Posted by : Any R lunes, octubre 04, 2010

Imagina que quieres a alguien. Quizás apenas recuerdes cómo ha sucedido. Pero eso no es lo importante. El caso es que no puedes dejar de pensar en esa persona, la recuerdas a cada momento, desearías tenerla a tu lado... No hay nada que te haga más feliz que su sonrisa. Vaya, has caído... Te tiene totalmente a su merced.

Imagina que esa persona que se cuela en tus sueños, sean dormida o despierta, no es como tú. Concibe el amor, las relaciones, la vida... de un modo totalmente distinto al tuyo. Incluso contrario... Que no importa lo que hagas, porque su felicidad nunca dependerá de ti.

Imagina que deseas esa responsabilidad, que deseas dedicar tu vida a conseguir dibujar en su rostro una sonrisa perenne que sobreviva a los crudos inviernos que ahora os amenazan a las dos.

Imagina que sabes que jamás lo conseguirás...

No es difícil de imaginar...


3 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -