Posted by : Any R viernes, noviembre 13, 2009

El viento zarandea furiosamente al mundo. A mi mundo. Me asomo a la ventana y escucho el crujido de cada árbol, de las tejas de las casas, de las cercas de las fincas… Las nubes se mueven tan deprisa que cuesta seguirlas. Imposible buscarles formas… Me duelen las manos, mi cabeza está embotada, el cuerpo entero se resiente y uno de mis gemelos ha decidido que quiere hacerme la vida imposible. Pienso en ti. Inevitablemente sonrío. ¿Ves lo que me haces? Me obligas a perder mi coherencia, me obligas a dejarte en mi cabeza… Sí, lo sé… No lo haces a propósito… Pero es lo que te sale.

Salir fuera es una locura. Una locura necesaria. Necesaria para mi cabeza, quizás no para mi cuerpo. Pero da igual. ¿Y si llueve aparte del viento? Pues si llueve, me mojaré… Y lo sabes… Sabes qué estaré pensando en ese preciso momento…

Por si te lo preguntas… No, no puedo dejar de pensar en ti.

3 comentarios por lo de ahora.

  1. Viento... ¿En contra o a favor? Depende de la dirección que tomes... Quizá si opone resistencia es porque vamos por el camino adecuado, el que vale, aunque cueste.

    Si toca caminar bajo un temporal, me apunto, yo te acompaño. Sabes que no llevaré paraguas, que te mojarás, pero caminaré a tu lado.

    Jeg elsker deg ;)

  2. Deja que el viento te lleve a playas nuevas y con mensajes escritos con el corazon...

    besotes de esta peke.

    pd. te espero por mi rincon con una taza de cafe caliente, siempre que quieras...

  3. Momentos que paralizan el alma recordando suscesos únicos e irrepetibles. Extrañar y dejar de pensar en ése ser se convierte en algo que sin dudas, deja al personaje principal viéndose envuelto en locuras sin igual.

    Un beso.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -