Posted by : Any R viernes, julio 25, 2008

Jamás... Jamás me había sentido así... ¿Qué coño me pasa? Esta no soy yo. La persona que ayer dobló cayendo sólo por... sólo por ella... No, yo no soy así. Ya no soy así.

Salimos mi prima, mi mejor amigo (ratificado esta noche... cómo le quiero...) y yo. Nos fuimos a ver el final del concierto de la Mala Rodríguez. Y luego al bar de siempre. Y dios... Cómo dolió... No quiero ni acordarme. No puedo... O sí, quizás debería recordarlo y tenerlo bien presente. Lo que no nos mata nos hace más fuertes... Aunque no sé a qué distancia estuve yo ayer de la muerte... ¿Quién sabe? El colocón de bilirrubina fue brutal... Acabé vomitando bilis pura, cuando ya no me quedaba nada en el estómago. Ni siquiera sé cómo llegué a beber tanto alcohol gastándome sólo 6 euros... :S

Siempre dije que el viaje a Margarita había sido lo peor de mi vida... Creo que voy a tener que cambiarlo... Lo peor ha sido anoche, darme cuenta de que volvía a estar descontrolada, de que no podía volver atrás, que ya no podía solucionarlo y sólo aguantarlo... Las consecuencias de mis actos, nunca más claro lo había visto.

¿Y qué he aprendido de anoche? Que soy una idiota y que siempre voy a serlo. Pero también que duela cuanto duela, puedo superarlo y seguir adelante. Va a ser cierto lo que dije, aunque sea un consuelo de tontos, que cuanto más caes más se te curten las rodillas. Quizás estoy un paso más cerca de ser más insensible. Aunque pensaba eso antes de que ella apareciese... Y de repente, pierdo la cabeza por una mujer a la que sólo vi un par de veces en mi vida... Estoy loca... Estoy completa y absolutamente pirada.


Y por desgracia eso no tiene cura.

Un comentario por lo de ahora.

  1. H@ÜRè says:

    Bendita locura cuando nos hace perder la cabeza por amor. Irracionalidad lubricada de deseo sinsentido, palpable solo por los dedos del alma.
    Cuan insípida parece la vida de vuelta a la cordura...

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -