Posted by : Any R lunes, agosto 24, 2009

Comencé el día con una rabia de estas que parece que harán estallar tu pecho en miles de pedacitos, como daños colaterales de una guerra fratricida. Mi corazón contra mi cuerpo. Y lo peor, que mi cabeza no se enteraba de nada... ¿Por qué? ¿De dónde viene toda esta rabia? Al parecer algo se desató... Y los dientes rechinaron durante la mitad del día, toda la mañana, intentando sonreír para no tener que explicar más de lo necesario.

Luego, en el gimnasio, agotar los músculos hasta que no daban más de sí. Cargar todo el peso posible, hacer el número máximo de repeticiones, comenzar el día corriendo dos kilómetros en cuesta, acabarlo en bici... ¿Resultado? La rabia se difuminó por completo. Llegué a casa tan dolorida que apenas notaba las gotas de lluvia resbalando por mi cuero cabelludo. Porque sí, llueve de nuevo. Tras un fin de semana de playa, tras quemarse el culo al sol... llueve. Esto es Santiago, señoras y señores.

Gracias a los ángeles del firmamento (o mejor dicho a mi hermano, que es mejor que las huestes celestiales), la comida estaba hecha cuando llegué a casa. Así que cogí el plato con los espaguetis a la siciliana y me tiré en el sofá a continuar viendo "Hijos de Dune". Maldita la hora... Acabé boquiabierta, con un plato entre las manos, secando con la manga de la camiseta las lágrimas que me surcaban las mejillas. ¿Por qué? Mi mente seguía más perdida que un pulpo en un garaje.

Luego a estudiar, ir hasta el polígono a por la práctica para el examen de mañana... En fin... Lo normal...

¿Resultado del día? Un dolor de cabeza que me impide pensar, que me impide apenas abrir los ojos... Y miedo... Un miedo irracional... ¿Al examen? Puede... ¿A perderla? Puede... ¿Al hormigueo de los dedos de la mano izquierda? ¿Al dolor intenso de mis antebrazos? ¿A fracasar de nuevo? Miedo... Sí, miedo... ¿A qué? ¿Realmente importa? Sólo es un sentimiento más en la amalgama que se ha vuelto mi pecho hoy... Sólo es uno más...



¿Y cómo caminas para alcanzar tus metas? ¿Cómo lograrlo?
"Óyeme esto y dime lo que piensas tú..."

6 comentarios por lo de ahora.

  1. helen says:

    lo mejor contra el miedo es ponerse delante del espejo, mirarse fijamente una misma a los ojos, aguantar la propia mirada y ya siendo con lágrimas en los ojos, con rabia, con ojeras... decirte sin apartar la vista de tus propios ojos: ¡puedo hacerlo!, esto no es más que una tentación a abandonar... y no es real...
    funciona... te lo digo yo que viví con miedo durante muuuucho tiempo

    ánimo, guapa!!

  2. Lena says:

    no te mates tanto en el gimnasio que luego ell cansancio saca a flote más sentimientos...

  3. Te lo he dicho y te lo diré una y mil veces más si es necesario. Yo creo en ti.

    Si es miedo al fracaso, no lo tengas. No se fracasa porque algo no salga bien a la primera. Ya sabes que todo en esta vida es cuestión de trabajo, constancia y perseverancia. Si en la primera toma de contacto no sale bien, habrá que analizar lo que ha fallado y pulirlo.

    El miedo es también necesario. Aprovecha lo que te muestra y utilízalo.

    Vas muy bien. Y seguiré aquí para recordártelo. Seguiré aquí.

    :*

  4. Tanais says:

    Ehhh nadie dijo que fuera fácil, siempre hay una manera, buscala...

  5. El miedo a veces paraliza, pero a veces nos da qué pensar...
    Es un sentimiento más, tú lo has dicho... La cuestión es saber utilizarlo para sacarle provecho ;)

    Un besito.

  6. Sendai says:

    Animo pequeña!!!
    Dale duro... los retos son así... se siente miedo pero la autoestima mejora al enfrentarse a ellos...
    Muaka!

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -