Posted by : Any R viernes, febrero 25, 2011

Quizás tenga suerte y caiga redonda al suelo con un buen motivo por el que quejarme, por algo cuyo origen pueda identificar y paliar. Esta noche me he paseado por entre bastidores en una feria medieval durante toda la noche. Por momentos ha sido agradable, pero en esos momentos es cuando me despierto y me jodo. En los malos no hay forma de despertar. Algo está ocurriendo dentro de mí. Estos sueños son un mal presagio, un síntoma de que algo no va bien. ¿Qué? Puede que sea la muerte agónica de mi paciencia dando sus últimos suspiros. Puede que sea mi aguante montando una rutina machacante pero que me mantenga a salvo y caminando hacia adelante. Puede que sea el no saber, el cansancio, el corazón roto, la esperanza sin saber si quedarse entera o hacerse añicos... Quizás sea que ahora mismo no hay en perspectiva cercana nada que la vida pueda ofrecerme para que desee continuar, seguir adelante con ganas, con todas mis fuerzas. Puede que vuelva a no saber qué será de mi vida. O tal vez tenga algo que ver el accidente de ayer que me obligó a pegarme a la pantalla y a revisar fotografías de hace seis o siete años. Inevitable comparar mi sonrisa. Entonces, quizás sólo por momentos, sabía ser feliz.

One Response so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -