Posted by : Any R viernes, enero 09, 2009




Me encanta el crujido de la nieve bajo mis botas. Pocas veces he podido sentirlo, pero siempre lo recuerdo... También me gusta su tacto... Agacharme, estirar un dedo y dibujar en el suelo mientras la nieve se funde con mi calor y mi mano se enfría con su gelidez... Traté de hacer una bola de nieve gigante... Pero me faltaban motivos... Y paciencia. Curioso... A mí me faltaba paciencia...

No soy yo misma. No sé desde cuando, ya no lo sé. De ahí mis problemas con el espejo, de ahí mis batallas conmigo misma, de ahí la rabia que últimamente me aparta de lo único que tengo ganas de hacer...

Y entonces cae la nieve. Cae la nieve, blanca, pura, nívea... Y cierro los ojos pensando en dejarme llevar por lo que sea, en simplemente ir enfrentándome a la vida como venga, de frente, sin huir ni esconderme...

Pero no ha nevado demasiado. Y el sol sale, implacable, destrozando la pureza y dejando lodo donde hace unos instantes todo era hermoso...

Ya no me afecta conducir... Vuelve a relajarme. Mientras conduzco no soy consciente de mí misma... Sólo existe el mundo que me rodea. La radio, las canciones, la gente, los otros coches... El gilipollas de turno que intenta adelantarte donde no debe... Vaya, esas cosas sin importancia. Esas cosas que me permiten olvidarme por unos instantes de si sé o no sé quién soy. A veces me pregunto por qué me hago tantas preguntas... Pero no puedo evitar reirme al darme cuenta de que eso es otra pregunta... Lo acepté, aunque a veces cueste sobrellevarlo. Nunca voy a ser feliz, porque siempre habrá una pregunta que responder. A fin de cuentas, he decidido ser esa niña filósofa que se agarra al pelo del conejo blanco que sale de la chistera...

Y lo hago con una sonrisa en la cara. He alterado el orden de mis planes. Me voy a comer y después a ducharme, para paliar el frío. Primero agua hirviendo que me limpie de todo lo que me preocupa... Y luego agua fría, para prepararme para el resto del día de hoy... Será duro. Muy duro. Pero es lo que hay.


7 comentarios por lo de ahora.

  1. Tanais says:

    Mucho ánimo para este día duro, seguro q puedes con ellos. Aquí de momento no ha nevado...menos mal...xq ya si que sería la gota q colma el vaso, un beso

  2. Anubis says:

    Lo que más me gusta de la nieve es la sensación que tienes de cómo te arden las manos después de pasarte una hora tirando bolas a diestro y siniestro.
    Besos

  3. Anónimo says:

    Aixo mateix Anubis

  4. NATALIA says:

    Animo chiquilla, todos tenemos la misma oportunidad de ser felices, en la medida en que nos aceptemos como somos y orientemos nuestros esfuerzos a satisfacernos a nosotros mismos... Siempre hay preguntas que hacerse o q responderse lo importante es no obsesionarse con el tema...
    Poco a poco volveras a ser la misma y si no lo haces entonces habras cambiado y espero que para mejor...

    Un besito

  5. Nono says:

    Es malo no ser uno mismo? me refiero a cambiar, a evolucionar, porque al fin y al cabo es algo que sucede de una forma bastante natural y que no podemos controlar, supongo q todo depende de hacia dónde evolucionemos. Se puede ser feliz aunque haya preguntas sin responder, y esto es una afirmación, es más, hay quien es feliz por ese motivo, la propia búsqueda le hace feliz, hay a quien no, todo hay q decirlo. Tu sonrisa en la cara, aún a pesar de todo, es mi esperanza :) Besicos y abrazos pa ti niña.

  6. Ninguno says:

    Hay momentos que las circunstancias invitan a la reflexión y a vivir esos momentos en soledad, pero no por ello eso es algo malo ¿por qué? dedicarse tiempo para uno, tb es importante, en mi punto de vista (pero sin excesos claro).
    Nose porque razón me indentifico bastante con muchas de las cosas que dices. Espero que después de la ducha, te sientas con más fuerza y ánimo.
    Un saludo

  7. Ninguno says:

    Por cierto, gracias por el consejo del libro, he tomado nota, ya te contaré que tal.

    Un saludo y muchas gracias

- Copyright © Confesionario Digital 4.0 - Diseñado por Any R -