Posted by : Any R martes, diciembre 21, 2010

Me pregunto qué pensarías ahora si estuvieses "aquí". ¿Estarías orgulloso? ¿Pensarías que estoy desperdiciando mi carrera?

A veces podría llegar a echarte de menos, si no fuese porque me acostumbré a no hacerlo durante muchos años. Aunque tu cumpleaños y el día del padre todavía me afectan... Quizás simplemente porque me falta algo... O quizás sí sea por ti. O por el hombre al que no he llegado a conocer, disfrazado del mal padre que abandonó su hogar. El padre no tiene excusas, supongo que el hombre tenía sus motivos. Cómo me gustaría conocerlos...

Pero en fin, hay cosas que ya no cambiarán, que ya no pueden solucionarse. Hay espinas que llevas clavadas en tu corazón para el resto de tu vida. Y así eres tú, papá. Eres una enorme espina afilada que duele cuando alguien la aprieta, sobre todo esos dos días en que es imposible no pensar en ti.

Feliz cumpleaños, papá.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -