Archive for julio 2008

Ya estoy de vuelta en la vida real. Trabajo. No es que ayer durmiese demasiado… Así que estoy un poco… rara. Pero estoy. Ya es más de lo que podía decir hace unos días.

Me hacía falta salir de Santiago. Me estaba ahogando. Curioso que me pase algo así en mi ciudad. ¿O acaso estoy depurando de mi organismo esa ansia por volver siempre al lugar donde nací? No lo descarto. Cada vez me encuentro más cómoda en Coruña. Cada vez encuentro más motivos para quedarme aquí. Cada vez tengo más gente con la que pasar mi tiempo…

A ver… Santiago siempre será… Santiago. Pero hay algo dentro que me impele a salir corriendo y ver el resto del mundo con mis propios ojos. ¿Por qué no empezar por Coruña? Pero para ello, debería dejar de sentirme atada a aquel lugar. Y aunque es cierto que cada vez más cosas me atan aquí, también hay lazos resistentes al otro lado… Amigos, familia, lugares, sentimientos… Y no sé si quiero seguir atada, porque tampoco deseaba volar sin rumbo…


Lo curioso de todo, es que ya no me siento dividida, sino que me siento dos personas distintas. La mujer pasional e irracional que vive en Santiago no es la misma que la cauta y racional filósofa de Coruña. ¿Cómo puede ser? Me siento distinta estando en los dos sitios. Y no es una sensación, sino algo real… Quizás compruebe cuánto de real tiene este fin de semana. A veces creo que sería interesante hacer el cambio y mandar a la filósofa a Santiago y traerse a la emotiva a Coruña… Quizás descubriese que el mundo se puede mirar a través de miles de cristales de colores diferentes… Al mismo tiempo.

Y diréis, ¡ponte a trabajar de una vez y cállate ya! Pero es que me aburro, no tengo nada que hacer hasta que me pueda reunir con las jefas. Así que no, no me callo. O sí, que no tengo mucho más que decir… Ala… Con dios…

Estoy enfadada con el mundo. ¿Por qué? ¡Ah, él sabrá lo que hizo!

De vuelta

Posted by : Any R 1 Comment
Jamás... Jamás me había sentido así... ¿Qué coño me pasa? Esta no soy yo. La persona que ayer dobló cayendo sólo por... sólo por ella... No, yo no soy así. Ya no soy así.

Salimos mi prima, mi mejor amigo (ratificado esta noche... cómo le quiero...) y yo. Nos fuimos a ver el final del concierto de la Mala Rodríguez. Y luego al bar de siempre. Y dios... Cómo dolió... No quiero ni acordarme. No puedo... O sí, quizás debería recordarlo y tenerlo bien presente. Lo que no nos mata nos hace más fuertes... Aunque no sé a qué distancia estuve yo ayer de la muerte... ¿Quién sabe? El colocón de bilirrubina fue brutal... Acabé vomitando bilis pura, cuando ya no me quedaba nada en el estómago. Ni siquiera sé cómo llegué a beber tanto alcohol gastándome sólo 6 euros... :S

Siempre dije que el viaje a Margarita había sido lo peor de mi vida... Creo que voy a tener que cambiarlo... Lo peor ha sido anoche, darme cuenta de que volvía a estar descontrolada, de que no podía volver atrás, que ya no podía solucionarlo y sólo aguantarlo... Las consecuencias de mis actos, nunca más claro lo había visto.

¿Y qué he aprendido de anoche? Que soy una idiota y que siempre voy a serlo. Pero también que duela cuanto duela, puedo superarlo y seguir adelante. Va a ser cierto lo que dije, aunque sea un consuelo de tontos, que cuanto más caes más se te curten las rodillas. Quizás estoy un paso más cerca de ser más insensible. Aunque pensaba eso antes de que ella apareciese... Y de repente, pierdo la cabeza por una mujer a la que sólo vi un par de veces en mi vida... Estoy loca... Estoy completa y absolutamente pirada.


Y por desgracia eso no tiene cura.

La peor borrachera de mi vida

Posted by : Any R 1 Comment
Tu imagen se ha grabado a fuego en mi memoria.
Ni siquiera te conozco, pero te amo.
Te necesito más que al aire que respiro.
Pero tú abres las alas y te lanzas a volar al cielo infinito.
Vas en busca de tu destino, mientras yo me quedo a ras de suelo.
Y no es el miedo lo que frena mis alas.
Es el viento de frente el que las empuja contra el suelo, impidiéndome alzar el vuelo a donde estás tú.
Te veo alejarte como una sombra. Y sé que ya no podré encontrarte.
Pierdo tu silueta recortada contra el sol del atardecer. Olvido tu imagen y extravío tu recuerdo.

Pero llevo tu aroma tatuado en mi piel...

Así que respiro profundamente, llenando mis pulmones.
Agito las alas con fuerza y me elevo hacia el cielo infinito, el mismo cielo que te ha absorbido.
Ya nunca podré encontrarte. Ya te has ido. No vas a volver jamás...
Y sin embargo una sonrisa ilumina mi rostro mientras el frío viento de la tarde-noche acuna mis alas y enfría mis mejillas.
Porque tú te has ido. Pero yo también he alzado el vuelo. Ahora nada me retiene a ras de suelo. Y puedo volar hasta el infinito.

Aunque siga llevando tu aroma tatuado en mi piel...


Parece que lo escribí para ti. Parece que llegas para marcharte. Y que ninguna de las dos quiere dejar a la otra atrás, pero que será algo imprescindible... Triste... Muy triste.

Y ahora parece que escribí eso para ti, porque tu aroma se quedó en mi piel esta noche. Cada vez que me llevo las manos a la cara, para tratar de sacarte de mi cabeza, me inunda tu perfume y me vuelvo a perder en el recuerdo de tus besos, que hoy dolieron más que nunca, y no tanto por las heridas de mis labios, sino porque suponían un posible "hasta nunca". Y no sé si es eso lo que quiero. Bueno, sí lo sé... No es lo que quiero... Pero es lo que hay... Es lo que toca... Es... UNA PUTADA.



Simplemente, me habría quedado esta noche allí contigo para siempre (aunque no te guste contemplar Santiago... ^^).






Si escribo esto en primera persona es porque me gustaría decírtelo. Pero no voy a hacerlo. Porque no quiero complicar más las cosas... Pero necesitaba sacármelo de dentro. Sólo espero que no lo leas...

Llevo tu aroma tatuado en mi piel...

Posted by : Any R 3 Comments
No puedo dormir. ¿Por qué? ¡Mierda! No lo sé.

Hay alguien. Lo admito. Pero no puedo hablar de ello. No puedo porque me llamaríais loca (algunos, otros sé que lo aceptan todo bien... xD). El caso es que me ronda la cabeza. No dejo de pensar en ella. Pero es algo demasiado complicado. De nuevo vuelve a complicarse mi vida sin que yo pueda evitarlo.

No, no puedo evitarlo. Porque quiero dormir, quiero sacarla de mi cabeza, quiero que no me importe que realmente tenga a otra... Pero me importa. No se va. No se va y hace mucho que no estaba acostumbrada a algo así...

Desde que hablé con ella esta noche, di vueltas, hablé con gente por el msn hasta las 2:30 de la mañana, bajé canciones y busqué información hasta las 3:30, me acosté, me levanté a buscar carteleras de teatro en Santiago, me volví a acostar, me levanté a coser el biquini y a tender el que está mojado y las toallas, me acosté, volví a levantarme para escribir esto...

Mierda. No, esto no... Y me quedan 4 horas sólo para dormir. Para ir de visita turística a la playa de las catedrales porque alguna vez mi madre nos había prometido a mi ex y a mí que nos llevaría y se le ocurre ahora que quizás sería buena idea cumplir al menos conmigo esa promesa.

Pero no puedo dormir. Y tengo sueño, de verdad que lo tengo... Pero no puedo... Cierro los ojos y pienso en ella. Inevitable. Uffff... ¡¡¡¡MIERDA!!!!

Se supone que soy un putón, y que cada vez soy más insensible... Pues a ver si lo demuestro... Tengo sueño... xD

Imsomnio

Posted by : Any R 0 Comments

Siempre que dibujo con mis labios la palabra “Verdad”, descubro que mi mente escapa a esa época de mi vida en la que me tragaba capítulo tras capítulo de Expediente X: “La verdad está ahí fuera”.


Salgamos a buscarla, me dije.


Después apareció un filósofo (ni siquiera recuerdo su nombre) que dio una charla en el instituto de mi ex (y como por aquellas yo carecía de personalidad e iba a donde ella me ordenase, pues allí estaba yo, levantando la mano y haciendo las preguntas más enrevesadas). El hombrecillo comentó que los filósofos no eran más que “buscadores de la verdad”. Yo pensé que eso era lo que quería ser, alguien que nunca dejase de hacerse preguntas… Como los niños a lomos de conejos blancos… (como Jostein Gaarder proclamaba al inicio de su obra más conocida). Pero entonces surgió lo que siempre surge, lo que nunca tarda demasiado… Surgió un “PERO”.

- Pero los buscadores de la verdad – dijo-, jamás seremos felices.

Siempre hay una pregunta más. ¿Y por qué soy feliz? ¿Tengo derecho a serlo? ¿Me lo merezco? ¿Cómo puedo ser feliz viviendo en el mundo que vivo? Y ante la imposibilidad de contestar todas estas preguntas… Ya no se puede ser feliz. O eso decía él…

Yo no opino lo mismo. ¿Y si tu máxima aspiración en la vida no es saber, sino aprender? No importa el resultado final sino que te veas recorriendo el camino que deseas andar… Uffff, ya me lío yo sola… :P

Quiero decir, de un tiempo a esta parte, soy feliz. No puedo definirlo de otra manera. Tengo mis altibajos, como todo el mundo, pero no sé… Estoy superando límites y barreras que me frenaban, estoy buscando tiempo para devolver la creatividad que siempre guió mi vida a su sitio, estoy tomándome las cosas más tranquilamente en el curro, así que empiezo a sentirme productiva de nuevo… No sé… Día a día me doy cuenta de que tengo una vida maravillosa. Pero eso no está reñido con continuar haciéndome preguntas, con desear más de lo que tengo, con querer aprender, querer continuar, querer vivir… No está reñido en absoluto…

Quizás es que estoy aprendiendo a hacerme las preguntas correctas, y pese a que no tenga las respuestas a esas preguntas (¿y quién las tiene?), “recorrer una parte del camino no significa equivocarse de camino.” ¿Quién dijo miedo habiendo hospitales? VIVAMOS pues.


Felicidad VS Verdad

Posted by : Any R 1 Comment

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -