Posted by : Any R lunes, febrero 07, 2011

Todavía persisten pequeños montones de nieve a pesar de que ayer superamos los 15 grados. Y no lo entiendo... No entiendo por qué hay algunas cosas que se resisten a morir a pesar de saber que es algo inevitable, que ocurrirá más pronto que tarde... La nieve se parece mucho a mis sentimientos ahora mismo. Son demasiado fuertes, demasiado hijos de puta... Me recuerdan todo lo que he ido perdiendo a lo largo de los últimos años. Y lo hacen como quien mete el dedo en una herida bien profunda e infectada que duele como si te clavasen un cuchillo y lo volteasen. Y admito que me da rabia, muchísima rabia, no poder apreciar todo lo que he conseguido por culpa de lo que he ido perdiendo. ¿Por qué no podemos mirar sólo alrededor y tratar de olvidar lo que podría haber sido (que cada vez tengo más claro que NO podría haber sido desde el principio) a todavía un par de cientos de kilómetros?

Debería aprender a decirle a mi corazón que no...

4 comentarios por lo de ahora.

  1. Juan says:

    No te preocupes, pasa, te lo aseguro y al final queda todo como experiencia para la proxima vez ya veras. Un superbesazo.

  2. мιиι says:

    Sí, sí, tú dile que no... a ver si funciona... porque pensar una cosa y sentir otra es un mal muy extendido y humano, y sigues siendo humana (aunque tu álter ego sea un gato xD). Ya sabes que aunque la razón gane la batalla, el corazón manda en el bienestar y la felicidad. Puedes tomar la decisión más objetiva, madura y acertada del mundo, pero si no la has tomado con el corazón... será como ejecutar un programa...

    No es un consejo, es una autocrítica e intento de aplicación...

    Sigo siendo yo... ;P

  3. Juan says:

    La carta es preciosa, tienes mucho amor dentro de ti. Un besazo.

  4. Menestra says:

    Esos montones de nieve persisten porque cayeron muy frios, y aún siguen helados por dentro.. Si los extiendes seguro que el calor les ganará y acabarán venciendo en forma de chorro calle abajo. A tu corazón le pasa igual, tiene condensado dentro cierto sentimientos a los que le rodea una capa térmica, la cual sólo se dispersará con el tiempo, autoestima y valor.
    Mucho ánimo..

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -