Posted by : Any R martes, diciembre 07, 2010

Me gusta mucho caminar. Me gusta mucho caminar de noche. Pero eso es algo que mi madre no entiende. Me pide que coja un taxi. Sólo deja de insistir cuando le digo que es dar demasiada confianza a una sola persona. Es meterte en el coche de un extraño, lo que tantas veces te han repetido de niña que no hagas jamás... En realidad sólo quiero caminar, ya hace mucho que no lo hago.

Siempre sale en todas nuestras conversaciones. "Ha vuelto a decirme lo mismo en uno de esos momentos en los que no es ella. Ha dicho que con esa chica nada de nada, que encontrarás a alguien donde estás ahora". Yo sólo puedo responder lo de siempre... Cuanto más me digas que no, antes me tiro de cabeza. Claro que ahora las cosas han cambiado... Pero malditos sean mis sueños, que me hacen ver y creer cosas que jamás ocurrirán.

Me quedé dormida sólo un instante esta tarde. Suficiente para soñar algo que me hizo gracia y despertarme a mí misma y a mi madre con la carcajada. También estuve viendo un partido de rugby por la tele... Echo de menos ese dolor tras cada entrenamiento: cuando te quemabas toda la pierna al placar a alguien en el campo de arena; cuando chocabas con alguna mole de 120 kg; cuando te comías el suelo al fallar tus cálculos; cuando el balón rebotaba justo hacia donde no lo esperabas y te daba en los morros. Y las duchas... Después de los charcos, de la lluvia, del cansancio... Recuerdo sobre todo la época en la que alguien se colaba en mi ducha...

Ya se ha equivocado más veces en sus predicciones. Una vez me dijo que una chica era perfecta para mí, que me haría muy feliz... Y cuando me di cuenta lo único que quería era escapar de ella...¿Predicción errónea?

Tengo ganas de dormir abrazada a una mujer. Tengo ganas de despertarme al sentir el calor de su brazo al rodearme la cintura, de despertarla yo a ella con besos y caricias. Pero soy realista, eso no pasará en mucho tiempo...

Hoy he visto un corto precioso... Ojalá las historias terminasen así...

Un comentario por lo de ahora.

  1. jelly says:

    Hoy te leo y me doy cuenta que tu penúltimo párrafo es justo lo que me llenaba el pensamiento ayer... y terminé diciéndome a mí misma y te diría que convenciéndome, incluso: "No corras, cada vez que has corrido fue para darte un golpe contra un muro o caer en el precipicio, por una vez, no tengas prisa, llegará y será lo mejor y no te vas a arrepentir de haber esperado".

    Y yo creo que algunas historias sí terminan como algunos cortos :)

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -