Posted by : Any R lunes, septiembre 08, 2008

Estoy furiosa. Estoy furiosa conmigo misma. Me niego a mentirle a los demás, pero no tengo reparos en venderme la fábula del siglo. Llevo tanto tiempo creyendo ser una persona que realmente no soy... Acabo de decepcionarme a mí misma más de lo que creía posible. Hoy me costará encontrar las palabras para decir lo que pretendo...

Hace algún tiempo me tomaba por alguien positiva, alguien vitalista para quien vivir era lo más importante. Y hoy me descubro haciendo un repaso siempre a todo lo malo que ha ocurrido en mi vida. ¿Y lo bueno? Ah, eh... de eso no me acuerdo. Puñetero espejo roto y reconstruido. ¡Pues claro! Tanto dibujo, tanto puzle, tanta... basura... que ya no queda de mí más que la idea absurda y soñadora que una pesimista nata quiere tener de sí misma. Bien... Afán de superación, podría serlo... Pero no lo es... No lo es porque pido un imposible, un irrealizable. Sé que no puedo, sé que hay muchas cosas que no puedo hacer. Lo sé perfectamente. Esta es una de ellas.

Creo que no puedo describir cómo me siento (aparte de la fiera que empieza a gritar en mi interior clamando comida y de la imposibilidad de respirar). Siento como si ardiese, como si dejando escapar el grito que estoy conteniendo, las llamas fuesen a inundarme. Ahora me explico muchas cosas, vaya... ¡Vaya! Bueno, vale... Acabo de tener una revelación... Qué fastidio... Qué... qué mierda... xD

Estoy muy cansada de todo. Excesivamente cansada. Pero como siempre, si algo sé, es que “esto también pasará”. Sí es milagrosa esa frase... Estoy algo más calmada... Simplemente estoy un poco harta de mi misma. Y es jodido cuando convives contigo las 24 horas al día. Quizás por eso leo, escribo, me centro en las series y películas... No quiero evadirme de la realidad, sino de mí misma... Sólo sigo escondiéndome como siempre he hecho. Y supongo que como siempre haré. ¿Cambia la gente? ¿He cambiado? ¿O simplemente continúo poniendo máscara sobre máscara para no llegar a conocerme nunca y tener una excusa para tirarme sobre la espalda drama tras drama, tragedia tras tragedia, mierda y más mierda?

En fin, respira hondo. Olvida tu enfado y continúa adelante con la frente alta y el convencimiento de que la vida seguirá hagas lo que hagas, el mundo girará contigo o sin ti. A fin de cuentas, siempre supe que soy una persona un tanto contradictoria. ¿Por qué no en esto también? Irónico... Bonito final... Justo empieza a sonar It’s a beautiful day de Sarah Brightman. Siempre me sobrecogió la única frase que no dice ella: “Un bell giorno, é un bell giorno per morire”. Como cualquier otro día... Sólo uno más, o uno menos...


Buongiorno a tutto il mondo.

2 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -