Posted by : Any R jueves, diciembre 04, 2008

Son curiosos los sentimientos, ¿eh? A veces no te das cuenta de que están ahí hasta que no han llegado. Sin embargo (al menos en mi caso), la mayoría de las veces veo tropezar a mi corazón mucho antes de que la piedra aparezca en el camino. (Si estuviese contándoos esta historia de palabra, ahora mismo usaría una onomatopeya para describir el sonido del tortazo).

Auch. Porque siempre duele. Hace poco, tratando de salvar los datos de mi ordenador antes de que fuese cruelmente formateado, me encontré con recuerdos de mi primera relación. En particular, me llamó la atención un vídeo que yo misma le había grabado a mi chica... Me quedé tan impresionada por el recuerdo que no pude evitar pararme a escuchar lo que decía.

"Somos como olas en el mar. ¿Lo entiendes? No, claro que no me entiendes, me estoy explicando como el culo. Lo que quiero decir es que somos olas que viajamos sin rumbo en el mar, que de pronto llegamos a una orilla. Yo soy una ola, y he llegado a tu orilla. Pero sigo estando en el mar. En cualquier momento las corrientes podrían llevarme a otro lugar. Y, aunque no sé lo que va a pasar mañana, desearía más que nada quedarme en esta orilla. Porque me encantan las playas de tu cuerpo."

Hay sentimientos que nacen de la nada. Otros van creciendo con el tiempo y se convierten en irresistibles bolas de fuego que lo arrasan todo a su paso. No podría definir qué es lo que estoy sintiendo ahora mismo. No podría. Por mucho que lo intentase, escapa de mi entendimiento. Sin embargo, lo que tengo claro, es que nunca había vivido nada así, nada tan potente, tan poderoso y tan impactante en tan poco tiempo. Y me intriga. Me intriga tanto que aunque veo ya la piedra en el camino, aunque sé que al tropezarme es probable que vuelva a romperme el corazón contra el suelo, he decidido que no voy a apartarme de este camino. Porque es algo que QUIERO vivir, es algo que NECESITO vivir. Eres algo que DESEO en mi vida.

Y que sea, no lo que dios quiera, que en estas cosas manda poco, sino lo que TÚ desees. Porque cada vez que pienso en verte, escucho a mi corazón golpeando el pecho para poder escaparse hacia ti.


Buona notte a tutto il mondo, aunque la entrada esté dedicada a una bella ragazza. Bacio mille.



8 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -