Posted by : Any R martes, mayo 26, 2009

Vuelvo a casa. Para variar, pienso en ti.





Me invade el olor de la hierba recién cortada. Las primeras gotas de lluvia siempre caen en mi nariz, haciéndome cosquillas. Están frías... Pero falta poco para llegar, así que no abriré el paraguas. Paso mi mano por la cara para retirar la humedad y noto su aspereza. Estas dos semanas y el finde al fuego han hecho más estragos en ellas de lo normal. Intentaré recordar dónde he dejado la Nivea. Aunque seguramente su olor a veranos en el camping de Broña me pondrá nostálgica... Le he pedido chocolate a mamá. Lind, por supuesto. Hace muchísimo que no lo dejo deshacerse en mi boca... Mmmmmm, al diablo con evitar los dulces... La prima comunista (que no da llegado) es la que manda. xD



El novio de mi madre es muy parecido a papá. Físicamente, en su actitud, su forma de hablar, sus gestos... Hasta su voz... Es un poco extraño. Fui lo más cordial que puedo ser con un completo desconocido. Aunque como he podido comprobar, eso no implica mirar a la cara. ¿Por qué me incomoda tanto? Quizás porque no quiero ver en él lo mismo que ha visto mi madre... No quiero asociarlo a él. Él se fue...



Mi universo sensorial se reduce a una fría mañana de mayo en Santiago, con las gotas de lluvia amenazando tormentas todavía sin desatar. Aunque al menos hoy, de cuando en cuando, el sol se anima a saludar. Querría reducir todavía más ese universo... (O aumentarlo, no sé exactamente cuál sería la diferencia espacial...) Quiero que en lugar de la hierba recién cortada sea el aroma de tu cuerpo lo que acaricie mi nariz... Quiero que sean tus manos las que se deslicen por mi piel en lugar de las mías... Quiero ver tus ojos, mirar mi reflejo en ellos y no apartar la cara, enrojecida de vergüenza... Quiero escuchar tu risa a pocos centímetros de mi boca... Y en lugar del chocolate, quiero devorar tus labios... Quiero reducir mi universo sensorial a ti. Quiero que tú, mi Universo Insondable, te hagas con cada uno de mis sentidos para ponerlos a tu servicio, bajo tu voluntad... Quiero hacer real cada uno de nuestros "buenos días"... ¿Los recordaré todos? No importa... Inventaré uno nuevo para ti cada mañana...



No voy a arrancar una margarita y deshojarla... No lo necesito... (L)




"Jamás en la vida imaginé que serías algo parecido a un sueño..."
"Te quiero aquí, dentro de mí,
el mañana me da igual.
Quiero sentir que estás aquí
y lo demás puede esperar.
Tantas historias por contar
y tantos suelos que pisar.
Siempre vemos pasar el tren,
algún día será para mí y para ti."

7 comentarios por lo de ahora.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -