Posted by : Any R domingo, febrero 08, 2009

Acabo de descubrir algo de mí que me asusta... Acabo de descubrir la profundidad de mis sentimientos. A secas... Puede que uno en concreto me haya revelado el asunto. Me lo habían dicho... Pero dios...

De pronto fue como si se me abriese un abismo delante. Quizás por eso tengo la costumbre de dar un paso atrás y mirar al horizonte cuando algo empieza a importarme demasiado, cuando alguien quiere que eche el freno. Porque si miro al vacío que se abre ante mí... Me lanzaría.

Intento trabajar, pero las palabras se retuercen en mi cabeza y la Constitución Española empieza a sacarme de quicio y superarme... Hago lo que puedo, pero explicar algo que no entiendes del todo es un poco jodido, la verdad. Lo seguiré intentando al menos por ahora. Necesito al menos acabar con esto, aunque pase con el agobio más grande de mi vida los próximos dos meses. Después de mis últimos y bastante recientes fracasos laborales, necesito demostrar que valgo en esto antes de dejarlo (porque valer valdré, pero o trabajo o me saco las oposiciones, y como que prefiero poder llegar a funcionaria para mantener mis ansias de escritora sin preocuparme por cómo pagaré el alquiler o la comida...).

De todas formas curiosamente se me abren caminos nuevos y extraños. Porque puede que pueda cumplir uno de mis sueños en no mucho tiempo... Puede que acabe grabando uno de mis guiones... Ojalá... Hace tanto que lo había escrito, que lo había imaginado... Primero con una protagonista, luego sustituyéndola... ¿Por qué no? Puede ser...

Ayer fue una buena noche. Me entró un instante de melancolía bastante fuerte, pero por lo demás fue un día de encuentros. Con gente a la que hacía meses que no veía, incluso años... Fue agradable, embargada por ese estado que sólo el alcohol puede conseguir, mientras una de las chicas más guapas a las que has conocido te abraza y te dice que te echaba de menos; o que tu rubia favorita te mande un beso desde detrás de la barra; o ver entrar a uno de tus mejores amigos que ya no vive en la ciudad en el local donde te encuentras; incluso reconocer a gente a la que sólo habías conocido por este medio... Fue una buena noche, pese a que la nota predominante en mi cabeza fuese que me faltaba un encuentro que desearía más que cualquier otro... Nunca se consigue todo lo que se desea, supongo.

Tengo frío. Pero un frío que te mueres... Y el caso parece que es huir de la Constitución como sea. Pero en fin, veré si encendiendo la calefacción puedo centrarme en el Capítulo Cuarto "De las garantías de las libertades y derechos fundamentales". Y tooooooodo lo que me queda (voy por el artículo 53 de 169 más 4 disposiciones adicionales, 9 disposiciones transitorias, una derogatoria y una final). En fin... Que vamos a ponernos con ello...




(Estaba buscando otra, pero sonó este en lastfm y... Auch...

7 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -