Posted by : Any R domingo, febrero 27, 2011

Estoy tan cansada, tan, pero tan cansada que no me importaría no despertar mañana. Y sin embargo el dolor no me deja dormirme... Paciencia, luz apagada e ignorar los frenéticos latidos de mi corazón. Quizás haya demasiada bilirrubina en mi cuerpo, no me extrañaría. Tras una borrachera llega la resaca, aunque intentes ocultarla a base de cine y palomitas, de compañía, de libro... Quisiera no despertar mañana. No descubrir que las motivaciones se me esfuman y no soy suficiente ni siquiera para mí, para animarme a seguir. No quiero ser la mejor, no quiero una buena posición, no quiero poder elegir... ¿Será que lo que quiero es más jodido de conseguir? ¿Será que deseo imposibles? Dios, me va a estallar la cabeza y me siento como una niña sin rumbo y sin guía. Me he perdido...

2 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -