Posted by : Any R sábado, octubre 11, 2008

Hoy paseando por la calle escuché a un santiagués hablando con unos turistas. Les decía las frases que tantas veces he pronunciado yo: "Santiago es mucho más bonito cuando llueve". Siempre lo he creído así. Pero también he creído siempre que los que pensamos eso somos esos santiagueses melancólicos que entienden la vida como una serie de penurias que la hacen más triste para ver más luminosos los momentos agradables.

Después de un rapapolvos de una persona que realmente me importa mucho, me he quedado por los suelos. Soy una persona dudosa por naturaleza, así que cuando alguien me dice que no voy por el camino correcto, acabo rallándome de mala manera. ¿Voy por el buen camino? Oh, mierda... ¿Qué más dará? El día que vea que me he equivocado sólo tengo que escoger un buen lugar con una buena vista y repetir la escenita del árbol... No pensaba que su opinión contase tanto para mí. Creo que ella no pensó que yo pudiese llevarle la contraria... La echaré de menos, la verdad. La echaré mucho de menos... Pero oye... Mi vida es mi vida... Y su manera de vivir no tiene por qué ser la mía...


Sí, Any, repítelo... a ver si así te lo crees... Volvemos a encender el modo melancólico...

10 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -