Posted by : Any R viernes, noviembre 12, 2010

Me he dado cuenta de que estoy cabreada con el mundo. Estoy irascible, todo me molesta, todo me sienta peor que un rodillazo en salto en el estómago bien dado.¿Por qué? Vete tú a saber... Puede que por una conjunción de factores, o quizá una alineación de los planetas. O simplemente estoy gilipollas perdida...

Sea como sea, el caso es que muerdo. Intento evitarlo, pero no puedo. Así que muerdo lo que tengo más cerca: me muerdo la lengua. Quizás debería tomarme un momento este fin de semana para acercarme al gimnasio y golpear el saco hasta quedar extenuada, hasta que la rabia sangre en mis mudillos, hasta que deje de estallarme la cabeza llena de cosas que no quiero pensar. Hasta que no sepa ya quién soy.

2 comentarios por lo de ahora.

  1. ánimo. cuando yo me he sentido así ha sido porque algo andaba mal en mí, algo más profundo de lo que el mundo no tenía la culpa.
    Respira hondo, las veces que haga falta. y piensa en las cosas buenas que tienes, por muy librodeautoayuda que parezca eso, calma los sentidos. y la lista se hace más larga de lo que piensas.
    un abrazo. suerte.

  2. Ostras, te entiendo tan bien...

    Me paso la semana entera fuera de casa, por no aguantar a mi madre, y cuando llego los findes y estoy aquí, llego agotada, estoy tan cabreada con todo, que me cuesta la vida fingir que estoy bien, y me preocupo tanto fingiendo, que no descanso, y es la pesadilla que se muerde la cola... Y el problema no es mi madre, que conste.

    Sólo sé que estoy cabreada, irascible, molesta... y ojalá supiera con qué...

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -