Posted by : Any R miércoles, noviembre 05, 2008

Estos días, entre tanto recuerdo, me ha dado por pensar en gente que por una u otra cosa ya no está en mi vida. Empezaré por orden cronológico, que es como mejor se me da organizar las ideas.

María. Íbamos juntas al cole. Probablemente fuese mi primer amor. La chica de la que nunca quería separarme... Al principio no nos llevábamos bien. Yo era la típica niña pija y ella jugaba al fútbol y se llevaba muy bien con los chicos. Entonces no sé qué ocurrió y de pronto no podíamos vivir la una sin la otra... Cuando se mudó se me rompió el corazón. Y como por aquella no existía internet ni los móviles, perdimos el contacto. No sé qué ha sido de ella. Me encantaría encontrarla de nuevo, aunque la idea que tengo yo de ella probablemente no coincida con la que tenga ella de mí. De todas formas me gustaría saber qué ha sido de ella.

Nisamar. La conocí en el hospital. Enseguida me cayó bien. Ella tenía el brazo roto, a mí me habían operado de una peritonitis aguda. Compartimos un par de noches con sus respectivos días. A pesar de intercambiar teléfonos, ninguna hizo nunca una llamada. ¿Quién sabe qué será ahora de su vida?

Luego con internet llegaron un sinfín de gentes que desaparecieron casi tan rápido como habían aparecido. O amistades que duraron años y luego se esfumaron por complicar las relaciones con sentimientos más profundos... Infinidad de nombres, infinidad de personas (admito que en su mayoría mujeres) que han marcado mi alma y luego han dado un paso atrás como si no hubiesen existido jamás... ¿Y yo? Respeto el paso atrás. Sólo traté de seguir a alguien una vez y salí escaldada. Así que simplemente me retiro hasta que alguien quiera venir a por mí.

Cada persona que pasa por nuestras vidas nos deja una muesca en el corazón y se lleva algo con ella. Una frase acertada que escuché en "Herederos" mientras me quedaba un rato tirada en el sofá de casa tras llegar de un laaaargo y agradable día. Lo cierto es que me duele recordar a alguna gente. En especial a esas personas que siguen ahí, pero que han dejado de tratarte como lo hacían. ¿Se puede querer a alguien y luego borrarlo de tu corazón hasta el punto de no necesitar cruzar una palabra más con ell@s? O quizás les pase como a mí... Veo los contactos de msn de esas personas, abro la conversación, empiezo a escribir algo... Pero raramente lo envío. Nunca sé cómo serán recibidas mis palabras...

En fin, como me dijeron hace poco: "es ley de vida", unos llegan y otros se van. Ojalá pudiese conservar en una cajita de cristal a toda esa gente a la que llegué a querer tanto y a la que me gustaría seguir teniendo en mi vida. Aunque, todo hay que decirlo, de cuando en cuando surge alguien del pasado que vuelve a intentar caminar a tu lado... Es agradable encontrar a esa gente, muy agradable. En fin, la vida es como es. Y habrá que vivirla como viene. Un beso a toda esa gente que HOY está aquí conmigo.

9 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -