Archive for agosto 2008

¿Hay alguna sensación peor que estar deprimida?
Sí, la hay.
¿Hay alguna sensación peor que estar cabreada?
Sí, la hay.
¿Hay alguna sensación peor que estar hambrienta?
Sí, la hay.

¿Y cuál es esa sensación? Mierda... Esta. Tener las tres cosas. Estoy cabreada, estoy deprimida y estoy hambrienta. ¬¬

Tengo ganas de que lleguen las tres de la tarde para largarme de aquí y ponerme Bad Girls o South of Nowhere mientras como algo rico que me prepare... Simplemente tirarme en el sofá y vegetar hasta la hora de irme. Claro que no puedo, tengo una lavadora de ropa que poner, una habitación que recoger, un baño que limpiar (o dos), un salón que recoger, una cocina que sanear, una novela que terminar... Probablemente me tomaré mi tiempo y haga lo de siempre, la mitad de cosas que debería y que me propongo. Pero bueno, la mitad es mejor que nada... ¿No?

Me quiero ir a casa... :S



P.D: Xoan, dormir con normalidad es para mí echarse unas 6 horas... Igualito que para los estudios psicológicos del sueño estadounidenses... Yo coincidiendo con los Yankis... Quien lo diría... :D
Posted by : Any R 2 Comments
¿Se me están agotando las pilas?

Estoy durmiendo más de lo normal. A la una de la mañana empiezo a tener un sueño terrible que hace que se me caigan los párpados. Cualquier esfuerzo físico es bastante más considerable. No consigo levantarme en cuanto suena el despertador ni un solo día. Mantener los ojos abiertos las primeras horas resulta agotador…

Me estoy quedando sin batería. Y mierda… He perdido el cargador.

Dormir no me ayuda. Cuando llega la hora de la comida el hambre atroz desaparece y acabo comiendo la mitad de lo que debiera. Y mi ánimo también se va quedando sin pilas. Optimismo sí, pero ¡ay, ya, coño! estoy cansada… Hasta me cuesta pensar… Y después de ser una rallada mental, que te cueste pensar es… impensable (valga la redundancia – o como decía una amiga mía, valga la rebuznancia).

Porque algo tonta sí me siento. ¿Por qué? A saber… Si supiese por qué pienso y siento lo que siento y pienso, haría lo posible por cambiarlo y convertirlo siempre en algo más positivo. Bueno… Como sea, y como dice el cuento infantil, “esto también pasará”. Así que sólo tengo que seguir adelante y continuar con la vida que he llevado hasta ahora.

Por cierto, Marta. Para el comentario que me hiciste en una entrada anterior: este “Confesionario” es un diario personal. No hay historias. Todo lo que cuento es real, mal que me pese… xD

Un beso a tod@s.

Sin batería

Posted by : Any R 1 Comment



No, no puede llover eternamente.


¿Cuándo saldrá el sol? Hoy, mañana, pasado... En una semana quizás. O tal vez tenga que esperar otros tres años.

De los 20 a los 23 no ha dejado de llover. Probablemente lo seguirá haciendo una buena temporada. No para así como así.

De todas formas, hay lluvias y lluvias... A veces parece que la riada te arrastrará y que te ahogarás. Ahora no hay ninguna riada. Sólo esa lluvia que llaman Calabobos... No deja de caer, aunque es tan fina que apenas si nos damos cuenta. Pero cuando queremos reaccionar, ya estamos empapados sin remedio.

Y soy de las que siempre se dejan el paraguas en casa, porque realmente me gusta que la lluvia me moje. Soy una enamorada de las tragedias. Y si las vivo, es más fácil escribirlas.




No me doy pena ninguna, tengo exactamente lo que me merezco, lo que busco, lo que quiero. Y salvo pequeños bajones... Soy una persona feliz en su mundo imperfecto y su cruel realidad.




Masoca, qué le quieres... :P

It Can't Rain All The Time - Jane Siberry

Posted by : Any R 1 Comment
Quizás Santiago me entristece. O quizás sólo es la sensación de pérdida que siento siempre que vuelvo. Ya no hay nada mío aquí... O sí... No lo sé.

Quizás es que recuerdo cada olor, asociándolo a una sensación... Y hay ciertos olores que me van a volver loca...

Quizás es que quiero... o quizás no quiero... Y sencillamente alguien entre todo el mundo entiende mis palabras... El resto piensan que he vuelto a abstraerme y a loquear.

Mis manos huelen a humo de tabaco. No, no he fumado. Realmente quiero dejarlo... Y salvo la caída de la semana pasada, lo estoy consiguiendo. Pero hay otro olor... Bajo el humo hay otro olor. Uno que no es desagradable. Para llegar a él tengo que aspirar profundamente... Tengo que concentrarme en una mirada, en una sonrisa, en una voz... Y el tabaco se desvanece... Sólo quedas tú... Tu aroma, pegado a mi piel como a mí me gustaría estar pegada a la tuya.

Ahora ya no puedo renegar de lo dicho, ni puedo ocultarme tras la excusa de que no llegarás a leer esto... Me da igual. Dices que te gusta saber lo que siente la gente... Te allanaré el camino. Lo siento todo. TODO. Siento cada caricia y cada roce contigo, aunque sea por accidente. Siento cada respiración que sale de tus labios; siento tu mirada sobre mí... Y lo que más siento es que no pueda ser... Peeeeero. Es lo que hay.

Pero no pienses que estoy mal. Para nada. Me siento genial. Bueno... Genial tampoco sería la palabra... Simplemente me siento. Y eso es más de lo que puedo decir en otras ocasiones. Hoy sólo tengo sueño, y no tengo miedo de dormirme porque sé que mis fantasías me llevarán contigo. Mientras conserve este pequeño fragmento de tu aroma a mi lado... A pesar del humo de tabaco... Sólo disfrutaré de cada momento que pueda gastar cerca de ti. Eso al menos me está permitido.

Por favor, ni te sientas culpable ni sientas nada malo... Quizás debiera callarme... Quizás no debiera escribir. Pero alguien me enseñó hoy que siempre hay algo que puedes hacer sin importarte lo que piensen los demás.

Es tarde, tengo sueño y me pesan los párpados. No sé muy bien si la que escribe soy yo o esa parte de mí que no quiero dejar escapar a tu lado, porque seguramente se lanzaría en tus brazos y te suplicaría que no la dejases ir. Por suerte o por desgracia soy demasiado racional para dejar suelta esa mitad de mi ser que te anhela con todas mis fuerzas, agotándome cada vez que te veo.

Me voy a dormir antes de escribir más estupideces. Necesito relajarme y dormir hasta que mis ojos quieran abrirse por voluntad propia. Sí, creo que es lo que necesito. Mis sueños me buscan hace tiempo... Y en 4 horas es difícil encontrarme. Voy a verles por fin, a mirarles a la cara y decirles que no me dan miedo, porque me gusta levantarme cada día en esta vida, aunque a veces sea una mierda.


Buona notte a tutto il mondo.
Posted by : Any R 4 Comments
Cuando nos dieron la tarde del jueves libre, pensé en ir a comprar unas gafas, en dar una vuelta, quedar con alguien. Pero tenía el día vago y acabé quedándome en casa.

"¿Qué te apuestas que será así todo el fin de semana?"

Bueno... Algo me equivoqué.

Esa misma noche de jueves me fui a ver el concierto del Rock in Cambre, con Deluxe como cabeza de cartel. (Que sí que lo era, o al menos su nombre era el que estaba escrito más destacado en los carteles :P). Un gran concierto, pero supuso continuar con la tónica de dormir pocas horas.

Viernes madrugón. Pensé en dormir después de llevar a mi amiga, pero no podía... Así que me tiré ante el ordenador a no hacer nada... Vuelta a pensar que menuda mierda de fin de semana me esperaba. Pero entonces surgió el milagro: surgió un plan. Tarde de surf, noche de cine. Yeah! Cociné, recogí a medias la casa, se vino la amiga de por la mañana, recogimos a la profe de surf y a las playas de la zona de Barrañán. Sin embargo no esperábamos tener que ser rescatadas por los vigilantes... xD Nos metimos en una zona de corrientes que nos empujaba contra las rocas y con lo cansada que yo estaba, no era capaz de salir. Así que un vigilante vino a empujarnos hacia una cala que quedaba por allí escondida para que pudiésemos salir. Fuimos el espectáculo de la playa ese día... :D. Obviamente ya no nos metimos más en el mar. Así que decidimos adelantar el cine para que alguien pudiese volver a tiempo de ver "Conexión Pequín".

La peli: "El Caballero Oscuro". No hace falta que diga nada sobre ello. Fue sencillamente perfecta. Increíble el Joker, increíble la trama, la técnica, la iluminación, la fotografía... Todo. Todo increíble.

Al salir, tras algunos problemillas con el parking y tras perdernos(/me, mejor dicho, culpa mía) por Coruña, llevamos a mi amiga a su casa para que viese la conexión con los juegos olímpicos.

Acabé un poco hasta las narices, porque parecía la noche nacional de tócale los huevos a Any por teléfono. Cincuentamil llamadas de casa, de amigos, de gente desaparecida... Justo ese día reunidos por fin para volverme loca. Mi madre buscándome y cuando yo la llamo no aparece... Y después de conseguir hablar con ella, me siguen llegando sms de cada uno de mis amigos para que me ponga en contacto con ella (algunos más desagradables y bordes que otros...). Ganas me dieron de tirar el móvil y pasar un poco de todo... Pero al final me calmé lo suficiente (depués de gritar un rato en el coche, acojonando a mi profe de surf - que sé que un poquito te acojoné, sorry... :P).

No apetecía irse a dormir, así que nada, de paseo. Fuimos a tomar algo al Sham (un bar cojonudo que me enseñó una chica "genial" hace un par de noches, jeje). Pero se nos había metido en la cabeza que teníamos que encontrar un local de ambiente llamado La Monda. Como soy un desastre absoluto, lo único que recordaba era que estaba en la zona vieja... Así que allí nos fuimos plaza de María Pita para arriba, para abajo... Trazando círculos, preguntando a todo el mundo, parándonos a observar los coches antiguos del rallie Teresa Herrera... Finalmente una amiga me dio la respuesta por sms: Calle de San Juan. Preguntando un poco más y mirando unas páginas locales en un bar, conseguimos llegar.

Peeeeeero, mientras estábamos allí, empezó a llover y se veían rayos, truenos y retruécanos... Dios mío la que cayó... Imagináis... Venidas de la playa con las pintiñas que gastábamos ambas, llegar al coche mojaditas y con las tablas sobre la carrocería, más mojadas todavía... Pobres... El caso es que llevé a mi profe de surf a casa, que por el camino (cayó la de Dios es Cristo...) me comentó que sería mejor que me quedase a dormir y que a la mañana siguiente, aunque también hubiese tormenta, al menos vería un poco mejor la carretera. Dudé, redudé, pero al final decidí que tenía razón y me quedé.

Hacía tiempo que no dormía tanto xD. Casi unas 8 horas... :P. El caso es que la madre de mi profe me daba miedo... Así que cuando me levanté acojonada por la mañana y me encontré el desayuno preparado y una charla interesante, una persona atenta mostrásdome las maravillas de Betanzos mediante folletos para que fuese a verlas algún día al natural... Pues como que yo me quedé en el paraíso... (aunque sepa que sólo es postureo con los de afuera... xD). Fue una agradable estancia que se prolongó hasta la una y media de la tarde. Así que me fui, llegué a casa, me duché, comí algo, ordené lo que pude y salí corriendo (tras responder a una llamada inesperada :P) a recoger a la amiga de los días anteriores, a la que iba a llevar de cumpleaños (suyo propio xD) a Bueu.

Viajecito de ida pasado por agua, pero allí hasta hacía sol. Nos tomamos algo por la tarde y por la noche nos fuimos a una casa en medio del monte de botellón. Conocí a gente muy maja y estuve resolviendo juegos de habilidad. También salimos a bailar, al menos aplaqué algo el mono de baile que tenía... :P . Llevaba mucho tiempo sin salir tanto. La lástima era que tenía que volver conduciendo a casa... Hasta Coruña... Así que a las 6 de la mañana me tuve que rendir y coger el coche. La primera mitad del camino genial, hasta Santiago. Iba completamente despierta, fijándome en los letreros para no perderme (porque por supuesto fui por carretera, que sino del aburrimiento sí me iba a quedar frita). Pero al pasar Santiago empecé a amodorrarme y a lamentarme por no haber parado en casa de mi madre.

Pero encontré justo lo que necesitaba para continuar: adrenalina. Tras pasar Órdenes, cuando estaba pensando seriamente en parar por ahí y sacar el saco de dormir, me dio el alto la Guardia Civil para hacerme un control de alcoholemia... Aunque sabía que daría 0, los nervios se despertaron - yo pensando "que no vean que no me funciona el intermitente..." xD. Así que el chute de adrenalina (¡¡¡mi primer control de alcoholemia!!!), me dio lo que necesitaba para continuar el camino a casa. Aparqué, subí, me metí en cama y hasta las 14:30 que sonó el despertador, lo apagué, me dormí, y me levanté hace unas horillas... En fin... Pedazo fin de semana.


Y ojalá no se acabase aquí. Si alguien vuelve pronto quizás salga de casa un ratillo en lugar de regodearme en mi vagancia. xD

Menudo fin de semana

Posted by : Any R 6 Comments

Estaba sentada, con el móvil delante, intentando hacer algo de limpieza entre los cientos de mensajes que tenía. Y de pronto, cuando iba a borrar uno, la opción “Borrar todos los mensajes” pareció tremendamente atractiva. Sin saber exactamente cuándo lo decidí, apreté esa opción. Adiós, recuerdos, adiós.

Llegué al ordenador y pensé en lo que acababa de hacer. Y en lo ligera que me sentía. No lamentaba ninguna pérdida. A fin de cuentas, las palabras son palabras y se las lleva el viento (o Any cuando hace limpieza de mensajes xD). Imbuida por esa fuerza que me recorría el cuerpo, abrí mi correo electrónico y elegí tres carpetas de mails archivados. Tres carpetas con nombre de mujer… Adiós, recuerdos, adiós.

Pero cuando me di cuenta, el filtro de la papelera los había retenido. Así que cometí el error de abrir uno al azar y leerlo. A veces creo que mi mente selecciona cosas que recordar, y siempre se queda con lo que debe, nunca con lo que querría… Así que tomé la decisión de nuevo. Pulsé el botón derecho del ratón y seleccioné la opción “Vaciar carpeta”. Listo. Adiós, recuerdos, adiós.

Así que ahora me veo empezando un nuevo camino. Libre de recuerdos (todavía queda una carpeta que se me resiste, pero quizás caiga pronto – depende de lo que me ofrezca la mujer cuyo nombre lleva por deshacerme de ella :P). Pero al menos ya camino más ligera.




P.D: ¡¡¡Ah!!! Y también borré el historial del skype en el trabajo... Y probablemente al llegar a casa haga lo mismo con todos los logs que guardo desde tiempos inmemoriales. Y me desharé por fin de más nombres de mujer... :P

Estoy que lo tiro (y ahora por accidente borro la novela y me da algo :D)

Adiós, recuerdos adiós...

Posted by : Any R 7 Comments

Es curioso cómo puedes caer del cielo al infierno en tan sólo un instante.

Es curioso cómo puedes levantar el vuelo de nuevo.

Este fin de semana ha sido agotador en todos y cada uno de los sentidos. Y sin embargo no ha sido el típico fin de semana de borrachera en el bar de siempre (gracias por el consejo de que cambie de bar [:D] quizás le haga caso…). He pasado una velada encantadora con gente a la que hacía tiempo que no veía fuera del trabajo, he visto reunidos a casi todos mis mejores amigos, me he encontrado con viejas amistades…

Hubo más, pero últimamente me está gustando bastante eso de ser discreta y guardarme ciertas cosas para mí. (O no, porque a fin de cuentas soy una bocazas, pero no pienso incluir en un diario datos demasiado precisos sobre cosas que no sólo tienen que ver conmigo; a fin de cuentas la exhibicionista soy sólo yo).

Me siento de nuevo animada. Tengo ganas de hacer un millón de cosas, aunque no tenga tiempo ni para la mitad y los pocos minutos de que dispongo acaben en la papelera por entretenerme con cosas que no son importantes… Pero al menos las ganas las tengo… Ya es algo, ¿no?

Hoy llueve. Pero esto no es Santiago. No tengo que sentirme acorde con la ciudad lluviosa. Esta no es mi ciudad, no es mi alma. Desligando esos sentimientos, quizás consiga llegar a ser un poquito más feliz, aunque esa nunca ha sido mi meta…

Posted by : Any R 1 Comment

Ay, qué triste es darse cuenta de algunas cosas. Pero qué necesario también.

La vuelta al trabajo ha sido más positiva de lo que pensaba. Vuelvo a plantearme muchas preguntas sobre lo que será de mi vida en adelante, por la dirección importante.

Me he cansado de la vida que llevaba. Me he cansado de ir siempre al mismo bar, de acabar siempre borracha, de ver siempre a la misma gente. Me he cansado del tabaco, del alcohol, de perder el tiempo en internet…

Así que retomo de nuevo proyectos abandonados. Sé que lo digo muy a menudo… Cada vez que toco el suelo por algún motivo trato de recoger todo lo que he dejado sin terminar. Es lo que me mantiene despierta y atenta a mí misma. Porque esos proyectos sin terminar, son parte de mí, mi historia, mi vida, mi alma… Por eso los recojo con mimo en ocasiones y en otros momentos los destrozo a patadas.

Y todo por algo que no puede ser. Y de ahí el título: “Lo que no puede ser, no puede ser… y además es imposible”. Es una de mis frases favoritas. No sé ni quién la dijo… Realmente me importa un comino, porque ya es algo que he hecho mío y he guardado en la mochila ;). Así que ahora que lo he visto claro, ahora que ya poco me importa y que vuelvo a mi yo, simplemente continúo avanzando con la cabeza bien alta, con la certeza de que no puede ser, de que es imposible y de que no hay nada que yo pueda hacer para cambiarlo.

Simplemente, vuelve a no estar en mi mano.

Lo que no puede ser no puede ser...

Posted by : Any R 3 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -