Posted by : Any R viernes, diciembre 12, 2008

Amor... ¿Qué me estáis diciendo?

Si sólo hubiese sido un comentario lo habría ignorado... Amor... Enamorada...

¿Qué es el amor? ¿Qué significa estar enamorada?

Partiendo de la base de que yo no lo sé (o mejor de que no tengo mis propias teorías), voy a ver qué dice la RAE sobre ello (me enseñaron en uno de mis anteriores trabajos que el diccionario era un complemento indispensable).

Vale, es larga, me quedo con la segunda acepción nada más, es la que más se acerca a esas ideas y teorías que se supone que no tengo. Así pues:

Amor:(Del lat. amor, -ōris).

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.


Bien, querid@s amig@s... Analicemos esto.

Punto 1: "Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae"

Bien, en este punto no os habéis equivocado. Me atrae. De un modo que ni siquiera yo puedo entender. Tras un tiempo ínfimo, tras charlas interminables que acaban en la mayoría de los casos con un "me encantas", tras conversaciones telefónicas plagadas de risas y algún que otro silencio significativo. Sí, me atrae. De un modo que no puedo explicar.

Punto 2:"procurando reciprocidad en el deseo de unión"

Vale... Obviamente, si me atrae, me gustaría atraerla, ¿no? También se da el caso... (je, :P) Así que me gusta y le gusto. Vale. Vaya...

Punto 3:"me completa, me alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear"

Me veo obligada a admitir que las mejores entradas en este blog las escribí cuando la conocí... Que desde que apareció mi creatividad se ha vuelto loca en miles de ámbitos distintos y que no sólo escribo, sino que dibujo, pinto, recorto, pego, moldeo... Así que la parte de "crear" también la acepto. "Comunicarnos" ahora... Sí, hablamos siempre que podemos. Si no podemos disponer de un ordenador la llamo. Y las conversaciones, por la vía que sea, se extienden hasta la imposibilidad de alguna de las dos de seguir hablando. Vaya, otra positiva más. ¿Qué más queda? ¿"Me alegra"? Y tanto... Hace tiempo que no sonreía así. Hace tiempo que no me quedaba ensimismada pensando en alguien y me descubría minutos más tarde con sonrisa de idiota...

Por último, "me da energía para convivir, me completa"...

El 24 de Noviembre conocí a una persona maravillosa que provoca la mayoría de mis sonrisas últimamente. Alguien que con sólo cruzar un par de palabras conmigo, con sólo darme un toque al móvil, con sólo dejarme oír sus palabras, es capaz de cambiar mi completa visión del mundo. ¿Pero, me completa? ¿Me da energía para convivir?

Puedo estar pillada por ella, puedo sentir infinidad de sentimientos con sólo escuchar su voz, puedo desear más que nada en el mundo verla frente a mí por fin y acariciar su mejilla... Pero gente... No puedo estar enamorada.

Cuando era niña pensaba que esta pasión y esta curiosidad hacia alguien era amor. ¿Pero sabéis qué? Que esto muere. Por experiencia, siempre muere. Tarde o temprano. Sin embargo, con tiempo, con "convivencia", con confianza, con conexión... Entonces sí, entonces puedo llegar a decir que realmente amo a una persona. Mirando al pasado, desde la perspectiva que la experiencia y la vida me han regalado (que sé que no es mucha, que todavía soy una pipiola), puedo decir que sólo me enamoré dos veces en mi vida. Las dos veces acabé perdiendo. Y las dos veces sentí como si me arrancasen el corazón para pisotearlo. Y esto fue porque llegó un punto en el que despertar al lado de estas personas era lo único que deseaba en mi vida. Llegó el punto en que no podía imaginar más que su olor en mi piel, su sabor en mis labios, su nombre tatuado en mi corazón...

El amor es un hijo de puta caprichoso que empieza y termina cuando menos te lo esperas. Pero para amar, al menos yo, necesito conocer a la persona a la que tengo delante. Necesito saber cómo reaccionará en cada momento al abrazarla por la espalda según su estado de ánimo; necesito conocer sus miedos y sus metas; necesito poder averiguar lo que piensa, lo que desea, con sólo ver cómo arquea una ceja, o frunce los labios, o suspira en silencio... Para amar, cada rincón de su piel debe ser una prolongación de la mía... Y siendo sincera, incluso sobre la sinceridad, sólo recuerdo así a una persona. Quise a muchas chicas, pero enamorarme... Sólo de una.


Porque hubo una época en la que mi definición del amor consistía tan sólo en la siguiente frase:


"Es cuando te acuestas pensando en alguien. Es cuando te despiertas pensando en ese mismo alguien."


Pero ya no opino así... Porque sino... ¡Cuántas veces he fracasado en el amor!



13 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -