Posted by : Any R domingo, junio 07, 2009

Salimos de la Cantina a las dos de la mañana.

- ¡Oh, no! No lluevas, ¡no lo hagas!

- Ana, no digas eso... Que si lo haces sabes que lloverá.

- Ya...

- De todas formas no llueve mucho.


Cruzamos mitad de la zona nueva bajo soportales, tratando distintos temas.


- Yo es que con las lentillas las cosas oscuras no las veo.

- Emmmm...

- Bueno, sí que las veo... Pero no las distingo...

- Ya... Esto... Cuidado...

- Ays... Resbala...


Entramos en la zona vieja, ya no tenemos la protección de los soportales y las gotas se hacen más grandes y caen más seguidas...


- No, hombre, no. Aguanta un poco más, que no nos queda nada. ¡No lluevas!

- Nah, tranquila. Que para llegar mojadas haría falta que lloviese muchísimo más.


Mirada... Abro la boca...


- ¡No! No digas nada, Ana.

Las luces amarillentas de la zona vieja siempre me colocan... Me quedo como embotada, como si estuviese metida en un sueño... En una de esas fantasías de castillos en las que siempre sale ella...


- Nos tomamos una y nos vamos.

- Vale.

- Tengo ganas de bailar.

- Ya... Dime algo que no sepa...

- Mmmmm ¿Me gusta esta canción?


Carcajadas. Y las gotas comienzan a golpear con más fuerza, comienzan a caer con ganas, empapando. Apenas aceleramos el paso...


- Ana...

- Lo sé...

- Eres gafe.

- ...


(Sé que no fue exactamente así... xD Pero sabes que mis recuerdos se distorsionan según la cantidad de alcohol ingerida, la hora de la noche, la borrachera posterior... De todas formas, fuese como fuese, me gustó ese mini-momento xD).




"Give me the key to set your heart and spirit free..."

8 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -