Posted by : Any R domingo, diciembre 27, 2009

Hoy he tenido uno de esos sueños peliculeros míos. ¿Peliculeros? Uy, sí... Escapar por medio de una casa abandonada de una manada de zombies creados por un loco que intenta devolver a la vida a su esposa muerta (imagino por los detalles que vislumbré y mi mente no puede evitar recomponer los pedazos, quizás es por eso que sueño pelis) no es algo demasiado normal para un sueño.

Como alguien me dice siempre, esos sueños son como para analizarlos.

El caso es que tras explorar toda la casa y encontrar el mausoleo del loco, nos vimos atrapadas en una habitación que daba a una cornisa a la que tuvimos que saltar para escapar... Pero como después todo el terreno se llenó de zombies, ala... A correr, a golpear, a escapar... Siempre de su mano, vaya... Pero uff... Ya he corrido por hoy, ¿sabes? Mis músculos me reclaman algo de descanso tras la paliza de esta noche. Y creo que se lo concederé.

La verdad es que últimamente no me apetece hacer mucho más que tirarme en cama y leer... Voy por el tercer tomo de una trilogía de fantasía sobre el hijo bastardo de un príncipe que se ve envuelto en las tramas de la corte y se convierte en el asesino de su rey (en más de un sentido). Por más vueltas desagradables que da la historia, no puedo dejar de leer, de intentar averiguar qué será lo siquiente que le pase al pobre muchacho... Supongo que me he enganchado.

Supongo que estoy en un momento propicio para engancharme a las... situaciones. Porque a lo que más me he enganchado... Bueno, tú lo sabes. Y tanto que lo sabes...



Eres tú.



"Viendo caer noches y lluvia sin ti"

4 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -