Posted by : Any R domingo, enero 04, 2009

No puedo sacarme ciertos retazos de la noche de la cabeza... Cierro los ojos de cuando en cuando para que les sea más fácil a los recuerdos acudir a consolarme ahora que ya no estoy allí... Entre las sábanas, entre tus brazos...

¿Qué es lo que más regresa? Alguna frase: "no dejes de mirarme". Caricias. Besos. Miradas. Roces. Provocaciones. Cada instante...

Ha sido mejor que cualquier relato que yo haya podido escribir... Me preguntaste si haría de esta noche uno más de la lista... Me temo que no tengo palabras que hagan justicia a lo que he sentido contigo. Hacía tanto tiempo... Para algunos de esos escurridizos sentimientos incluso toda una vida...

No puedo borrar tu mirada, no puedo dejar de sentir tus caricias, maldije el tener que ducharme, porque todavía tenía en mi piel tu olor... Y en mi boca el sabor de tus labios... Hace sólo unas horas que he estado a tu lado... Y te extraño desde el mismo momento en que nos besamos en la puerta por última vez...

Y como prenda, para asegurarme de que te volveré a ver, está mi foulard. Bajé las escaleras subiéndome la cremallera de la chaqueta hasta que descubrí que faltaba algo, justo al agarrar el pomo de la puerta. Te imaginé encontrándolo. Sabría que querrías devolvérmelo. Quizás hoy... Quizás pronto... Quizás tenga que esperar más... No me importa, sé lo bien que se está entre tus brazos, así que no me preocupa.

8 Responses so far.

Leave a Reply

Deja tu huella para que no camine sola.

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -