Posted by : Any R domingo, noviembre 23, 2008

Ayer dejé las llaves del piso de Coruña sobre la mesa de la cocina. Se acabó. Un añito de mi vida en aquel lugar y cuando salí de allí el único rastro que quedaba de mí eran un par de agujeros de chinchetas en las puertas del armario... Un año... Que se dice pronto...

Me gustaría poder decir que fue el mejor año de mi vida. No, no lo fue. Tuvo sus cosas buenas. Conocí a gente maravillosa a la que me he quedado (tienen un huequecito en mi corazón y un lugar en la tarjeta SIM de mi móvil -que por cierto ayer me dijo que ya no puede tener más números... :S). Viví experiencias que jamás habría pensado... Cambié, una vez más me vi obligada a adaptarme a nuevos tiempos, a nuevas situaciones. Sin duda no soy la misma que hace un año.

Volví a sentir, me arrancaron de nuevo el corazón... Entendí que ya no soy la misma niña dispuesta a darlo todo por amor. De hecho me cuesta creer. Y el "para siempre" se ha esfumado de mis ideales. Quizás me recupere, quizás no. Creo que estar sola todo el tiempo que llevo sin alguien a mi lado es algo positivo. Estoy aprendiendo a que no vale cualquiera para acompañarme en la vida.

Y buena banda sonora para esta actualización:


"Si sólo soy parte de mil ruedas,
si soy imprescindible sólo para mí,
si veo más cuando el amor me ciega...
No necesito que me firmen por escrito
que si yo sonrío alguien más va a sonreír."


Y supongo que eso es todo por hoy. Habrá más... Más cambios, más golpes en el corazón, más gente... Habrá tantas cosas... "Tantas tantas cosas seguirán pasando"...

Buona sera!!!

9 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -