Posted by : Any R martes, marzo 17, 2009

Estas fechas se están convirtiendo en un suplicio... No recuerdo que las cosas fuesen así hace años... ¿Por qué de pronto ahora sí? Me da vueltas la cabeza alrededor de cierta carta sin terminar, del momento oportuno... Recuerdo aquella vez que dejé de enviar un mensaje a sabiendas de que haría a alguien completamente infeliz con ello...

Mierda... ¿Por qué todo esto me tiene que hacer sentir tan mal tanto tiempo después?

Intento respirar hondo. Pero no llega. "No le pongas nombre" me había dicho una amiga, "o se apoderará de ti para siempre". Es ese sentimiento de impotencia, de rabia, de tristeza, de dolor, de angustia... Vuelve para recordarme que el año pasado no hice lo que debía. Me recuerda que no estaba cuando tenía que haber estado, que recibí la noticia por una completa desconocida en un puñetero aeropuerto... Me recuerda la espina que siempre llevaré en mi alma.

Hay quien odia la navidad... Yo creo que empezaré a odiar esta semana de marzo... Sólo esta...

¿Y si termino la carta? ¿Y si consigo escaparme de todo el mundo el jueves y se la llevo con una rosa? ¿Y si se la leo? Yo sola, para que nadie más pueda ser partícipe de mis lágrimas, para que nadie me vea derrumbarme, para... para...

¡Cuántas cosas ocurren en un sólo año!



Tú me prometiste volver...
...

12 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -