Posted by : Any R lunes, diciembre 13, 2010

Soy consciente de que me lo estoy buscando todo yo solita. Siempre me lo busco todo yo solita... Pero esta vez estoy haciendo méritos a lo bruto. Siempre dentro de unos límites, dentro de un margen de maniobra, aunque esta vez no soy yo la que los establece. Me temo que si por mí fuese, me quedaría completamente sola esta vez. Porque me da la sensación de que nada me importa una mierda. Me siento indiferentemente infeliz. Cabreada por momentos, furiosa incluso. Cansada, infinitamente cansada de nadar contra corriente, de luchar contra el mundo, de ser distinta a los demás, de esforzarme por no ser una más. ¿Satisfactorio? Ya no lo sé. A veces creo que sería más cómodo dejarse llevar, meter los principios en la trituradora de papel y seguir al resto de borreguillos hasta el matadero. Ser una más. Ser como los demás... Dejar de ser yo. ¿Qué sería más fácil? ¿Con qué me sentiría más satisfecha? Bueno, no se puede tener todo, ¿verdad? O una u otra. O eres feliz o te sigues a ti misma. O te quedas con tus principios, con tus ideas, con lo que te hace ser tú misma, o te deshaces de todo y dejas de preocuparte, de pensar, de luchar, de protestar... Lo dejas todo, todo, todo... ¿Y? ¿Qué consigues con ello? Nada. Todo es más de lo mismo. Si te agachas te dan por el culo, y si no lo haces te golpean detrás de las rodillas para que caigas una y otra vez... Y cuando no aguantas más, cuando tropiezas, cuando caes, además de golpearte las rodillas, te darán por el culo...

3 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -