Posted by : Any R domingo, junio 13, 2010

Me gusta cuando me llamas a las tantas de la mañana, cuando siempre dices que no quieres llamarme, que no lo harás más, que no quieres despertarme... Me gusta ese preciso momento en el que soy consciente de que te has rendido a las ganas de mí.

Me gustan los pequeños detalles que no espero. Da igual si son mensajes, mails, cartas... Cuando llegan soy consciente de que piensas más en mí de lo que creo...

Me gustan tus silencios cuando sé que hace rato que habrías dejado a un lado las palabras...

Me gusta tu forma de hablar, tu acento, tu risa, el timbre de tu voz...

Me gusta el sabor de tus labios. Me gusta la tensión que crece en mi pecho cuando me tocas. Me gusta que sólo con recordarte aparezcan fugazmente estos "efectos físicos" en mí.

Me gusta tu pelo, tus labios, tus manos... Me encanta tu sonrisa, podría quedarme horas mirándola.

Me sigue sorprendiendo que a día de hoy no quieras entender todo lo que me atrae de ti, lo dulce y maravillosa que eres a veces, cuando se te olvida que no quieres serlo (o mejor que no quieres creer que lo seas). Porque no pararé hasta que se te meta en la cabeza que eres una mujer increíble, como he conocido pocas (por no enfadarte al decirte que eres única).

Y de todas formas, me da igual que no entiendas por qué me gustas. Tengo tiempo de añadir cada vez que algo que hagas me provoque una sonrisa "¿Ves? Por esto..."



4 comentarios por lo de ahora.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -