Posted by : Any R lunes, agosto 01, 2011

UNO: Debería irme a dormir, mañana me espera un día largo, nuevo, lleno de angustia e incertidumbre hasta el último momento... Pero un día, al fin y al cabo, como todos los que me encontraré de ahora en adelante en mi vida. Diferentes a la par que iguales... ¿Cuánto pueden cambiar las cosas de un día para otro?
DOS: Añoro. Mucho. No dejo de pensar. No dejo de echar de menos. Si miro alrededor hay un millón de cosas que me acercan recuerdos cercanos, lejanos, cabrones, que se cuelan por debajo de la camiseta del pijama hasta encontrar el camino hacia mi corazón.
TRES: Las cosas más importantes no son necesariamente las más complicadas, pero siempre nos damos cuenta cuando es tarde. Ralladas. Dolor mal disimulado. ¿Por qué tienen que doler tanto las cosas que no son importantes? Porque en el fondo importan...


4 comentarios por lo de ahora.

  1. Anónimo says:

    el dia siguiente es un misterio... nunca sabes lo q pueda pasar... las cosas q te hacen feliz aveces pasan desapercibidas.

  2. Juan says:

    A veces las cosas que tu creias menos importantes se vuelven importantes por el echo de no tenerlas, de no poseerlas. Un besazo.

  3. Animos!!! todo lo que duele nunca es para peor.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -