Archive for abril 2012

Imagino noches vacías como la de ayer. Vacías porque ni siquiera la camiseta, el jersey o los calcetines gruesos consiguen darme ni una pizca del calor que nos desborda cuando eres tú quien me abraza. Imagino todas estas noches de ausencia quizás porque se acerca el momento de decir "adiós" a una etapa de mi vida con la que jamás podría haber soñado, porque has aparecido en ella como algo inesperado, como ese alguien que siempre has deseado tener en tu vida pero que no te atreves ni a pensarlo por miedo a que la esperanza te destroce el corazón. Es la primera vez que consigo llegar a los cinco meses (casi seis) con alguien de esta manera... Sin malos royos, sin peleas, sin detalles feos, sin discusiones absurdas que acaben con comportamientos infantiles... Desde que te he conocido sólo he podido sentir una devoción, un cariño, un amor tan inmensos que no puedo más que desear que ese "por ahora" del que siempre hemos hablado se prolongue en el tiempo lo máximo posible. Desearía que las cosas pudiesen ser diferentes, no tener que irme, poder quedarme cerca de ti... Pero supongo que si la vida me ha traído por este camino, será por algo. Que a veces las cosas fáciles no compensan y es el pasar por alguna que otra dificultad lo que acaba haciendo que las cosas funcionen, que un "por ahora" se estire al máximo y se convierta al menos en un "para toda la vida". ¿Te gustaría? A mí sí...



Contigo

Posted by : Any R 3 Comments
A veces, cuando sabes que lo que sientes sólo es dolor, puedes llegar a ignorarlo... Las punzadas llegan sin avisar y me doblan como si sólo fuese un pequeño junco frente a un vendaval... Pero resisto. resisto porque no me queda otra alternativa. Alguien me dirá que puedo ir al médico... Sí, supongo que podría... Me atiborraría a pastillas y me diría lo que ya sé... Que sólo el tiempo y el reposo van a curarme. Pero es una mierda... Porque no tengo ni lo uno ni lo otro... Y blablabla, lo primero es la salud, blablabla... Lo único que quiero es que duela lo menos posible y que se pase mientras llevo una vida lo más normal que pueda (normal para mi standar).




A ver... Sé que normalmente soy muy metafórica... Pero ahora no lo estaba siendo... Duele. Duele literalmente. Algún nervio de la zona lumbar se ha pinzado y me cuesta hasta toser o respirar hondo sin que duela. Y puesto que sigo trabajando e intentando hacer una vida normal, es difícil que se cure... Pero ahí estamos... Mi corazón sigue entero y muy bien cuidado. Y sigo en el séptimo cielo gracias a mi pequeña maravilla. La jodienda es el puto dolor de espalda que espero que se pase en breve. Gracias por la preocupación. ^^

Dolor - EDITADO

Posted by : Any R 4 Comments
Cada momento a tu lado es un sueño... Incluso cuando suena el despertador y tengo que levantarme para ir a trabajar. Dejarte en la cama, dormida, desnuda... Es una sensación tan intensa que no puedo evitar desear que suceda cada mañana todo lo que un "por ahora" se pueda estirar... Y sé que las cosas no son todo lo buenas que podrían ser, que es probable que dentro de nada estos momentos se reduzcan más todavía... Pero me da igual esperar, me da igual echar de menos si al final el resultado es despertar cada mañana como la de hoy. Incluso teniendo que irme a trabajar...
Posted by : Any R 1 Comment
Cada mañana que despierto sin ti, me falta algo. Me faltan besos y abrazos, me faltan gruñidos que me indican que todavía no te quieres levantar, me faltan cosquillas y risas, me falta esa mirada que tus ojos reservan sólo para mí... Me faltan las sonrisas, las caricias, esa forma que tienes de atraparme y conseguir que una hora más tarde siga dando vueltas en la cama cuando ya había decidido levantarme.

Cuando me levanto sin ti, me faltan ganas, me falta tropezarme en la alfombra con tu niña, me falta algún ladrido aislado cada vez que hay movimiento, o muchos cuando el movimiento se acentúa, seguidos de tu bronca o de la mía... Me falta el aire de tu aliento, incluso aunque dices que por las mañanas es como el de un perro... Me falta ese olor a cigarrillos, a vainilla, a saliva... Me agarro a las sábanas y me resisto a creer que no estás conmigo. Me levanto, siempre acabo levantándome, deseando que algún día podamos compartir la cama cada noche.

Porque tengo que admitir que me has dado algo que nadie me había dado. Y es esa seguridad que hace que piense que esto puede funcionar. Pese a que me vaya, pese a que no puedas venir conmigo, pese a que nos separe el tiempo y el espacio... Siento que no sólo te quiero, sino que ME QUIERES. Y eso es algo que pocas veces he llegado a saber sin ningún género de dudas... Por no decir que nunca lo he sabido...

Me tienes tonta, niña, me tienes tonta del todo... ^^

Buenos días

Posted by : Any R 3 Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -