando, vi algo que me atrajo de un modo inexplicable. Y pese a que es una tontería, pese a la ironía, pese a todo lo que pesaba... Decidí que tenía que ser mío. Ahora lo tengo aquí delante... Esperará, como yo, a que pueda ser útil... Quizás algún día...

Ayer fue un día un tanto... Extraño... Tantas cosas... Al mirar hacia atrás lo recuerdo como si fuese mucho más tiempo que 24 horas...

Academia a las 9 de la mañana... ¿Una paloma gorjea o zurea? Ains...

Luego gimnasio. Pierna... Con todo lo que tendría que andar después, la perspectiva se hacía un tanto... Desagrable. Pero como siempre, la Mini-ayuda sienta genial para superar los momentos saturados de testosterona. ¡¡¡Y sin acosador!!! ¿Se cansaría? Hasta le echaré de menos... mmmmm, no, no cae la breva... :P

Luego, corriendo a un restaurante para comer con mi madre y sus compañeras del trabajo, que habían ido a hacer el último tramo del camino de Santiago. Cachondeo, risas, canciones populares gallegas... Entretenido, la verdad. Cada mujer de esa mesa tiene su historia. Mi madre me las fue susurrando, para que entendiese lo increíble que era ver sonreír a cada una de ellas.

Paseo hasta el coche y al aeropuerto a buscar a mi hermano. Me gusta conducir por la carretera al aeropuerto. Más que por la autovía... Allí, fui a comprar unos chicles para mi madre y el hombre de la caja me llamó "caballero". Sonreí, mirando de reojo el tatuaje de mi brazo derecho y cuando se deshizo en disculpas, le comenté que "caballera", valía también. :) A fin de cuentas, soy una princesa caballero, ¿no? Mmmmmm, princesa de cuento de hadas, si lees esto, que sepas que te extraño.

Al volver a casa para pasear al perro (que llevaba todo el día sólo y encerrado en casa), me encontré con un paquete en la puerta. Un paquete de Italia. Ya lo había olvidado... Dolcenera... Sí... Dolcenera... No tenía tiempo para escucharlo, pero abrí el paquete y acaricié las portadas de los discos... Maravilloso...

Fue al subir al centro a hacer gestiones de las que pronto me arrepentiré, cuando lo vi... Me detuve... No pude evitarlo... Y sí... Tuve que hacerlo mío... Mío... ¿Y de alguien más? ...

Luego la vuelta a casa... Vuelta a ti... A ti... Tú... No puedo evitar nombrarte, porque no puedo evitar pensarte...

Y mientras disfruto de ti, una llamada... Danza... Sí... De nuevo... Dios... Tan extraño todo...

Y tú ahí... Siempre ahí... Siempre tú...

(Esto era lo que iba a publicar este medio día, se quedó a medias... Dejé de escribir cuando apareciste tú. Ahora... Sólo mastico la decepción un poco mientras intento convencerme de que no es para tanto... Porque no lo es... No es para tanto... Pero en fin... Se me pasará mañana...)


"Tu sarai per me spazio senza limite"

...

Posted by : Any R 6 Comments



De todas las chicas de la academia, me tuvo que pasar a mí... Snif snif... Soy la única lesbiana y me tiene que tocar a mí el acosador... Me persigue...

Mi cuerpo empieza a purgar las agujetas. Eso está bien. Ya no me duele el pecho al mover los brazos mínimamente. Así que mejorando espalda, pecho, brazos y torax a pasos agigantados. El otro día mi madre me abrazó y me dijo que soy la mitad de lo que era. Y es cierto... Mirando fotos de hace un par de meses, se nota muchísimo la diferencia. Voy a acabar acostumbrándome a ser así... Me gusta la sensación. El otro día, con un par de copas de más, descubrí que me siento mucho más "grande". Ya no encorvo la espalda (salvo recién salida del gimnasio, que estoy muerta xD), ya no ando con la cabeza gacha... Vaya, que hasta parezco una persona mucho más segura.

¿Y eso lo ha conseguido el gimnasio? Vaya... Y yo que los odio... xD Demasiada testosterona en el ambiente. Y un acosador tras de mí :S


Bueno... Me han encantado los comentarios que dicen que os gustan mis gatitos... :) Seguiré haciéndolos, por supuesto. Cada día hay unos cuantos... ¿Y quién sabe? Quizás algún día además de mostraros mi voz de lesbiana (anteriormente conocida como voz de línea erótica xD) haga honor a los mininos y os muestre también mis maullidos... xD

*MIAU*





P.D: ¿Se nota mucho que últimamente siento... Un universo insondable en el corazón?

:-)

Posted by : Any R 7 Comments


Hoy nos hicieron una prueba de tuberculosis en la academia. Al parecer una alumna que lo dejó hace un tiempo (precisamente por enfermedad) ha sido diagnosticada ya. Así que hoy cuando terminamos el examen de los últimos dos temas (Gobierno, Administración y Funcionarios), la profe nos dejó haciendo una redacción (¿Por qué os meteis a esto? - pero dicho finamente). Realmente era la oportunidad de reescribirla. A mí me ha vuelto a quedar sentimentaloide... Igual debería evitar la mención de mi padre... En fin.

El caso es que cuando acabamos, fuimos pasando por orden a la sala con la enfermera que nos inyectaba la "tuberculina". Las caras con las que salía todo el mundo, acojonaban a los que todavía quedábamos fuera. Y cuando me llegó el turno, admito que recordé la carita de la profe con los ojos llorosos diciendo: "no, no duele... pero pica un poco...".

Abrí la puerta. Me senté con la hoja de los datos entre las manos temblando levemente y delatando mi nerviosismo.

- ¿Es la primera vez que te haces la prueba?

- Mmmmmm, que yo recuerde sí.

Cogió la aguja, miré a otro lado, la clavó ("ah, esto no duele nada", pensé) y cuando empezó a apretar, tuve que cerrar los dientes con fuerza para no soltar un gritito. El líquido que me estaban inyectando picaba a rabiar... Pero picar no de que te picó un mosquito... Picar de escozor igual que cuando echas alcohol en una herida. Auch.

- Ya está.

- Ah, nada más - Any que se hace la valiente-. Pues no es para tanto...

Salí también con los ojos llorosos. Sin decir ni una palabra. Me fui a la clase y saqué pluma y papel para dibujar gatitos... Pero suspendieron la clase. Así que nada... A pasear por ahí hasta la hora del gimnasio...


Redescubriendo a Silvia Penide. Increíble.


Mira, he encontrado esta canción entre todas para ti...

Mixiricas

Posted by : Any R 14 Comments
Me desperté tarde. Mi cuerpo se negaba a moverse. Me dolía el pecho. Pero en fin, agujetas, normal. A pesar de lo tarde, podría haber ido con tiempo, si no fuese por el nivel de empanamiento. Me quedé prácticamente 10 minutos sentada en la cama. Sin hacer nada, sin mirar nada, apenas sin escuchar la radio (¿Camera Café?). Salí de la habitación al mismo tiempo que mi hermano volvía a la suya del baño. Esperé a que dejase las coñas y me dejase pasar. No estaba de humor. Llegué a la cocina. Un desastre de loza y suciedad. Piensa, procesa... Mierda... Hoy me toca a mí recoger y hacer de comer. Y por si fuera poco en tiempo record, porque tengo que perder el tiempo yendo al médico... Cabreo.

Salí tarde (otro empanamiénto tomándome el sucedáneo de café). Y pensé que a pesar de desear que la mañana se arreglase, no parecía tomar ese camino. Llueve. He bajado las escaleras, he caminado media calle... Y me veo obligada a volver atrás a por el maldito paragüas. Un poco más adelante me cruzo con un camión de transporte de animales vivos... El hedor... Las nauseas... Me vi obligada a hacer verdaderos esfuerzos para conseguir que el desayuno se quedase en el estómago. Y como consecuencia, el resto del camino me acompañó un dolor intenso en todo el pecho y abdomen.

Me alegré al encontrar la nariz de payaso... Pero fue tan fugaz como el tiempo que tardé en metérmela en el bolsillo.

En la academia, hablamos de dejar de fumar.

"Recuerdo ver a tu padre fumando a dos manos... Le vi una vez cuando estaba en Orense... Era un hombre con mucho carácter".

Como si no lo supiera... Les cuento cómo me enteré de su muerte, con una sonrisa en los labios. Como siempre...

Camino de vuelta bajo la lluvia hasta el centro de salud. Total... Esperando 45 minutos (que utilizo para estudiar... sí, soy yo, ¿vale? Esperando para entrar al médico mientras estudio... La gente cambia... xD). Al final el doctor de apellido impronunciable se dedica a meterse conmigo por querer ser policía y pasa de mis análisis. Eso querrá decir que estoy bien...

"¿Cómo te dio esa vena?"

"Pues por mi padre. Sigo sus pasos."

"Pero seguro que tu padre no tiene tatuajes."

"No, no los tenía."

"Ah, ¿que ahora sí?"

"No, ahora tampoco."

"... Lo siento..."


Llegué a casa. Lo mejor del día, hacer la comida. "El viaje de Copperpot" a todo volumen en el DVD y cuando me doy cuenta la cocina está reluciente y la pasta casi lista. Pero sin querer me paso con la pimienta... Lástima, habría estado muy buena...

Llego tarde al gimnasio, así que me paso el resto del tiempo bromeando sobre que no me dará tiempo de acabar a las 5 y me echará la rubia a patadas... xD Acabo a las 5 y 10. La rubia no me dice nada.

En casa, a pesar de que sé que tengo que estudiar, vagueo un rato. No me apetece ir a correr hoy. Llueve a ratos, me duele la rodilla, la espalda, el pecho, los brazos... Si ayer estaba bonita, hoy soy un mapa. Como se me ocurra separar los brazos de la mesa, tiemblan descontroladamente... Se pasará. A todo se acostumbra una...

No consigo que sea un buen día... Pese a la nariz de payaso, el trébol de 4 hojas, el buen rato en el gimnasio... No, no consigo que sea un buen día.

Mmmmmmmmmm, estoy rayada. Y lo jodido es que no sé por qué o ya lo habría solucionado. En fin, hoy hasta los gatitos me han avisado...





No consigo que hoy sea un buen día...

Posted by : Any R 11 Comments


Destino: Chaves, Portugal.

Lugar de partida: Santiago de Compostela.

Salimos de casa tarde. ¿Para eso madrugo? No me molesté en grabar música, sabía que a pesar de que mi hermano había protestado por mi petición de que me dejasen el tema a mí, nadie llevaría nada. Estaba enfadada. ¿Por qué? No lo sé...

El dueño del coche nuevo no quería conducir, así que le pasó las llaves a mi otro hermano. El coche estaba en reserva. ¿Lo primero? La gasolinera, por supuesto. Las dos que nos saltamos fueron... pequeños despistes... A la tercera va la vencida. ¿La tercera? Ya en la autopista, a 27 kilómetros. El piloto de la reserva empieza a parpadear. Todos empiezan a hacer bromas sobre quedarse tirados y a recordar las veces que les había ocurrido antes. Yo, callada, con la cabeza apoyada en el reposacabezas (para eso están), esperando el comentario que por fin llegó de mi madre: "¿No hay otra emisora?".

Suena "Colgando en tus manos" y sonrío. Empiezo a reírme con las bromas sobre ir en punto muerto, empujar el coche en la cuesta arriba... Llegamos a la estación de servicio. Mi hermano, acostumbrado a su coche pequeño, se acerca demasiado al surtidor y golpea el bordillo. "Uy, cuidado". Separa un poco el coche y se dedican a llenar el depósito para saber de cuantos litros dispone.

Tras pagar, mi hermano regresa al coche, se queda mirándolo con cara de pocos amigos y se acerca algo pálido. "Nos hemos quedado sin rueda". Los tres restantes nos reímos. Él no se ríe. "¿Cómo?". Primero baja mi hermano y se lleva las manos a la cabeza. Luego mi madre, que abre los ojos como platos. Con el cubo de Rubik en la mano abro la puerta del coche y me acerco... Mierda... La rueda ha reventado.

No somos unos inútiles, podemos cambiarla... Sí, bueno... No cuando le has dado un golpe y se ha quedado encallada... Decidimos llamar a asistencia en carretera y olvidar el viaje a Portugal. Ni siquiera hemos pasado de Silleda... De hecho es allí dónde acabamos, en un taller de neumáticos llamado Tato tras un interesante viaje ocultos dentro del coche subido a la grúa (sólo mi hermano y yo:

- ¿Y esa sirena? ¿Ahora hemos atracado un b...?

- ¡¡¡Ana, agáchate más, que es el peaje y nos van a ver!!!)


La rueda tiene arreglo, pero tardarán horas... A la una y media puede que esté lista. Bueno... Mi hermano trabajó en Silleda, algo conoce. Vamos a pasear por el pueblo/ciudad/lo que sea...



Al final se nos queda pequeño... Y acabamos recorriendo las "carballeiras" (robledas) cercanas al taller.



Todos habíamos iniciado el viaje sin ganas. Ninguno tenía especial interés en coger una marcadora y acribillar a los otros a balazos, tirarse por tirolinas, montar en quad... Pero lo del senderismo no era tan mala idea. El ánimo fue subiendo a medida que paseábamos riéndonos de nuestra suerte. "Hoy no era el día".

- Bueno, estamos haciendo senderismo, ¿no?

- (Risas)

- ¡Eh! Y no tenemos pistolitas, pero mira (recoge del suelo una bolita de eucalipto y la tira). Podemos tirarnos desto.

- (Risas, comenzamos a recoger bolitas y a tirárnoslas)


Al final, regresamos a casa después de pasar un buen día juntos (con 15€ menos de la reparación de la rueda, pero sin haber pagado peaje... xD). Decidimos que tenemos que hacer cosas así más a menudo... Ha sido divertido. Tirarnos el mechero para ver quien tiene más reflejos, llegar cuatro veces al taller preguntando por la reparación para que nos digan que la rueda "está en el horno", discutir sobre si somos o no somos gafes ("Ana ya es ceniza..." xD), Amy sonando en el taller justo cuando nos bajamos del coche...

Y volver a casa... Que no lo esperaba... Porque así "te tuve" a ti...


Sí, mamá, tienes razón: "los días que empiezan mal sólo pueden ir a mejor...".

Viaje truncado

Posted by : Any R 7 Comments
Si pasas el tiempo suficiente observando sentada al lado de una rotonda, te das cuenta de lo egoísta que es la gente. Ayer estuve una hora sentada en la esquina de Romero Donallo con Rosalía de Castro, esperando, al principio dibujando más gatitos, luego simplemente observando a la gente. Gente que por no andar 10 metros más se mete en la rotonda para cruzar, dificultando el paso de los coches y poniendo su vida en peligro. Gente que en lugar de dejar la rotonda despejada cuando el semáforo del lugar al que se dirigen está en rojo, se meten para no perder "su hueco" y provocan atascos interminables. Gente que usa el claxon casi antes de que se encienda la luz verde... Gente... Gente que pasa hablando a gritos por el móvil, gesticulando como si la otra persona pudiese verla. Gente que te mira de reojo, preguntándose por qué estás allí parada. Gente que te guiña un ojo antes de que apartes la mirada, disgustada por la perversidad de la suya... Gente que te recuerda a alguien...

Hoy, volviendo hacia el gimnasio, me sentí como si caminase entre la magia. Una ráfaga de viento sacudió las ramas de los árboles, que comenzaron a soltar motas blancas que bailaron a mi alrededor durante un buen rato. Quería sonreir, pero temía tragarme a una de aquellas hadas juguetonas que no dejaban de seguirme. Pensé en ti. ¡Qué raro! Como si no pensase siempre en ti...


Posted by : Any R 6 Comments
Suena "Deja que llueva" en el mp3. Ya estoy llegando a la academia. Con la música, probablemente no he escuchado el móvil, pero hago ejercicio de paciencia a ver cuánto puedo aguantar sin mirarlo con ansia. No es mucho... A la altura del último semáforo, donde siempre miro la hora por última vez (tienen que ser justo las nueve o faltar un par de minutos...) me olvido del reloj y descubro el sms. Sonrisa de oreja a oreja. La chica que se cruza conmigo me responde a la sonrisa pensando que es para ella... Lo leo, y como siempre los escalofríos recorren mi cuerpo al imaginarlo. Aunque esta vez no puedo reprimir un gemido/susurro que se escapa de mis labios antes de que me dé tiempo a contenerlo mordiéndome el labio... El chico que se cruza conmigo abre los ojos desmesuradamente...

******

Al entrar en el callejón, me asalta el olor a colada limpia. El detergente inunda el aire sin permitir espacio a nada más. No importan las rosas del jardín de al lado, ni los tubos de escape de los coches de la carretera que acabo de dejar. No. Todo huele a limpio... Cierro los ojos y aspiro. Suspiro. Vuelvo a pensar en ti...

******

Llegando a casa me cruzo con mi hermano. Llevo el periódico en la mano, él lleva el móvil. Sin decirnos nada, yo empuño el periódico, el coge el móvil e imita el sonido de un sable laser. Nos cruzamos chocando las espadas, giramos sobre nosotros mismos y volvemos a chocarlas. Nos sonreímos, y cada uno sigue camino hacia su destino.


¿Mi destino? Ojalá fuera otro... ¿A 300 km? ¿A seis días corriendo? ;P Mi destino es Pancho, que salta, se retuerce, lloriquea... Vaaaaaaale, ya salimos a pasear. Y de frente, en el parque de siempre, me encuentro mi mala hierba favorita. Esa que quiero ser... Esa que crece donde le da la gana, que es imposible de eliminar porque siempre resurge, que aguanta lo que le echen sin protestar y además es preciosa... Complejo de mala hierba... Así no suena tan mal, ¿eh? Y dando la vuelta al ruedo, me entretengo pensando en la cantidad de tréboles que hay. "Hace tiempo que no encuentro uno de 4 hojas", pienso. "Quería uno para ti...". Y ahí está. Si llega a ser un perro me muerde. Justo ante mis ojos, justo ante mis manos... Ahora está entre ellas, igual que una de mis florecillas favoritas... Para ti...


"Ahora eres tú mi doctrina..." - "Dejas tu huella en mi espalda..." ;P

Sensaciones

Posted by : Any R 10 Comments
Con el chico Turnedo nunca he vuelto a casa por el mismo sitio... Música a tope, su mano siempre sobre el botón del foward. Esta la deja...



La disfruta... Mueve la cabeza al ritmo y sonríe cada vez que le miro. Últimamente siempre sonríe. Le sienta bien estar enamorado. Le sienta bien estar enamorado de una chica cojonuda. Lo demás... Lo demás no importa... Sólo esa sonrisa...

Yo también empiezo a tenerla.

"Entre tanto ruido se me escapa un te quiero"

Esta también la deja... Nos encanta a los dos... La paladeamos, sin llegar a cantarla... Disfrutamos de la letra, de la implicación de cada palabra.



Rotonda cerrada, más rápido de lo que debería... Contravolanteando, el coche sale por donde tiene que salir. Me mira...

- Que suave foi, non?

Yo no respondo. Sonrío. Respiro hondo. Lo echaba de menos. Siempre lo echo de menos.

"Leave me be your favourite nightmare, close your eyes and i'll be right there"

Ya estamos llegando a casa... O no... Porque con él nunca se sabe qué nueva ruta puede estar inventando. Siempre me he preguntado si las hace en el momento o decide por dónde irá desde el principio. Y empieza a sonar la canción... Los dos nos desgañitamos mientras la gente por las calles nos mira. Llevamos las ventanillas abiertas y sentimos cada frase a gritos...



Los dos tenemos a quién dedicársela, seguramente. Pero nunca lo haremos... Somos tan parecidos y tan diferentes...

"Seré como el tipo que algún día fui"


Siempre es un placer escaparse de la vida con mi chico Turnedo. Sí, siempre lo es. Sobre todo ahora, que con una sonrisa lo ilumina todo... Pero no importa la velocidad a la que vayamos, lo rápido que tomemos las curvas o las rotondas, las carreteras secundarias por las que pasemos. Siempre frena delante de casa, le doy un abrazo y un beso en el cuello y lo dejo ir. Mi instante de serenidad, de calma, de disfrutar de la vida... Se va con él.

Por eso siempre lo echo de menos.

Turnedo again

Posted by : Any R 6 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -