Archive for enero 2011

Pues a mí sí me ha gustado. A parte de todas las escenas de sexo explícitas y gratuítas, de la metáfora excesiva de la flecha de cupido y de la estupidez de dar vueltas en la bañera, creo que he visto justo la película que necesitaba ver...

Hoy me he encontrado una ficha de ajedrez por la calle. Y resulta que no es una reina. Tengo que admitir que fue toda una señal... Una torre azul. Mi cabeza comenzó a girar, elucubrando teorías sobre mí y el amor basadas en el ajedrez y en esa ficha en concreto. Traté de enunciarle la definitiva a otra filósofa como yo...

"Esta soy yo" dije sosteniendo la torre en alto. "¿Dónde está situada la torre en el tablero? ¿Cuántas probabilidades hay de que ambas torres se crucen en el transcurso de una partida? ¿Cuántas de que me encuentre con alguien a quien pueda querer?"

Y ella me respondió:

"Pero es que tú no buscas alguien que sea igual que tú, no buscas una torre. Buscas alguien que te complemente: buscas un alfil".

Si ya no puedo creer en el amor, ¿qué me queda? Porque yo soy una Alba que dejaría todo para quedarme en Roma con Natacha. Porque en mi vida siempre he pensado que lo más importante es el amor, con quién compartirla. Porque aunque todo quiera demostrarme que es imposible, no puedo dejar de creer que existe un "para siempre". No quiero perder la fe en que algún día encontraré a alguien con quien quiera pasar el resto de mi vida (y esa persona también querrá quedarse conmigo).

Y se me cierran los ojos, así que me voy a descansar.


Room in Rome

Posted by : Any R 1 Comment
Se me acaba de caer una de las lentillas de 750 € por el desagüe... He descubierto que he cambiado demasiado... Ya no soy alguien a quien reconozca... Sé lo que no quiero. Pero lo que sí deseo cada día parece más imposible... No hay un "alguien" para mí por mucho que lo desee...¿Qué puedo esperar de la vida entonces?

Bueno, esta noche se me ha escapado el optimismo por los pelos... Mañana será otro día....

Vacío

Posted by : Any R 3 Comments
Esta tarde, por defender a alguien que quizás no lo merezca, he discutido con una compañera a la que le estoy pillando muchísimo cariño. Me ha sentado tan mal la riña que tuve que irme una hora antes a clase para estar sola y desahogarme dibujando. Y a pesar de que el resto del día ha transcurrido con normalidad, he descubierto que he aprobado uno de los exámenes que peor me había salido y he estado cenando con esa compañera y la sombra de la discusión se había esfumado, me he quedado demasiado sensible. Quizás por más motivos que por (auto)censura no comentaré en este blog... He visto Toy Story 3 y he llorado como una idiota. Supongo que me hacía falta llorar un poco. Quizás así me libere un poquito de las cosas que me carcomen y que mi nueva actitud todavía no ha podido vencer, mis únicos motivos para estar triste.

Necesito un cambio de actitud total, no sólo parcial. Necesito confiar realmente en que el universo me da lo que "necesito", y que a veces aleja de mí lo que "quiero" porque no me hará bien tenerlo o porque corro el riesgo de romperme sin llegar a conseguirlo.

Así que Universo, cosnpire usted para hacerme feliz.

Sensible

Posted by : Any R 2 Comments
Es curiosa la vida... Es curioso darse cuenta de tantísimas cosas en un solo día. Hoy, y sólo hoy, he vivido cien vidas. O quizás esa tendencia mía a la hipérbole me pierde más desmesuradamente de lo que llego a creer. Hoy he visto algo que me ha sorprendido. He visto lo que puedo llegar a significar para los demás incluso aquí... He recibido un regalo de una persona que ya me había dado su confianza sin reservas. He recibido las lágrimas emocionadas de alguien en respuesta a mis palabras. He dibujado sonrisas y he desatado llantos. He reforzado confianzas y sostenido manos. He regalado suerte y he puesto a prueba la mía. He soltado algunas de las cadenas que yo misma había tirado sobre mí misma. He recuperado un pedacito más de mi alma. Y como colofón... Gracias, mi princesa de cuento de hadas:

"Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.

Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma."

William Ernest Henley


Liberar el alma

Posted by : Any R 3 Comments
Hay cosas que se pueden evitar. Hay cosas que no, hay cosas imposibles. No puedo evitar que la gente se ponga nerviosa. Y no puedo evitar que en cierto modo me contagien un poquillo. Pero sigo más entera que muchos. También he descubierto un reducto de tranquilos en la cola del desayuno. Eso cambia los ánimos. Un andaluz le contaba a un gallego que el médico le había explicado cómo habían vaciado el pecho de su padre y se lo habían vuelto a poner todo, pero que al llegar a casa su padre se estaba muriendo. "Eso es agobio. Esto... Esto no es nada". No pude más que mirarle a los ojos y decir: "OLE".

Inminente

Posted by : Any R 0 Comments
... aunque a duras penas. Soy la tranquila del lugar. Lo soy porque intento serlo. Todavía me descubro pensando en lo que no debo pensar, imaginando escenas que sé que nunca ocurrirán. Queda poco, mañana comenzamos los exámenes. Un fin de semana, un par de días más y el miércoles seremos libres. Y respiraremos, la presión se aflojará (aunque conociendo a esta gente sólo lo justo y necesario para seguir respirando).

Pienso en positivo y me planteo que aprobaré todas las asignaturas. Porque llevo cuatro meses acudiendo a clase, haciendo resúmenes, leyendo, estudiando. Y he aprendido mucho más que en cualquier otra etapa de mi vida. Y eso ya son cosas que SÉ. Eso ya es mío.

Además, no necesito mucho. Mis planes cada vez se han ido deshaciendo más y, de tener claro a dónde quería ir, me he quedado en un limbo de indecisión. No me importaría que decidiesen por mí...

Y sigo viva...

Posted by : Any R 2 Comments
Me he levantado con la garganta tan hecha polvo que me duelen hasta los oídos. Aún así, debo estar moldeada en otro tipo de pasta, porque he seguido la misma rutina de cada día (añadiendo el momento trombocic para la pierna, que por cierto duele más todavía, y betadine para la calentura del labio) mientras mis compañeras se quedaban en la cama quejándose de lo mal que se sienten...

Hoy a primera hora tengo que pegarme con alguno/a de mis compañeros de clase para aprobar un examen. Pero estaré bien. Tendré suerte y, sobre todo, me sobran las ganas de combatir.

Ayer, en el 1500, pensé que me moría. Me di más caña que nunca y conseguí llegar con una marca de tiempo en torno a los 6 minutos 40 segundos. Examen aprobado con un dignísimo 5.5. Y mi moral por las nubes aunque la calefacción a tope me destroce la garganta y las vueltas en la cama me hagan hasta gritar de dolor cuando me apoyo sobre la pierna equivocada... Es jodido pero, como ya he dicho, estoy hecha de una pasta distinta al resto.

Mal... xD

Posted by : Any R 2 Comments
Tenía que pasar. No puedo respirar por la nariz, aunque parece que al menos la garganta aguanta con un simple raspado al tragar. Tengo un cardenal del tamaño de mi puño (mmm, no, más grande todavía...) en la pierna que me mata al contacto con el pantalón y cada vez que golpeo el pie en el suelo (lo cual es maravilloso cuando tengo que correr el 1500 esta tarde). Y por si todo eso fuera poco, me he dado cuenta de que no me sé ni la mitad de lo que debería incluso tras haberlo estudiado, lo que ha sido una brecha tal en mi actual buen humor/seguridad que ha supuesto la salida de una calentura en mi labio.

Pero bueno, con calma y poco a poco. Soy consciente de que haré todo lo que pueda dentro de mis limitaciones. Y creo que las cosas saldrán bien. Voy a conseguirlo, de eso estoy segura...

No tan bien...

Posted by : Any R 3 Comments
Es agradable ir recuperando mi "YO". En ocasiones una buena bofetada hace mucho. Me siento tranquila, dispuesta a afrontar lo que venga y con muchas ganas de superarme a mí misma... Me siento realmente bien (salvo que me duele la garganta como si me fuese a poner malita... xD).


Bien

Posted by : Any R 5 Comments
Mi madre era de las típicas que te preparaban la cena y esperaba a comer ella a que tú terminases. Lo hacía porque lo que ella se llevaba a la boca era lo que no te comías tú, tus sobras...

Hay gente que me ha entregado mucho en la vida. Mi madre la que más, por supuesto. Y supongo que llevo toda la vida he esperado que llegase alguien para demostrar que yo también puedo entregarme de esa forma. Pero simplemente estaba siendo una ilusa... No necesito que aparezca nadie, hay mucha gente que se merece que dé más de lo que estoy dispuesta. Tengo a mi madre, a mis hermanos, a un sobrinito en camino, un par de buenas amigas... Tengo una vida encaminada, tengo un objetivo (aunque me lo tome con calma para no volverme loca...). Es increible que tenga que preocuparme por repetirme estas cosas para no olvidarlas. A veces me queda grande lo que me dicen de que soy una chica lista. A ver si puedo serlo una temporadita...

Tanto que dar...

Posted by : Any R 0 Comments
Últimamente he sido una suerte de Orfeo que no podía evitar mirar atrás y contemplar cómo su bella Eurídice se desvanecía entre sombras. He asimilado, como Teseo, que el laberinto que me rodeaba era tan complejo que jamás lograría salir de él ya no victoriosa, sino sencillamente con vida. Y entonces ocurrió. Ariadna se acercó y me tendiò una fina hebra de hilo. En ese mismo instante supe que estaba salvada. En este mismo instante me he dado cuenta gracias a esa heroína de leyenda de que la vida está para lucharla, para seguir adelante. Porque si ella puede con el frío puñal que la vida le ha incrustado en las costillas, yo debo luchar con uñas y dientes contra los que me clavo yo misma.

Muchas gracias, Ariadna, por regresar a mi vida y poner a caminar de nuevo al mito.Y lo siento, siento no tener más que darte. Porque no me quedan más palabras. Y aunque me quedasen, no serían suficiente.


Ariadna

Posted by : Any R 2 Comments
La primera vez no sabía lo que me esperaba. Pero ahora sí lo sé. Ojalá pudiese disfrutarlo, de verdad... Es solo que todos estos cambios tan rápidos, tan seguidos, tan a la fuerza... Están acabando conmigo. Siento que cada vez soy menos yo... Cada vez me cuesta más mirarme al espejo, reconocerme en la imagen que se refleja... Y la gente que me entiende y me apoya mañana a estas horas estará a 542km de mí. Y no encuentro ya dónde agarrarme, no encuentro ya ese motivo que me haga esbozar una sonrisa al despertar. Y sin eso, lo lamento, pero sin eso no soy nada...

Peor que la primera vez...

Posted by : Any R 5 Comments

En la vida hay que saber tomar un poco de distancia para ver las cosas con cierta perspectiva. Quizás lo haces cuando ves alguna película o lees algún libro que te llama la atención y te obliga a pensar. O puede que sea cuando explicas las cosas a otra persona ajena que te está torturando (literalmente, por desgracia). La vida es un cúmulo de momentos, de decisiones, de miradas, de claves, de sabores y palabras, de olores y caricias, de sentidos, de positivos y negativos, de un sinfín de situaciones que te obligan a seguir caminando o pararte y pegarte un tiro.


Así que continúas, inmersa en un mar de dudas, en un jardín que desde cerca puede parecer lleno de zarzas y espinas que van desgarrándote la piel a tiras cuando intentas avanzar. O si das ese pequeño paso atrás, verás que no son zarzas sino rosales, llenos de hermosas flores. Sí, seguirás pinchándote igual. Y sí, sangrarás lo suficiente como para desmayarte, como para que el dolor sea insoportable, como para que no sea posible continuar hacia adelante. Pero oye, sabrás que entre las espinas puedes contemplar una rosa, acariciar la suavidad de sus pétalos con tus labios y quedarte un buen rato tirada a su lado, cogiendo fuerzas, para volver a levantarte y seguir adelante. El caso es no dejar de caminar, cueste lo que cueste. Seguir siempre adelante.

Porque siempre hay un motivo. Y cuando piensas que ese motivo se ha ido, se ha roto, te ha abandonado... Quizás te estés equivocando. O quizás es el momento de cambiar de motivo, de cerrar los ojos, respirar y continuar a ciegas un rato hasta que al abrir los ojos de nuevo veas una nueva motivación que dé sentido a tu vida. Porque siempre hemos necesitado eso. Al menos los que somos menos humanos que los demás, los que no nos conformamos, los que seguimos pensando a nuestra manera aunque intenten enseñarnos a actuar como el resto, a seguir ciegamente con una moral de obligación. Nada de poder discrecional aunque nos digan que sí lo tenemos. Nada de libre albedrío, nada de nada de nada... Esa gente rebelde, esa gente luchadora e inconformista, esos infelices filósofos entre los que me incluyo, siempre hemos necesitado algo que dé sentido a nuestras vidas. Necesitamos una carretera, un camino que seguir, una luz al final del túnel que nos guíe hacia más allá del dolor.

Hace tiempo que mis sueños se han limitado a una única cosa. Probablemente un imposible que me ha hecho llegar con todas mis fuerzas a donde estoy. Pero ahora... Los sueños se han roto. Se han truncado hacia algún tipo de pesadillas. Light, también lo admito, pero ahí están... Aunque es peor seguir soñando lo mismo y darte cuenta al despertar que te estás engañando, que no puede ser, que jamás se cumplirá... Y llega el momento de escoger, de seguir o de pararse y perderlo todo. Así que decido. Decido cerrar los ojos y dejarme llevar. Lo que tenga que ser, será. Decido continuar caminando en un salto de fe al más puro estilo "Indiana Jones y la Última Cruzada". Sigo buscándome, sigo preguntándome cada día qué es lo que quiero de la vida. Y siguen volviendo a mí las imágenes de cuando empecé a soñar... Una pequeña casita junto al mar, con un precioso jardín, tras la valla blanca un par de perros enormes que juegan con una niña pequeña. Y desde la puerta, ella me mira con una preciosa sonrisa, una de esas que te hacen pensar que todo va bien, que siempre irá bien. Cruzar la valla, saludar a los perros, que se vuelven locos al verme llegar, dar un fuerte abrazo a la niña y poner en sus manos una nueva bola de nieve para su colección. Y acercarme a esa preciosa mujer en la puerta de la casa, rodear su cintura con mis brazos, besarla y escuchar su voz haciendo cosquillas en mi oído: "te echaba de menos"...

Qué bonitos son los sueños... Y cómo duele saber que no podrás hacerlos realidad... Aunque sigas adelante como siempre.


Un paso atrás

Posted by : Any R 3 Comments
Desde luego, con lo simple que es la vida, cómo nos gusta complicárnosla. Hoy ha habido un par de momentos geniales. Muchos Minimomentos (véase la zapatilla asesina o el mordisco xD) y algún que otro inesperado motivo para sonreír. Como la sonrisa de una chica anónima por la calle cuando quiso dejarme pasar y me adelanté. Fue una sonrisa tan franca que me contagió. Durante unos cuantos metros continué sonriendo. Luego pensé... Y como me dice siempre una buena amiga: "no pienses, porque ¿qué pasa si piensas? ¡Que la cagas!". Y qué razón tiene. No quiero pensar. Llegué a casa tan machacada de pensamientos que me puse a jugar a jueguecillos del Facebook. De nuevo una decepción, debería estudiar. Pero de pronto dejé de pensar, cogí los libros para terminar una pequeña práctica y ¡Voilá! me puse a estudiar como una loca hasta ahora, hasta que eliminé una de las peores asignaturas, al menos a la que más manía le tengo... Cuatro libros menos, sólo me quedan diez... ¡Qué maravilla!

Estoy un poco cansada de mí, de mis teorías, de mis ideas, de mis principios. Me pregunto si se caería el mundo por abandonar aunque sólo fuesen unos cuantos. Por ejemplo el amor, el que el amor sea lo más importante en mi vida. Porque está claro que para el resto del mundo no es así (o para quien lo es no hay en mi pecho más que amistad, o en el suyo hacia mí...). En fin, ¿tan diferente puedo ser si no lo hago así? ¿Será tan terrible la misma Any si no cae enamorada cada ciclo lunar, con fatales consecuencias? No quiero dejar de sentir del todo, eso es cierto. Lo que me gustaría es dejar de tener una vida perfecta y dejarla pasar porque no hay el tipo de amor romántico en mi vida. Me gustaría ser más fría, menos intensa, menos parecida a mis propios personajes, capaces de dejarlo todo por amor... Simplemente hay ciertas cosas de mí que nunca pensé que dejarían de gustarme y que ahora quiero purgar como una maldita infección.

¿Seré capaz de hacerlo?


Complicaciones

Posted by : Any R 4 Comments
Son las tres de la mañana y el sueño no quiere venir. El que sí hace acto de presencia es el dolor de cabeza. Ahora justo entre los ojos. Me obliga a mantenerlos todo el día entrecerrados. Eso sí es un ceño fruncido, ¿no? Y sin embargo, aunque no lo parezca, las cosas han cambiado un poquito...

Me he levantado tarde, después de remolonear durante dos horas. He hecho algo de desayunar y me lo he comido viendo un capítulo de la serie "Supernatural". Luego he recogido la cocina (lo que me ha valido para recibir un buen abrazo de mi madre y un "gracias" que no me esperaba en absoluto... quizás es que esta ya no es mi casa...). Después he decidido ponerme a estudiar seriamente. He conseguido repasar un par de asignaturas al completo. Pequeñas, sí, de las de menos valor y menos materia, pero han sido dos (lástima que no pudiese llegar a las tres que había planeado). Supongo que poco a poco empiezo a despertar, empiezo a limpiar mi mente de tonterías, de distracciones de cosas que realmente no importan aunque yo quiera/crea que sí. Al menos no ahora... "Todo no puede ser"...

Pero supongo que llegar de nuevo a las tres de la mañana será un bajón, cuando pensaba levantarme mañana realmente a una hora prudente para estudiar. ¿Cinco horas y media de sueño serán suficiente? Tendrán que serlo. Aunque de todas formas he cambiado de idea en muchos aspectos... Creo que voy a tragar un poquito más de mierda. Realmente, a veces abrir la boca no es tan importante. Y menos cuando vas a decir cosas que la gente ya sabe... En fin, me lío, digo gilipolleces que sólo yo entenderé y debería apagar la luz y dar vueltas en la cama pensando en fantasmas, monstruos y demonios hasta que el puñetero Morfeo (el de la mitología griega, no el de Matrix) venga a recogerme para llevarme a sus dominios.

Buenas noches. O buenos días...


Wake up

Posted by : Any R 3 Comments
He comenzado el año igual que lo he terminado: con un dolor de cabeza bastante incómodo. Incómodo e inevitable... Ni siquiera las drogas de curso legal consiguen rebajar el martilleo. Quizás son las escasas horas de sueño. Quizás pasar ante un ordenador y los libros las restantes... Quizás es que hay tantos pensamientos paseándose por mi cabeza que probablemente acabaré estallando tarde o temprano y el dolor sólo es un aviso...

En estas fechas es fácil hacer repasos absurdos sobre lo que ha sido el año, la vida en general... He hecho tantas cosas que a veces me cuesta creer la edad que tengo. Y por si eso fuese poco, los últimos años han sido... No sabría definirlos. Quizás altibajos bastante acentuados capaces de llevarme al cielo y al infierno en cuestión de fracciones de segundo. Este último año, tengo que admitirlo, fue algo impresionante. Fue un cúmulo de sueños cumplidos, la verdad. El problema es que cuando deseas algo, no sabes exactamente cómo será cuando lo alcances. Y cuando lo alcanzas a veces descubres que no era para nada como lo habías imaginado. Entonces te encuentras con demasiada mierda encima como para poder reaccionar a tiempo. 

En los últimos años he ido perdiendo progresivamente todo lo que tenía. Todo comenzó cuando perdí uno de mis grandes apoyos, luego a mi ex, luego amigas, luego a mi padre, luego el rumbo, después el trabajo, el coche, la cabeza... Claro que esas cosas no se arreglan de un día para otro... No señor... No tienen arreglo. Así que simplemente avanzas esperando no conseguir demasiado para no perderlo de nuevo. Actitud cobarde, lo sé, yo misma lo veo, pero ¿qué puedes hacer si no? Pero entonces es cuando encuentras algo que vale la pena. O que crees que la vale... Lo das todo, te entregas, haces todo lo que está en tu mano. Y resulta que nada de lo que hagas es suficiente...

Dios, se me cierran los ojos... Hoy está siendo un día extraño. Está siendo un día duro pero ausente, carente de interés, de diferencia... Es un día vacío... Es sólo un día más, o un día menos. Pues igual que el año...


Feliz año nuevo

Posted by : Any R 2 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -