Posted by : Any R domingo, julio 26, 2009


Y tan Mini… Porque sólo fueron tres días (aunque tengo la sensación de llevar fuera como mínimo una semana) y porque me fui con Mini (o sea, Minimomentos a dar por saco).
Relax, largas caminatas a veces más útiles y a veces más inútiles, playa, paisajes preciosos, reencuentros, nuevos conocidos, ligoteo (no, yo no, yo me dediqué a ponerme roja mientras hablaba contigo por teléfono y alguien gritaba… mmmm ¿sandeces? sobre mí para que tú las escuchases)…

Un gran fin de semana. Paseamos por la Gran Vía (a veces no sabíamos si la de Vigo o la de Madrid, o si nos habíamos colado y estábamos en la Avenida de Lugo), en ocasiones las palmeras me llevaban a Alicante o a Valencia (Mini prefería pensar en Canarias), las casas con terrazas y pintadas de blanco nos trasportaban a Andalucía y hasta juraría que por el puerto nos sentimos como si paseásemos por Barcelona. Sí, lo que da de sí un fin de semana, ¿no?

Y pese a comenzar con la cabeza de Mini golpeándose al entrar en el taxi, no hubo daños que lamentar salvo algunas quemaduras solares (Mini… los pies también necesitan cremita…) y el dolor en las piernas de tantísimos kilómetros recorridos. Y pese a todas las señales, no es tan fácil encontrar a las Heineken, así que no tuvimos mayores problemas de borrachera (salvo por mi afición renovada al Vodka negro… el alcohol perjudica gravemente el sentido de la orientación, lo que es una putada cuando no conoces la ciudad y tienes que volver al hotel…).


¿Minimomentos? Ufffff, unos cuantos. ¿Con cuales me quedaría?


- Ana, sabes que hay una cadena, ¿verdad?
- Sí. Sabes que hay un hoyo, ¿no?
- Sí.
Un paso por encima de la cadena, el siguiente supera el hoyo.
- Me gusta el trabajo en equipo…


********

- (Leyendo) “Propiedad privada, prohibido patinar, prohibido hacer skate, prohibido andar en bici, prohibido andar en moto, prohibido jugar a la pelota, prohibidos los animales…”
- ¿Se puede respirar?
- Mmmmm, no.
- …

********

- Bueno, acuérdate, ahora tenemos que fingir que estamos sobrias.
- Ana, estamos sobrias.
- Mmmm, es cierto…
- (Mini se dirige a recepción decidida, el recepcionista se cuadra para atenderla) Dios, ¿Te has fijado en este suelo? Está borroso. ¿No te parece como estas camisetas de borrachos?
- (Yo me dirijo al ascensor, Mini me sigue, girando bruscamente y cambiando de dirección 180 grados; saludo al recepcionista que mira a Mini con cara de asombro) Pues no sé… Es mármol…
- Sí, pero está borroso.


Y lo mejor de lo mejor… En la playa… Fragmento de conversación captado al vuelo:

“Dale más, más, que ahora se pone más duro… Sí, sigue empujando…”

Colocar una sombrilla es un arte complicado…

7 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -