Posted by : Any R jueves, julio 16, 2009

Hoy es un intermedio entre tú y yo.

No puedo (ni quiero) quitarme de la cabeza la idea de suprimir el día de hoy de algún calendario. Quizás el año que viene. O el siguiente. O cada uno de ellos en adelante…

Contigo el tiempo ha dejado de funcionar de la manera habitual. Se ha transformado en la distancia que nos separa, interponiéndose como una barrera física, psicológica y emocional. Sin embargo, sigue pasando de largo. A fin de cuentas, es tiempo… Y a medida que avanza, aunque no lo notemos todavía, estamos más y más cerca. Hasta que pueda respirar tu aliento…

Cada día se eriza más mi piel al pensar en el contacto con tus manos. Cada vez se me resecan más los labios a falta de tus besos. Parece que ha pasado tanto tiempo. Parece que fue ayer aquel primer “me apeteces”. ¿Qué pasa con los segundos? ¿Qué ocurre con los días? ¿Se han vuelto tan locos como yo por ti? Nos cercan, celosos de las atenciones que me prestas, y nos engañan diciéndonos que hace media vida que nos conocemos, sin que haya transcurrido apenas medio año desde que escuché tu voz por primera vez.

Quizás la fórmula de tu sonrisa no sea E=mc2, pero la relatividad sí que nos envuelve más de lo que podríamos llegar a entender/desear. Porque el tiempo también quiere bailar contigo, con nosotras, entre las dos… Y le dejaré… Dejaré que disfrute de ti lo estrictamente necesario. Porque cuando se le acabe el tiempo al tiempo… Estaré a tu lado pidiéndote la mano para llevarte al centro de la pista y comenzar esa danza que deseamos desde el primer momento.




P.D: Gracias a las que me felicitaron ayer. Sí, fue mi cumpleaños. Pero no me gustan los típicos posts de cumpleañera… Así que simplemente ignoré el día. No suele ser mi favorito del año...

3 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -