Posted by : Any R martes, febrero 10, 2009

Hoy ha sido un día extraño. Hago tantas cosas en un sólo día que me da la impresión de que han pasado semanas desde que me he levantado. Avanzo con el último libro que empecé, sigo con la novela a vueltas (ya están re-re-recorregidos los tres primeros capítulos), sigo sin terminar la jodida Constitución (voy por el Título VII), he ido a clase y he llevado a mi hermano a trabajar, he paseado al perro, y ¡¡¡hasta he socializado!!! (Nono, me salvas xD)

Pero es agotador... Y no me quiero ir a cama sin... No sé... Pero no me puedo ir así, sin más... Necesito más... Quiero un capítulo más de la novela... O leer algo más del libro... Sí... o... No sé... No, Constitución no quiero más... Pero no sé... También he intentado leer y comentar un par de blogs. No todos... Sólo algunos... Querría verlos todos, pero no sé si ya será demasiada información...

El viento aúlla fuera, furioso, indomable, haciendo que las ramas de los árboles choquen contra la terraza de la vecina, haciendo que mi persiana me avise de que mañana será un día duro. Se supone que por la tarde iba a ser lo peor del temporal. Pero no, lo peor está siendo. Al salir a pasear al perro la luna se escapó durante unos instantes de las nubes de lluvia. Luna llena... De niña solía aullarle cuando pensaba que nadie me veía. Mi padre me pilló una vez y me dio una buena colleja... Hoy me sentí extraña al hablar de él con la gente de clase. Les conté cómo dejó de fumar. Lo recuerdo como si fuese ayer. Yo tenía unos 7 añitos. Llegué a la inspección de guardia y le vi con el pitillo en la mano, estaba encendiendo uno con la colilla anterior.

- Papá- le dije-. Fumar es malo.

Se quedó unos segundos mirando el cigarrillo recién encendido. Y sin apartar la vista de mis ojos, me sonrió y dijo:

- Tienes razón.

Apagó el pitillo en el cenicero.

- No fumo más.

Y nunca más volvió a hacerlo. Todas las veces que yo lo he intentado recordaba aquella escena. Y me decepcionaba a mí misma una y otra vez al ver que no aguantaba. Ahora tengo un motivo. Un motivo doble para hacer que mi padre se sienta orgulloso. Llevo desde principios de enero sin fumar. Y espero seguir así por mucho tiempo...


2 comentarios por lo de ahora.

  1. eX says:

    yo recuerdo que mi hermano y yo le rogabamos a mi ma que dejara de fumar, nunca lo hizo, casi se muere y aun asi no lo hizo! mi hermano fuma y yo tambien, aunque no lo hago desde enero igual que tú!!!!
    besicos!

  2. Ey! Enhorabuena!!
    Yo sería incapaz. De verdad. >A no ser que tuviese una hija o algo similar por lo que dejarlo... Lo que es por mí misma, está visto que no funciona...

    En fin...

    Besitos!

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -