Posted by : Any R sábado, octubre 10, 2009

Hoy me duele hasta respirar. Cada uno de mis músculos, de mis huesos, de mis tendones se ha puesto de acuerdo con mi cabeza para que operaciones tan simples como bostezar, desperezarme, intentar levantarme, escribir sobre el teclado del ordenador... Resulten tan dolorosas que me hagan pensarme muy mucho eso de levantarme de la cama y hacer algo útil con mi vida. Pero hoy ni a mi cabeza le apetece levantarse... Estoy aturdida, estoy cansada (infinitamente cansada), estoy... mmmmmm ¿triste?

En fin, ¿para qué analizarlo?



Siempre he dicho que cuando el cuerpo no puede, tiene que tirar la cabeza. ¿Pero y cuando ella se niega? Y cuando sencillamente estás tan, tan, tan arrastrada que te parece increíble la idea de que ayer no te importase el dolor (que nunca desaparece) y pudieses caminar un mínimo de 6km al día, pasar por el gimnasio, incar los codos un par de horas y hasta sonreír.

Mierda... Supongo que la niebla me ha dejado un poco pesimista. Soy la chica del tiempo... Si llueve, deprimida, si hace sol, cabreada, si hay niebla... Si hay niebla directamente no quiero dejar mis sueños... Sobre todo cuando son contigo.

7 comentarios por lo de ahora.

  1. No dejes tus sueños.....¿cuando la cabeza no quiere? eso mismo me pregunto yo ¿cuando ya no hay nada que quiera? Entonces.....
    Muxuxxxxxxxx

  2. En mi caso, cuando la cabeza no puede, me apoyo en ti :)

    Un beso, mi niña.

  3. dintel says:

    Hay días de todo. En eso radica la belleza de la vida, dicen.

  4. Angus says:

    Siempre he pensado que los sueños se esconden tras la niebla.

  5. Jelly says:

    Lo más importante es que siempre seas tú :) Por lo demás, vive lo que quieres vivir.

    Me gusta volver a leerte, guapa.

  6. dintel says:

    Por cierto, no te he dicho que me alegro que hayas vuelto.

  7. Tanais says:

    Ánimo y saca fuerzas para salir adelante, de una manera o de otra..lo importante es seguir.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -