Posted by : Any R martes, febrero 22, 2011

Eres un fracaso, una causa perdida, una estrella fugaz que ya ha caído. Eres un momento pasado, una bombilla fundida, una mariposa volando bajo antes de caer y morir. Eres un corazón roto, que pierde sangre a borbotones y agoniza entre estertores. Eres una placa de hielo derritiéndose cuando ya no caen más nevadas y comienza a salir el sol. Eres un borrón en una carta de amor, allí donde ha caído una lágrima. Eres el sol tras una nube de tormenta. Eres un vicio abandonado, una canción triste, una noche lluviosa y mal iluminada. Eres un desastre inevitable, un mal inesquivable, un dolor fantasma que persiste cuando todo lo demás deja de existir. Eres un sentimiento muerto, un juguete roto que una niña ha desechado porque ya no vale para nada más. Eres un secreto a voces, una ventana abierta que deja salir el calor. Eres un radiador estropeado, frío como la noche en la que vives, triste como un cachorro abandonado en el arcén de una autopista. Eres todo lo que nadie quiere, un obstáculo en los caminos, una sombra que tapa al sol, un dibujo emborronado, una canción sin notas ni letra, un grito en un abismo donde nadie más puede escucharlo. Eres la dulzura de una bofetada cuando necesitas un contacto, la brutalidad de un abrazo cuando quieres estar sola, la ineptitud de una disculpa cuando no quedan excusas. Eres, nada más y nada menos, aquello que guardo dentro de mí, no eres más que mi alma dónde y cuándo no debe estar...


- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -