Posted by : Any R jueves, marzo 12, 2009

Agarro suavemente el lápiz y lo dejo resbalar por la hoja en blanco. Con un par de trazos descubro la forma de tu cara, tu pelo, tu cuello... Me fijo más en tus ojos, en su luz, en su color... A veces pierdo minutos enteros empapándome simplemente de ti, de tus detalles.

Sonrío al atacar esa parte de ti que tanto me gusta... Tus labios son una dulce tortura. Puedo dibujarlos ya de memoria, pero no puedo tocarlos. Confieso que es por eso por lo que los dibujo, por las ganas que tendría de repasarlos con mi boca.



... Me apeteces...


Hoy ha sido un buen día. Aunque admito que estoy tan reventada que no puedo ni cerrar los ojos para dormir. Me dedicaré a tumbarme en mi cama con la luz apagada, mirando al techo e imaginando tu respiración junto a mi cuello. Entonces, poco a poco, cerraré los ojos. Suspiraré y me daré la vuelta para que me abraces. Y a pesar de que no estás aquí, a pesar de que no pueda sentir tu calor, dejaré que mis sueños me inunden precisamente en ese momento para poder encontrarte con toda la fuerza con la que lo ansío.

Qué curiosos son los sentimientos. Hoy he estado repasando recuerdos... Y podría decirte tantas cosas de ellos... Algún día desharé migaja a migaja cada paso que nos ha llevado a donde estamos. Porque cada paso que me acerca a ti, es un paso bien dado. Es un paso que deseo apurar cada día más.

...Porque tengo ganas... Ganas de ti...



"Me disfrazo de ti, te disfrazas de mí... y jugamos a ser humanos en esta habitación."

5 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -