Posted by : Any R lunes, mayo 30, 2011

"La vida es un juego y para divertirse hay que jugar". Más tarde, acuné la teoría de que había que vivir la vida como si se tratase de un juego de ordenador en el que pudieses guardar la partida, sin miedo a lo que pueda pasar porque siempre te queda la opción de volver atrás. Ahora, de pronto y contra todas mis teorías pasadas, tengo miedo. Tengo un pánico atroz que me seca la boca y me obliga a respirar con más fuerza. ¿A qué? No tengo ni la más remota idea. El sentimiento me asaltó como una puñalada esta misma tarde, en medio ninguna parte, perdida en la nada... De pronto me asaltaron las ganas de irme a casa, dándome igual las consecuencias que implicarían. Las lágrimas ganaron la partida y rodaron por mis mejillas... Y me costaba tanto respirar y tragar que hasta empecé a asustarme.

Sigo queriendo volver a casa. ¿Dónde se supone que es eso? La verdad es que no lo sé. Probablemente la semana pasada no habría dudado al responder. Ahora sólo podía pensar en abrazarme fuerte a mi madre y no soltarla. Sí, yo... Yo queriendo volver a casa de mamá con el rabo entre las piernas...

Sigo con ganas de llorar aunque por ahora les gano la partida (a ver si la oscuridad no les ayuda). No me siento bien, no me siento nada bien... Y no sé por qué. Puede ser por tantas cosas, o por ninguna de ellas... De pronto, es como si me hubiese dado de bruces con la realidad y me hubiese gritado al oído: "¿ pero qué cojones haces con tu vida?". Lo peor es que no puedo responder más que "ni puta idea"...

Oh, venga, genial... De crisis existencial... A veces (por suerte sólo a veces) me odio tanto que no soporto respirar un gramo de oxígeno más...

4 comentarios por lo de ahora.

  1. Astry says:

    Creo que simplemente tienes que pensar que sólo ha sido un día de bajón, en el que has pensado en tirar la toalla. Eso sucede por que, gracias a dios tenemos sentimientos,y entre ellos se encuentra el miedo, es algo la mar de natural.
    Pero no por ello debes odiarte, sino todo lo contrario, sentirte orgullosa por ser capaz de levantarte y luchar.
    Sólo ha sido un día malo, cuando hayas dormido y hayas reflexionado te daras cuenta de que lo que pensabas ayer era una gran estupidez.
    Y es muy lógico tener nostalgia y echar de menos a alguien que quieres y eso no es malo.
    Eres humana y tienes corazón.

  2. Juan says:

    Pues tiene que ser al contrario, tienes que quererte, empezando por ti todo ira mejor. Un besazo.

  3. Nosu says:

    Conozco esa sensación. Estuve mucho tiempo volviendo a casa presa del pánico. Hasta que un día te plantas y sacas fuerzas para negarte a encerrarte en tu cascarón. Ánimo!!!!

  4. amora says:

    No hace mucho que te leo pero, hoy, no quiero pasar sin hacer ruido, sin escribirte...

    ¡Es que me siento tan identificada con tu entrada! Conozco perfectamente la sensación del agobio "sin motivo"... A mi, lo que me hace bien es llorar el agobio y el miedo; tras las lágrimas todo empieza a cobrar sentido y veo los porqués.

    Espero que hoy hayas tenido mejor día...

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -