Posted by : Any R viernes, octubre 08, 2010

Este lugar es impresionante. Llueve. Siempre llueve... El aire sabe a humedad, es tan fácil respirarlo... Lo añoraba. Y seguiré añorándolo en breve...

Me he empapado de regreso a casa esta mañana... Y mientras llegaba al barrio uno de mis vecinos que me había visto acercarme me habló:

- ¡Vaste mollar!

- ¡Dame a mín que sí!

Las gotas de agua me resbalaban por la frente, por las mejillas, por el cuero cabelludo, colgaban juguetonas por los mechones dispares de mi pelo... Y en mis labios se dibujaba una sonrisa. ¡Cuánto tiempo sin lavarme el alma!

2 comentarios por lo de ahora.

  1. Anónimo says:

    Hola visite tu blog http://confesionariodigital.blogspot.com/ y me resulto muy agradable, tienes información muy interesante, me encantaría que intercambiáramos links con una red de blogs que administro y de esta manera ayudarnos mutuamente a difundir nuestras páginas.
    espero tu gentil respuesta.

    muchos saludos

    Maria Jose
    email: delpilar1011@hotmail.com

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -