Posted by : Any R lunes, septiembre 24, 2012

El  caso es que me faltas tanto que no puedo ni respirar sin que me venga a la mente el sabor de tus labios. ¿Cómo he llegado a esto? ¿Cómo he podido engancharme tanto de ti que me cuesta hasta tener ganas de hacer cosas ahora que no estás cerca? Supongo que tendrá que ver con lo maravillosa que eres, con el hecho de que estés dispuesta a darme lo que nadie llegó siquiera a pensar, lo que jamás me habían entregado... O quizás con el miedo de no ser suficiente para ti cuando tú estás dispuesta a dejarlo todo por mí... Me quieres de una forma que sólo había conocido en mi propio corazón, como no me había querido nadie... Me quieres como siempre he deseado que me quieran. Por eso me gustaría que esta vez sí, y que un "por ahora" pueda durar eternamente...

Enamorada otra vez,
correspondida como nunca.

Te quiero, mi luna menguante.


2 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -