Posted by : Any R viernes, febrero 13, 2009

El día perfecto que describí ayer era una entrada apalabrada con "lunátika que entiende", no sucedió. Comí sola, estuve corriendo y trabajando por la tarde, por la mañana madrugón para ir a la academia... En fin, que estuvo bien el día, pero de perfecto no tuvo demasiado. Sólo la charla con mi "colchón" ;)

A lo que íbamos. No soy más idiota porque no entreno. Volvía a casa. Un solazo de muerte, ninguna prisa por llegar a trabajar... Así que paseando. Llegué a un punto en el que hay un puente que cruza un río. Y el río va hacia ambos lados, pero en ambos casos hace una curva pronunciada y se dirige hacia la misma dirección. Normalmente sigo el cauce de la derecha. Pero esta vez se me dio por coger el de la izquierda, porque había un paseo fluvial que nunca había visto. Mi cabeza pensó: si el río pasa por detrás de mi casa, ya llegaré.

Pero cuando me quedé sin camino fluvial y cada vez me internaba más en el bosque, pensé que quizás lo mejor sería dar vuelta e ir por el camino conocido. Y menos mal... Cuando tomé el cauce de la derecha de nuevo, unos cinco minutos más tarde, me enfurruñé y solté un "¿ves? el río pasa por aquí... si lo hubiera seguido un poco más...". Y entonces se hizo la luz. Si lo hubiese seguido un poco más habría acabado en Vidán, donde el Sarela desemboca en el Sar.

En fin, que me reí de mí misma, me di un golpecito en la cabeza y continué caminando hacia casa cantando Anni Luce de Paola y Chiara.


Y por cierto, que con el mp3 puesto, he descubierto la canción que define mi ideología sobre el amor. Curioso, porque es muchísimo más optimista de lo que pensaba...


Me pasa una y otra vez... Hasta que lo olvido... Y vuelvo a caer...

6 comentarios por lo de ahora.

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -