Posted by : Any R viernes, enero 14, 2011

Mi madre era de las típicas que te preparaban la cena y esperaba a comer ella a que tú terminases. Lo hacía porque lo que ella se llevaba a la boca era lo que no te comías tú, tus sobras...

Hay gente que me ha entregado mucho en la vida. Mi madre la que más, por supuesto. Y supongo que llevo toda la vida he esperado que llegase alguien para demostrar que yo también puedo entregarme de esa forma. Pero simplemente estaba siendo una ilusa... No necesito que aparezca nadie, hay mucha gente que se merece que dé más de lo que estoy dispuesta. Tengo a mi madre, a mis hermanos, a un sobrinito en camino, un par de buenas amigas... Tengo una vida encaminada, tengo un objetivo (aunque me lo tome con calma para no volverme loca...). Es increible que tenga que preocuparme por repetirme estas cosas para no olvidarlas. A veces me queda grande lo que me dicen de que soy una chica lista. A ver si puedo serlo una temporadita...

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -