Posted by : Any R miércoles, mayo 23, 2012

Comienzas tu vida dando los primeros pasos de la mano de unos padres anonadados que sonríen como tontos al ver cómo creces, aunque luego se arrepientan de su alegría cuando ven que ya eres demasiado grande y que te escapas de sus brazos irremediablemente.

Compartes cole, incluso instituto, con la misma gente durante años y años, pensando que te vas a comer el mundo, deseando ser mayor y tener a tus pies la vida. Apenas piensas en a qué te vas a dedicar, cómo te ganarás la vida, si tu futuro brillará tanto como esperabas. Piensas en que serás un superhéroe, un astronauta, un veterinario, médico, un famoso abogado, un director de cine, una actriz de éxito, la cantante de moda... Lo sigues pensando incluso cuando llegas a la selectividad. A veces incluso más tarde, cuando te apuntas a la carrera de Comunicación Audiovisual. Tienes cuatro añitos (cuando no son cinco) para plantearte que el futuro de los medios está fatal y que dentro de Galicia no te comerás una mierda.

Saltas al mundo laboral y todos los sueños se esfuman como si nunca hubiesen existido. ¿Y ahora qué?

Es curioso mirar alrededor y ver las vidas de aquellos que te acompañaron durante tantos años... Un director de cine, sí, o al menos aspirante a eso... Una diseñadora gráfica... Algún abogado sin mucho éxito... Auxiliar veterinaria, empresarios, dependientes, camareros, profesores, mozos de almacén... Ves en los demás lo que pudiste reconocer en ti... El brillo de las ilusiones, en su mayoría perdidas, aunque algunos se empeñen en aferrarse a ellas.

Con los años, mis sueños han cambiado mucho. Quien diría que ahora lo que me gustaría es acumular experiencias, formar mi propia familia y vivir una de esas historias con final feliz que nos muestra el cine americano... Quiero encontrar un hueco a mi medida en el mundo laboral en el que he decidido anclarme, quiero encontrar mi lugar en el mundo, mi casita con mujer, hijos, perros y un jardín en el que jugar todos juntos. Quiero llegar al final de mi vida con la certeza de que he aprovechado bien el tiempo. Y si es posible y es necesario mantener una de las viejas ilusiones, me gustaría ver al menos uno de mis libros publicado.

¿Y tú? ¿Qué deseas ahora?

3 comentarios por lo de ahora.

  1. Estas en lo cierto, comenzamos de la mano de nuestros progenitores, dando paso a la andadura individual de cada uno, conociendo a miles de personas pero conociendo a unos pocos (los que verdaderamente merecen las pena) y con ellos forjamos una entrañable amistad donde se entremezclan las aspiraciones y deseos tanto laborales como personales.


    Y es con los años cuando adquiriras la experiencia deseada y quien sabe todo cuanto anhelas, formar una familia y demas, no olvides que no solo "quien la sigue la consigue si no quien quiere".

    Un bikiño michiña

  2. Alba says:

    Estoy segura de que se cumplirá más de una. :) Emmm... ¿Y una valla blanca en el jardín? xD ^^

  3. Tom Baker says:

    Ahora mismo? mejor no lo digo, porque dicen que sueños sueños son... aunque, también he oído por ahí eso de que cuidado con lo que deseas, porque se cumple...

    un abrazote ;)

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -