Posted by : Any R domingo, febrero 27, 2011

Estoy tan cansada, tan, pero tan cansada que no me importaría no despertar mañana. Y sin embargo el dolor no me deja dormirme... Paciencia, luz apagada e ignorar los frenéticos latidos de mi corazón. Quizás haya demasiada bilirrubina en mi cuerpo, no me extrañaría. Tras una borrachera llega la resaca, aunque intentes ocultarla a base de cine y palomitas, de compañía, de libro... Quisiera no despertar mañana. No descubrir que las motivaciones se me esfuman y no soy suficiente ni siquiera para mí, para animarme a seguir. No quiero ser la mejor, no quiero una buena posición, no quiero poder elegir... ¿Será que lo que quiero es más jodido de conseguir? ¿Será que deseo imposibles? Dios, me va a estallar la cabeza y me siento como una niña sin rumbo y sin guía. Me he perdido...

2 comentarios por lo de ahora.

  1. мιиι says:

    ¡No vayas hacia la luz!

  2. Javier says:

    taL vez te preguntas demasiadas cosas y tu interior aturdido no se ve capaz de responder, tal vez no fluyes en calma hacia donde caminas cuando cierras los ojos, tal vez, tal vez, en el fondo quisieras ser otro, tal vez...

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -