Posted by : Any R viernes, diciembre 26, 2008

Hace mucho tiempo que no encuentro un trébol de cuatro hojas. Hace años, unos 7 u 8, no podía evitar encontrar alguno simplemente bajando la vista al suelo. Pero luego ni buscándolos era capaz de localizar ninguno. No soy una persona muy afortunada y eso lo sé. Aunque como dice siempre mi madre, nadie se acostumbra a ello...

Hace una semana envié mi ordenador a servicio técnico. Volvió el día 23. Menudo regalazo habría sido... si lo hubieran reparado. Ya no sé si llevarlo de nuevo o pasar un poco de todo... Quedármelo como funciona y olvidarme de más.

Ayer fue una noche muy fría. Fui al cine a ver "El intercambio". Una película alucinante. Hacía tanto frío que cuando salimos del cine los cristales del coche estaban congelados. Me pasé unos 10 minutos intentando descongelar la luna delantera, hasta que realmente podía ver. El cristal de la ventanilla de mi lado lo bajé para limpiarlo, pero a mitad de camino volvía a estar empañado. Y mi coche no tenía un gran sistema de aire con el que se arreglase... No me excuso, fui una idiota... En lugar de doblar en la calle en la que lo hago siempre, un Audi me exasperó y tomé otro camino... En lugar de seguir por ese camino, decidí de todas formas tomar un atajo... Paré en el ceda para dejar pasar al Audi exasperante, pero el cristal empañado de mi ventanilla me impidió ver el 306 que venía por el otro lado. Y choqué.

Un bonito regalo de navidad... Alfie ha muerto. Aunque como suele decirse en estos casos: "al menos no nos pasó nada" (salvo a mi acompañante que probablemente tenga un esguince cervical).

Y ahora mi madre sale una hora antes de trabajar porque sabe que no me he tomado nada bien el accidente. Aunque son cosas que pasan. Y no soy tan prudente como me habría gustado... Apenas dormí esta noche... No puedo dejar de pensar todas las maneras en las que podría haberse evitado... Sé que es inútil, intento no hacerlo... Pero mi cabeza mantiene un runrun constante que me impide pensar en otra cosa (además de levantarme un dolor de cabeza bestial, qué putada ser alérgica a las aspirinas...).

Feliz Navidad a todo el mundo (y no va en plan depresivo y con segundas, seguirá gustándome la Navidad).

Es en estos casos en los que esbozo una sonrisa, encojo los hombros y digo: "¿ves como soy gafe?". Porque si no me río de mí misma...


Una sonrisa por Navidad. Yo la regalaré a quien la desee. Biquiños a todo el mundo.

9 comentarios por lo de ahora.

  1. helen says:

    Pues si me dejas, quisiera regalarte una sonrisa para que nunca estés triste.

    :-)

    besiños

  2. Tanais says:

    Piensa que estais bien y que podría haber sido peor, estas cosas pasan, y nadie tiene la culpa, mucho animo niña

  3. Nono says:

    Ya sé que no voy a decirte nada nuevo y que no te valdrá de mucho, porque a mi en situaciones parecidas tampoco me ha valido, pero no había nada que hacer, no merece la pena estar pensando y si no hubiera ido por aquí, y si hubiera desempañado mejor el cristal... da igual, al final las cosa pasan, no sé porque motivo, alguno habrá supongo, pero ahí están, de todas maneras me alegro sinceramente de que no pasara nada más, lo siento por tu acompañante espero que se recupere pronto, pero de verdad, quédate con eso, con que estás bien y hoy nos puedes desear una Feliz Navidad a tod@s :P y eso de que eres gafe... no entraré en ello porque sino el rollo que suelto no lo aguanto ni yo! asi que, muchos besicos pa ti niña y una sonrisa de las enormesss. Cuidate ehh ;)

  4. Anubis says:

    Tú de Alfie ni te acuerdes, ya sabes lo primero tú y tu acompañante. Si te contara la relación de mi familia con los accidentes de coche tendría para escribir un libro y la moraleja es que por mucho que pienses en ese momento ya no puedes cambiar nada.
    Disfruta de la Navidad y de cada minuto del día. De gafe no tienes ni esas cuatro letras que ya te lo digo yo por si no lo recordabas... Ale, te envío mi sonrisa ;) y unos besos alegres y animosos...

  5. Una más says:

    Los accidentes son eso, accidentes. Aunque intentes pensar cómo pudiste evitarlo.. son inevitables. Yo también choqué hará un par de inviernos por culpa de un puto audi. Pero sí que es cierto lo de "menos mal que no nos ha pasado nada grave". A partir de ahí mmiré la vida con otra perspectiva.

    Ánimo!!! Y vigila no tengas un esguince cervical también.. que estas cosas son muy puñeteras.

  6. H@ÜRè says:

    ^^ FELIZ NAVIDAD ^^
    Siento lo de tu coxe, aunq mientras tu cabeza y la de tu acompañante sigan en su sitio todo esta bien.
    Yo he decidido plantarme un mini-viaje a Madrid para animar el fin de las vacaciones, quedas invitada si te apetece :)
    Besitos(K)

  7. Elena says:

    Te acuerdas de lo que me dijiste cuando enzajé el coche con vosotras y yo dentro??? que no había pasado nada y tema zanjado, verdad??? (qué risa nos pasamos con eso, eh??jajajaja) pues niña, en serio... aplícate el cuento... no os ha pasado nada grave, que es lo que importa.
    Ya sabes que aquí me tienes para lo que necesites.
    Yo también te deseo Feliz Navidad!
    Besotes!

  8. jelly says:

    lo importante es saber que estás bien, el coche no dejo de ser eso un trasto, aunque entiendo que no siente nada bien pero a veces hay cosas que son inevitables por los factores que no ayudan a preveer más aún... así que tampoco te sientas mal ni pienses que es culpa tuya.

    Sobre la película, me apetece también ir a verla y aunque no dices mucho, dices ya suficiente para mí para animarme a ir...

    bicos e agarimos!!

  9. Lo verdaderamente importante, es estar bien de salud. Es algo que aprendí hace muchos años.
    Lo demás, tiene solución. ;)

    Un besito, linda!

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -