Posted by : Any R lunes, enero 04, 2010

El otro día, pensaba en los recuerdos que no conservo. Incluso en los que están latentes... Me gusta que la gente me recuerde las pequeñas cosas... Incluso esas que da vergüenza recordar... La Chica-Troll del Tesoro es profesional en hacerme revivir mi infancia, quizás porque ella la atesora mucho más que yo, que soy un poco más loba y vivo el momento presente.

Un poco por ese motivo comencé hace muchos años la andadura de las Libretas de Opiniones. Comenzó siendo una libreta bonita con la que no sabía qué hacer... Entonces se me ocurrió la idea. Se la fui dejando a la gente para que escribiese lo que opinaba sobre mí. Alguna gente apenas era capaz de decir nada... Otra no me conocía en absoluto... Algun@s me sorprendieron gratamente, atesorando recuerdos sobre mí que yo había olvidado... Con el tiempo, hubo gente que quiso repetir... La libreta se terminó y tuve que comprar otra para continuar. Y aunque a veces pasa incluso años dormida en manos de alguien que olvida que tenía que escribir en ella y la arrincona en un cajón, acaba volviendo a mis manos cuando, como hoy, recuerdo su existencia. Quizás la recupere tras un año inactiva... Y por supuesto volveré a hacerla rodar de nuevo... Cada nueva persona que me conoce pasa tarde o temprano por ese percance... Para desgranar sus recuerdos conmigo (al menos aquellos que no le importa que los demás conozcan...).

¿Qué es un Mucusunuba? Ni siquiera recuerdo si se escribía así... Perdí demasiados recuerdos intentando conseguir algunos nuevos... Poco a poco, cuando alguien espolea a mi memoria, acaban volviendo... Puedo recordar algunos de esos bichos... Pero vagamente... No podría volver a dibujarlos como hace la Chica-Troll del Tesoro... Pero están, eso lo sé...


  • Como está la niña a la que le enseñé a comer quesitos...

  • A la que lloró en la parada del bus con una de mis historias...

  • A la amiga del faro... (¿Quién necesita más?)

  • O la que sabía menos que yo de todo menos de Asterix y biología...

  • Aquella que se reía de mi "forma de concentrarme en clase"...

  • El que me pedía perdón por llevar un jersey amarillo a teatro...

  • El que me comparaba con una elfa de la Tierra Media...

  • A la que no le gustaba la idea y tachaba sus palabras para que no me enterase...

  • La de los buhos en la cabeza... (¿o eran flores?)

  • Al de la letra indescifrable (¿Sigues diciendo que vendrás si soplo el cuerno?)...

  • Al que me debe "El Dorado"...

  • A mi amante de las trencitas rojas (todavía las guardo...)

  • A la chica de los ojos claros que sabía ver dentro de mí (la chica de las flores)...

  • A mi modelo favorita, a la que dibujé tantas veces como veces me robó los dibujos...

  • A mi soldado favorito...

  • A la constantinapolitanita...

  • A la chica de los ojos de todos los tonos de azul posible...

  • A mi niño grandote y fanático de las telenovelas y las historias de prensa rosa...

  • A quien comenzó siendo igual a mí y descubrió que no podíamos ser más distintas...
Tanta, tanta gente ha pasado por mi vida... Tanta gente más pasará... Tengo recuerdos de todas y cada una de las personas que se han cruzado conmigo... ¿Quién quiere dejarme otro? Todavía queda espacio para más, aunque luego se aletarguen y me los tengan que recordar...

Me gustan tanto los recuerdos...


5 comentarios por lo de ahora.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -